¿Cómo creer en denuncias de políticos?

Las denuncias de corrupción, esas que crecen y crecen y de pronto comienzan a extinguirse en el agua tranquila como la espuma, son las que nos hacen tan escéptico con respecto de muchos políticos de este país.

¿Por qué?, bueno porque los organismos como la Fiscalía y la Contraloría General de la República son, a mi juicio, lentos para procesar las acusaciones, pero eso es una cosa y otra que ya es evidente que en Venezuela sólo se habla sostenidamente de corrupción en los períodos comiciales.

Durante las campañas electorales los dirigentes políticos abarrotan estas instituciones de denuncias, incluso, en muchos casos ni siquiera hacen propuestas a la población sino que basan sus estrategias electorales en hacer señalamientos descalificadores en contra del adversario.

Recientemente vivimos una experiencia en Maracaibo. Cuando los políticos pensaron que las elecciones para elegir el alcalde, sería en estos meses, comenzaron los ataques. Cada vez que se abría un periódico, o se encendía la televisión o la radio, estremecían con las noticias de corrupción.

Luego de confirmarse que esas elecciones no serían este año sino el próximo, los denunciantes se olvidaron de los supuestos corruptos. A ninguno les importa el daño causado, porque en el fondo no les incumbe el país ni la población, sino sus intereses particulares.

Acusan y hacen supuestas delaciones sólo por figurar ante la opinión pública y ganar electores el día de las votaciones, olvidándose de que Venezuela está cambiando y la gente no se engaña como antes. Por eso las sorpresas en los resultados electorales. La gente cada vez cree menos en este tipo de políticos.

Seguramente los inculpados van a estar bien de aquí a diciembre. Nadie escarbará en sus casos, porque a los acusadores no les interesa de momento. Vendrán, y de eso estoy seguro, después de enero, luego que comience a definirse la fecha de las elecciones municipales en Maracaibo.

Si hubiera imputaciones serias, de gente que de verdad le interesara la moral de la población, dejara los huesos en la Fiscalía y la Contraloría, pero como ustedes pueden ver, amigos lectores, eso no ocurre. Los políticos sólo se parten el lomo durante la campaña electoral por obtener el poder y los privilegios que un alto cargo en la administración pública todavía representa. El resto del tiempo, que se vaya por un barranco Venezuela y su gente.

Otra experiencia se tendría si en lugar de hacer de esas denuncias simples burbujas de jabón, las llevaran hasta el final y se hiciera justicia, caiga quien caiga, como dice el presidente Hugo Chávez.


Alberto Morán / Periodista
albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1240 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a88344.htmlCd0NV CAC = Y co = US