Una política de desarrollo

En algún momento hace varios años, cuando el gobierno del presidente Chávez acertadamente se planteó adquirir los buques necesarios, para el transporte autónomo de nuestro crudo y sus derivados, propusimos que dicha flota fuera construida en nuestro país por la empresa internacional escogida, mediante la construcción de los astilleros en Venezuela, política que permitiría una transferencia tecnológica completa y la posibilidad futura no sólo de construir nuestros buques, sino de fabricar los requeridos por otros países suramericanos. Afirmábamos que estas acciones significaban real despegue del subdesarrollo, al comenzar a capacitarse el país en la industria pesada y en un área requerida además para nuestra soberanía en el manejo de las exportaciones de petróleo y sus derivados.

Hoy, Brasil nos está dando una demostración clara del significado de una decisión política de este tipo. El negocio de adquisición en Francia de submarinos, aviones militares de transporte, helicópteros y aviones de combate, no es una simple compra de mercancías sofisticadas totalmente elaboradas en el exterior, sino que deriva en una transferencia tecnológica importante al ser, buena parte de la adquisición, construida en territorio brasileño, a través de la construcción de astilleros en Río de Janeiro, para los submarinos; ensambladoras en Minas Gerais para los helicópteros, mediante una empresa binacional, y el ensamblaje en Brasil por una empresa de ese país de la mayor parte de los aviones de combate, por lo que podrá venderlos al resto de América Latina, al permitirlo el convenio de compra efectuado con la correspondiente empresa francesa.

Brasil llegará a ser uno de los once países del mundo capaces de fabricar cazabombarderos, por lo que su industria habrá dado un salto cualitativo importante, así como la preparación de sus ingenieros, técnicos de distinto tipo, obreros especializados y obreros en general. El impulso en el empleo será importantísimo y estará en condiciones distintas frente a las siete bases estadounidenses en Colombia, pues tendrá la flota naval más poderosa de América Latina. Deja atrás, además, el alineamiento con EEUU existente desde los años cuarenta. Pocas palabras y muchas acciones en la dirección correcta.


lft3003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1316 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a87896.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO