Los ataques contra Barrio Adentro (I)

Para entender el significado de Barrio Adentro hay que ir a nuestros barrios y hablar con la gente. Algo muy sencillo que normalmente no se hace. Hay que comparar el antes y el después de Barrio Adentro.

Cuando uno va a Caricuao y conoce que hay 51 consultorios populares y le pregunta a las comunidades, qué había “antes”, y le responden que sólo un centro de salud, que casi no funcionaba, más algunas clínicas privadas en la periferia, uno entiende el significado de Barrio Adentro. Cuando uno pregunta, qué servicios médicos utilizaban y responden que tenían que ir al Pérez Carreño o al Algodonal pero que, en casos de gravedad, el enfermo llegaba muerto, uno entiende el significado de Barrio Adentro. Cuando uno va a Mamera donde hay 11 consultorios populares o a Carapita donde hay 16 de ellos, la mayoría cerro arriba, y “antes”, nos dicen, al unísono, no había “nada”, uno entiende el significado de Barrio Adentro. Cuando uno va a El Junquito, donde hay 28 consultorios populares, desde el km. 4 hasta el km. 24, y una  persona señala que “antes” había el “hospitalito” y todos las demás le contestan que ese “no vale” porque “no servía”, uno entiende el significado de Barrio Adentro. Y cuando uno insiste en preguntar qué pasaba si era una emergencia y había cola bajando, y recibe como única respuesta un desgarrador silencio, uno entiende el significado de Barrio Adentro.

Cuando uno sabe que Barrio Adentro no es sólo sus Consultorios Populares enclavados en el corazón de las comunidades, en el corazón geográfico y en el corazón emotivo, sino también sus Centros de Alta Tecnología (CAT), sus Centros de Diagnóstico Integral (CDI), sus Salas de Rehabilitación Integral (SRI), la Misión Milagro, la Misión José Gregorio Hernández, sus sillones odontológicos, sus ópticas, los clubes de Abuelos y Abuelas, de Adolescentes, de Diabéticos, de Hipertensos, de Embarazadas, de No Fumadores, uno entiende el significado de Barrio Adentro. Cuando uno sabe que Barrio Adentro es también las Jornadas de Educación Médica Preventiva, al igual que las Misiones Cultura Corazón Adentro y Barrio Adentro Deportiva, con sus especialistas culturales y sus entrenadores deportivos que son, lo que el pueblo llama, nuestros “médicos del alma y del cuerpo”, uno entiende el significado de Barrio Adentro.

Barrio Adentro es todo lo positivo que se pueda decir de Barrio Adentro y mucho más. El pueblo ama a Barrio Adentro, casi al nivel de la veneración y adora a sus médicos cubanos. Quiénes la atacan es porque no la conocen o tienen intereses políticos, económicos o personales para atacarla. Barrio Adentro afecta muchos intereses. Le quita “negocios” a las clínicas privadas, a las compañías de seguro, a las empresas que venden equipos médicos y a los laboratorios farmacéuticos. Medicinas y equipos médicos son comprados a través del Convenio Cuba – Venezuela y, si no fuese así, la corrupción haría su agosto. Son dos concepciones antagónicas de la medicina: la concepción mercantilista del capitalismo y la concepción humanista del socialismo. Hay que tener demasiada mala fe, hay que ser demasiado ignorante o demasiado estúpido para no reconocer los logros MONUMENTALES de Barrio Adentro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1994 veces.



Reinaldo Quijada / Clase Media Revolucionaria


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a87835.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO