La Oposición Endógena

Los oposicionistas que representan la misma corriente política que durante las elecciones adversó al actual gobierno carecen de objetividad en sus argumentos esgrimidos para evaluar la gestión administrativa del caso. Ningún ciudadano elector es mejor ni más calificado que aquél que con su voto llevó el poder a quiénes ahora pudieran estar defraudándolo.

Las correcciones en el camino son un blof. Un buen gobernante lo es de principio a fin, de manera que no hay gobernantes regulares, o son buenos y responsables o son traidores y delincuentes de la Cosa Pública. De allí que las discrepancias, las decepciones y la disconformidad de la gente que creyó en un programa de gobierno y ahora se siente defraudada representa el nuevo semillero auténticamente oposicionista, de origen endógeno o nacido de las propias filas del partido gobernante. Es la verdadera Oposición. La otra oposición, atávica, o la llamada puntofijista, resulta exógena o antidiálectica ya que los miembros de partidos con ideales diferentes jamás podrán apreciar las bondades del contrincante, y esa realidad los incapacita para ser justos y veraces en sus evaluaciones. Los contrarios que caen fuera de un fenómeno son simples obstáculos reformatorios, pero carecen de fuerza para impulsar los cambios sustanciales de aquel.

En Venezuela, por ejemplo, se viene acumulando un gran descontento por parte numerosos ex chavistas, de gente que acompañó ciegamente al actual equipo de gobierno pero quienes dada su alta responsabilidad, su ética y objetividad revolucionaria, no pueden acallar ni callar los defectos y desviaciones de un gobierno que luego de más de una década, a juicio de muchos, desdice bastante de la programática y las promisiones que tantos electores atrajo para sus filas. Ahora, Venezuela atraviesa un aparente reposo eleccionario. Por una parte la Oposición Exógena carece de uniformidad, de moral política y de votantes en cantidad suficiente para derrotar al Psuv. Por otro lado existe una Oposición Endógena que sigue creciendo a diario, pero que por ahora carece de un liderazgo en torno al cual se aglutinen todos los disconformes de los partidos de izquierda no comprometidos con la actual Administración Pública, y es además una Oposición Endógena que carece de financiamiento para el emprendimiento de una campaña electoral de cara al año 2012.

Son varios los indicadores de semejante disconformidad oposicionista: la formación de Empresas Mixtas claudicadoras del subsuelo petrolero, constitucionalmente hablando; una empobrecedora devaluación del bolívar como si el dólar valiera mucho. Acotemos, de paso, que el actual valor del "euro" y su existencia misma han sido una sabia jugada financiera internacional de los mismos dueños del devaluado dólar a fin de repuntar un poder dinerario norteamericano que desde hace décadas carece de respaldo suficiente para avalar transacciones económicas. Por eso la idea de una moneda sureña y desligada del dólar, del euro y de las demás monedas europea burguesas, es una de los aciertos que no podemos negarle a esta Administración, pero no por ello carecemos de fuertes discrepancias además de las ya señaladas.

No puede ser revolucionaria una administración Pública que sigue hermanada con los abusos burgueses, que camina al lado de un comerciante especulador, acaparador y mal ciudadano sin que haya forma de castigarlo ejemplarmente por cuanto la blandenguería exhibida por el gobierno frente a declarados enemigos políticos y mediáticos ha rayado en elasticidad contra todos los abusos de la empresa privada, una tolerancia extensiva al hampa común, y de aquí la inseguridad ciudadana que tanto nos inquieta a todos por igual. Por todo eso estamos aclarando que la verdadera Oposición que tiene o enfrenta el presente gobierno es la Oposición Endógena que desde adentro viene cocinando los relevos correspondientes gerenciales que oportunamente deben tomar las riendas políticas de un país que sigue a la espera de mejores mandatarios y que dé cuenta de la oprobiosa división clasista que sigue reinando en nuestra aburguesada sociedad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2021 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: