Fútbol: La Vinotinto vs. Corpoelec

Aló, ¿Hija, allá hay luz?

Esta historia pude haberla comenzado antes, pero la inicio el 9 de septiembre, 7.30 p.m., cuando la Vinotinto se enfrentó a Perú, en nuestra ciudad. En parte porque hoy nuestros muchachos se enfrentan a los paraguayos y espero ver el juego.

Prendí el televisor a la hora indicada. Los narradores del canal iniciaron la transmisión con los consabidos comentarios.

¡Ring! ¡Ring! ¡Ring!

Tres veces sonó el aparato.

´”Aló” – respondí con oculto enojo.

“Hola, ¿cómo estás?” Dijo un pana, lo que me confortó y agregó.

“¿Verás el juego?”´.

“Por supuesto”, le respondí con inocultable alegría.

“Espérame, allá voy”.

“Con gusto”, respondí.

Colgué y continué escuchando los lugares comunes de los comentaristas. Transcurridos diez minutos, mi amigo entró a casa.

Empezó el partido, cinco minutos después se nos fue el cable. Decidimos pasarnos a antena. No nos habíamos sentado, cuando por tercera vez en el día, Cadafe dejaba el sector sin luz y a nosotros sin juego.

Tanteando logramos llegar al teléfono. A mi visitante le dijeron, para felicidad nuestra, que en su casa había energía. Agarramos lo que pudimos y nos largamos en busca de luces y fútbol.

Volvimos a ver el ir y venir, todavía en los primeros minutos, de ambos conjuntos. Como dos carajitos, felices nos miramos un instante. Pero de pronto quitaron la luz.

En la calle la oscuridad era densa y, por el estado del cielo, el apagón parecía general

“! Tronco de torta pondríamos si se suspende el juego!” Dijo mi ahora anfitrión.

“Es que por aquí los apagones no son de juego. La cosa es seria, suelen durar unas cuantas horas”, agregó.

“Ese apagón, por rutinario, pasaría desapercibido, pero cogería primera página en unos cuantos diarios del continente”. Le respondí.

¡Ring! ¡Ring!. Sólo dos veces dejé sonar el celular, tiempo necesario para sacarle del bolsillo.

Mi esposa reportaba su llegada a casa; todo estaba a oscuras.

Nos resignamos a no mirar el juego.

Dos horas después, mi hija, desde Margarita, donde estaba de vacaciones me llamó. Como le gusta el fútbol, habiéndole advertido de las circunstancias, pregunté:

“¿Cómo va el juego?”

“Ya terminó papá. Venezuela ganó 3 a 1”.

“Deja la vaina, dije”.

“No, es verdad”.

Menos mal, dije al amigo, saldremos en los diarios como ganadores.

Vino el mundial Sub 20. La luz, como cuando sucedió lo narrado, siguió yéndose en toda la ciudad insistentemente por largas horas a toda hora, en mi sector, rara vez de día.

Pero comenzó el partido Venezuela Nigeria; esta vez me acompañaba en casa la hija antes mencionada. Cuando Ángelo Peña, mandó aquel formidable centro, al estilo Pibe Valderrama y Jonathan Del Valle, metió el pie con sutileza, el balón corría ávido de gol, se fue la luz. Me quedé con la angustia de no saber si le habíamos anotado al rival.

Salimos en carrera para el apartamento de mi hija y justamente, cuando apenas habíamos entrado, el apagón se nos vino encima. Y así, transcurrió el mundial Sub 20. Hasta el juego de los ocho goles a Tahití, que para este equipo, como para nosotros, fueron ocho apagones que pocos son.

Llegó el juego contra Emiratos Árabes Unidos, era de mañana y pese a que el apagón del sábado, hubo uno solo, duró ocho horas y media, nos habían tratado con respeto los últimos dos días.

El juego estaba programado para las diez de la mañana. Desde temprano, a las ocho, empezó la fiesta; un apagón tras otro de media hora, diez minutos, etc. hasta que el juez ordenó el comienzo del juego.

El pitazo marcó nuevo un apagón. Pasaron quince minutos, después supe que, en ese lapso, Venezuela había anotado un gol y como la luz no retornaba, llamé a mi hija:

“Aló, ¿hija, allá hay luz?

“No papá, ¿sabes cómo está el juego?”

Nos sacaron del mundial y me quedé sin luz.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1576 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a88169.htmlCd0NV CAC = Y co = US