Pobre Mérida: tan cerca de Porras y Lester y tan Lejos de Chávez

El gallo nos salió pataruco

La pobre Mérida no pega una, primero fue el Cap. Florencio Porras, quien como el Gral. Páez, sucumbió a los encantos de la nobleza  merideña y se hizo uno de ellos, luego el Burgomaestre Carlos León a quienes los constructores  y jerarcas inmobiliarios convirtieron en un manso gatito que runruneaba al ellos pasarle la mano por el lomo y ahora al Mayor Díaz Orellana a quien la godarria Universitaria y la Curia de Porras lo entrenan para la pelea pero como gallo pataruco.

Ya le  habíamos oído varios cantos desafinados, pero el que echó en la visita que le hizo al Palacio Arzobispal con su equipo de gobierno poniéndose a la orden al Arzobispo Porras es de antología: “Como gobernador, si pudiera convertirme en un instrumento para allanar lo caminos de la paz ante el insistente sendero de violencia liderado por el sector opositor, así lo haría” Claro que puede convertirse Sr. Gobernador, es mas dentro de los planes que Lester Rodríguez  tiene para usted está  el de  construirle el camino para su acceso a la gobernación.

Así Mayor Orellana, Ud. No tiene que forzarse mucho, siga dejando  de lado a ese pueblo chavista que lo eligió, acérquese lo más que pueda  a los sectores conservadores de la ULA y “como gobernador debo convencer  al que esta adverso a la revolución y atraerlo hacia las filas del proceso”. Le auguramos mucho éxito y esperamos,  antes de pasar a la otra vida, ver a Mons. Porras haciendo  un Te Deum en honor al Comandante Chávez.

Cuando se le  consulto sobre el pasado golpista de Mons. Porras, manifestó:  “Yo no soy nadie  para calificar ni para juzgar, en todo caso existe un poder judicial autónomo”  y para justificar tal argumento cantó: “el presidente Chávez ha demostrado en diversas ocasiones  amplitud con sectores adversos, tal es el caso del presidente de  EE.UU. Barak Obama, con quien se reunió en Trinidad y Tobago y con el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, con quien mantiene un permanente dialogo…” (Diario Frontera: 1/9/2009.Pag. 3ª)

Nuestro gallo siguió  cantando: “Mi intención es debatir con el sector opositor sobre las bondades del proyecto revolucionario y del Plan Nacional “Simón Bolívar”, para así convencerlos de que este el único camino a seguir en la  Venezuela que todos queremos” …Mas pataruco, imposible. Pero para que no quedara la menor duda se afianzo en los libros sagrados para expresar: “Como dijo el Profeta Isaías “Las palabras mansas dominaran la ira y el vejo de la sabiduría”, equivalente al adagio popular del llano “con buenas palabras  se saca el cimarrón”.  Que les parece amigo? Orellana va a  intentar lograr lo que no pudo el  Comandante Chávez,  cuando en la madrugada del 13 de Febrero, con un Cristo en la mano,  pidió perdón a la oposición y los llamo a trabajar juntos por el país.  Lo que no ha logrado durante 10 años un gallo  de pelea  lo intentara un gallo pataruco.

La experiencia nos  dice que cuando un gallo pataruco salta la talanquera, por su peso y torpeza generalmente la derriba y le da entrada al corral a otros animales que ansiosos esperan su oportunidad.

Juanveroes64@hotmail.com 

  


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3715 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: