Contrasentidos

Ni orgánica ni educación ni mucho menos ley. En Venezuela tenemos una oposición desestructurada, sin línea política clara, sin definición ideológica, sin filosofía a la cual asirse para interpretar la realidad. Carecemos de una oposición orgánica. Educación parece no tener, cuando ignora cuestiones elementales del derecho constitucional y siempre quiere obtener las cosas a golpes. Por eso no respeta las leyes y se afana en llamar a irrespetarlas.

Mientras el Presidente Chávez hace enormes esfuerzos por darle a su gobierno una orientación anticolonial y antiimperialista, en muchas oficinas públicas se sigue usando la autoflagelación colonialista y el idioma recolonizante con términos como “descubrimiento”, “fundación”, “día de la raza”. A pesar que el Lago de Maracaibo tiene varios millones de años de existencia y que se sabe de presencia humana en su hábitat por lo menos de tres mil años atrás, las carteleras oficiales conmemoran unos supuestos 480 disparates.

En Colombia, el gobierno de Uribe Vélez se ufanaba recientemente de su éxito contra la insurgencia armada y de los logros del Plan Colombia patrocinado por Estados Unidos contra la producción y el tráfico de drogas. Mataron a Raúl Reyes y otros líderes de las FARC, y murió el legendario jefe guerrillero Comandante Manuel Marulanda “Tirofijo”. Sin embargo, ahora piden refuerzos gringos para enfrentar la guerrilla. ¿No y que ya las habían derrotado?

Los subsidios millonarios que Colombia logra obtener de su pose de víctima ante organismos multilaterales, el gobierno de Uribe los canaliza hacia un pequeño grupo de familias terratenientes multimillonarias.

El premio Nobel entregado al novel presidente estadounidense le dio ánimo para enviar una docena de miles de soldados más a Afganistán, donde el ejército imperialista pierde la guerra contra los aguerridos afganis.

En el municipio Mara del estado Zulia se produce uva desde hace más de cuatro décadas y se llegaron a lograr unos vinos suaves y refrescantes muy buenos. Pero hay gente que descubre el agua fría cuando una mentira lo rocía.

En Casigua El Cubo los paracos colombianos dominan el comercio. En el norte del Zulia dominan el lucrativo negocio del contrabando de gasolina y la reciente ola de secuestros, macabra forma de enriquecimiento rápido.

Nuestra dependencia de importaciones en el delicado rubro alimentos, no le da protagonismo a Colombia como pregonan los medios opositores. Al contrario. Hacia la costa colombiana en el Caribe fluyen decenas de miles de toneladas de alimentos subsidiados en Venezuela por los programas Mercal y Pdval.

Un segundo puente sobre el Lago de Maracaibo es urgente. La vulnerabilidad de nuestra soberanía en esta zona es neurálgica.

Urge mayor presencia militar y resguardo material del istmo de Paraguaná. Una aventura terrorista podría convertir a la península en isla aprovechando las mareas llenas sobre la parte más estrecha.

En el horizonte no se vislumbra una recuperación de la oposición venezolana. Hay demasiada vanidad y prepotencia para ver sus errores y asumir con humildad su condición de minoría.

No copiemos a los fracasados. Alcancemos el canto de cóndor. La altura de su vuelo.

Tigre no come tigre.



caciquenigale@yahoo.es
Constituyente

"... los Estados Unidos que parecen destinados por la providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad..."
Simón Bolívar, El Libertador.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1658 veces.



Ildefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: