Pildoritas 28 (año 03)

¡SAMAN DIPUTADO!

Ya son varios días y los reclamos, reacciones, exigencias por una explicación, reclamadas por la gente sobre el caso Samán, no cesan; en verdad lo que ha sucedido, es una especie de fenómeno, digno de ser analizado por los estudiosos de la sociología y ciencia conexas, y como dice el comandante, “aplicarle la matemática”, porque por un lado la reacción de la gente no se hizo esperar y se resiste a cesar; personas de los más disímiles estratos sociales y profesionales, no hicieron esperar su voz, algunos de protesta abierta, otros de incredulidad, los más solicitando se les explicaran la razones de tan abrupta medida, muchas amas de casa que jamás se habían atrevido a escribir, lo hicieron a través de las páginas que se ocupan de la Revolución, pero la voz que más movió las fibras, no solo de este escribidor, sino de muchos con quien he comentado la situación fue lo escrito por Simón, el hijo de Samán, su más intima proximidad, que dibuja, no por ser su padre, la existencia de las innatas y poco frecuente en los seres humanos, de tantas y tan dilatadas virtudes, todas puestas a la orden de la Revolución y del proceso; y por otro lado la avalancha de gritos del soberano plasmados en tinta y papel que suman miles, debe ser tomadas muy en cuenta como una verdadera e insólita encuesta, que quieran o no debería tener mucha significación para los estudiosos y estrategas de la política.-

Como ya lo expresé en otro artículo, no solo yo sino otros de los que han opinado, quizá el hecho de que este ciudadano a carta cabal, fuese de la calidad que demostró en todas sus responsabilidades, es lo que precipitó su caída, porque alguien, no sabemos quién, no podía concebir por parte de Samán, un protagonismo, no buscado, por cierto, sino que era consecuencia de sus actos, ejecutorias y resultados, que por ser muy escasos en estos tiempos, atraía la atención de los medios de comunicación, razón por la cual, este hombre humilde y de hablar pausado se metió en casi todos los hogares de los venezolanos, y sin temor a equivocarnos podríamos afirmar que después de Chávez es el personaje más conocido por el pueblo, entre otras razones porque la gente lo veía como una especie de Robin Hood (por supuesto sin que se interprete que le estoy diciendo ladrón como si lo era “el príncipe de los ladrones”) defendía sus intereses, sobre todo los de los más pobres, o como dijera alguien, nuestro Chapulin Colorado, presto para defender a los débiles.-

Samán se ha convertido de la noche a la mañana en una víctima de los intríngulis obscuros del proceso, que los tiene por ser obra de humanos, pero igualmente ha ganado y tiene que estar sanamente agradecido y orgulloso de su obra porque no sembró en tierra infértil, tanto que si hoy fuesen las elecciones parlamentarias y Samán candidato, con toda seguridad sería el más votado a nivel nacional.

La decisión de auto postularse debería ser tomada muy en cuenta por el hoy ex ministro y en lugar de aceptar otro cargo, que sería de menor jerarquía que el que ostentaba, debería prestarle su nombre y su prestigio a la Revolución, para que cuando diputado, le enseñe a muchos cómo es que actúa alguien con el mandato del pueblo y sería un ejemplo para muchos que llegan pero pasan sin pena ni gloria, por los cargos que por cierto no les pertenecen, pues son del soberano que los coloca allí para que suden la camiseta, como bien diría un fanático del fútbol.

Qué gran diputado sería Samán, porque con inmunidad, se convertiría en el terror de los especuladores y acaparadores, pero también en el terror de funcionarios, que los hay y bastantes, que llegan a los cargos a pulir sillas con sus sentaderas, o lo que es peor a negociar por debajo de cuerda con las pertenencias del pueblo. Ojala y Samán, más temprano que tarde resurja como el Ave Fénix para bien de quienes necesitan de personas que como él son tan escasas en estos tiempos de tantas contradicciones..



DONDE NOS PLANTEEN LA LUCHA ALLÍ ESTAREMOS

La lucha que la contrarrevolución nos plantea, en todos los frentes, pero con mayor énfasis en el mediático y a través de la herramientas de Internet llámese twitter o facebook, las cuales hasta hace un tiempo parecían de exclusivo uso del escualidismo, tiene que tener respuesta como se nos presente.

El mito o la conseja de que solo los sifrinos, o los blackberrys dependientes están en condiciones de utilizar esas herramientas como lo habían venido haciendo hasta ahora, por ejemplo para convocar a sus mini marchas y para atacar al gobierno, personalizando sus ataques contra personas, utilizando un lenguaje escatológico en extremo, inventando rumores que en definitiva al no concretarse los deja muy mal parados.

Ahora la tecnología de la informática que no tiene color político permite el acceso de quien así lo desee y es así como los llamados blogs, han sido invadidos por revolucionarios que prestos y con coraje responden en tiempo real a las patrañas, urdidas desde los laboratorios de guerra sucia y con intenciones bien determinadas; es decir le estamos dando la batalla de igual a igual en cualquier escenario; bastó que el líder lo insinuara para que por miles los revolucionarios se volcaran en la red para enfrentar a quienes usan esa única vía o la de los medios porque no tienen ni la disposición, ni los argumentos, ni las condiciones para pisar barro, subir cerros o enfrentar cara a cara en los barrios donde la obra del gobierno es más evidente, la reacción de la gente ante su presencia, que solo se explicaría por la proximidad de unas elecciones, lo cual el pueblo, que ya salió del cascarón en que la IV lo mantenía y abrió sus ojos, no se cala y más bien está presto a mostrarle sus verdades en reilación a las enormes conquistas que por evidentes nadie puede negar.

No van a los barrios porque saben que se van a encontrar con un módulo de barrio adentro o con un mercalito, una escuela que no existía antes, una cancha, viviendas dignas donde existían ranchos y en general un pueblo motivado por los hechos que no está dispuesto a cambiar esta revolución para volver a los terribles hechos de una época que los invisibilizó durante décadas.

La contrarevolución no esperaba tener que enfrentarse de tu a tu y muchas veces en minusvalía numérica y de lenguaje con tantos, cada vez más revolucionarios, que estamos dispuestos a desenmascarar las intenciones de quienes se creían los dueños exclusivos de las herramientas del Internet, en una muestra de un desconocimiento total sobre los logros que en este campo también ha tenido la revolución, incluidos los pueblos indígenas por si no lo sabían.-


yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1678 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: