Las siete bases gringas en Colombia son una fantasía de Chávez. Un Cowboy afrodecendiente y mentiroso en la Casa Blanca

AL PRESIDENTE de los Estados Unidos le gusta meterle mentiras, cobas bobitas a la gente, ahora le ha dado por desaparecer la realidad y caer en una especie de invento fantasioso de lo que realmente sucede. ¡A negrito embustero exclama el teniente Parra “No hay bases militares de los EEUU en Colombia” ha dicho. Malambo, Palanquero, Apiay, Tumaco, Bahía Malanga, Tolemaica y Fuerte Larandia son una especie de Disney Word en donde repartirán confeti, piñatas, tortas y pasteles y esa bendita costumbre gringa de popularizarse, dándole chocolates a los chamos. Ya para el gobierno de los EEUU, Chávez no es narco, ni pendenciero, ni apoya a la FARC. Es un espléndido dictador, embustero y terrorista que hay que despachar por la vía que sea. Uribe es un angelito que jamás se ha dado una pasada, ni fue amigo de su padrino Pablo Escobar Gaviria, ni aparece en la lista, en el puesto #82 como narcotraficante -- tal como lo publicó la DEA --, ni es el creador de los paramilitares cuando era gobernador de Antioquia. Nada nos debe extrañar, Estas son las cosas a los que no tiene acostumbrado los gobiernos oligárquicos de Colombia y Alvarito no es la excepción. Eso si, Los oligárquicos colombianos, siempre han llorado por la gasolina, el contrabando de extracción de alimentos y los dólares que sus empresarios se meten en las relaciones comerciales con nuestro país.

EN REALIDAD, míster Obama no manda en los Estados Unidos, es una figurita de mazapán manipulado por el matrimonio Clinton. La derecha del partido demócrata lo descubrió como un afroamericano con mucha labia que le daría los votos de los latinos, los de la gente de color y los ciudadanos más pobres de raza blanca. La pre-candidata demócrata, reaccionaria y pro sionista Hilary Clinton no garantizaba un triunfo electoral ante el candidato republicano. Obama cada día mata las esperanzas de aquellos ingenuos que esperaban grandes cambios en su política exterior. Para los que esperaban estos cambios en la política agresiva del imperio no les pasa por la cabeza el empeño que tiene el imperio de destruir al mundo con su guerra preventiva. Son muchos los ingenuos que se tiraron la parada pensando que Barack iba a ser todo un campeón de la transformación de la política guerrerista de Washington. Pensaron en eso de meter en cintura a la maquinaria militar, a los lobistas de derecha, a las transnacionales, al pentágono, a la CIA; era cuestión de días, una papita pues. Muchos pensaron que se castigaría a los bancos e instituciones de créditos. Se hicieron la ilusión de ver a un Obama como Jefe de la Oficina Oval del imperio, defendiendo y y protegiendo a los ciudadanos estadounidense más pobres. Total, ya su política económica se muestra como un gran fracaso y su popularidad va en picada, rodando entre la indignación y la desesperanza. Nave a pique, piloteada por un timonel inexperto cuya mayor virtud es la floritura verbal. Un barco así puede muy bien encallar o naufragar y su antecesor debe estar muerto de la risa en algún lugar de su rancho por allá por los predios de Texas.

PARA los que afirmaban que el Tío Tom lo podía cambiar todo; nada más le traemos de muestra estas perlitas: Alrededor de 34 millones 400 mil estadounidenses recibieron bonos de ayuda alimentaria en mayo pasado, noticia confirmada por la oficina federal de atención a familias pobres. Quiebran cuatro bancos en EEUU, suman 68 desde comienzos de 2009. Freddie Mac pierde más de 14 mil millones de dólares. Colapso laboral en EEUU: Se multiplican los riesgos de explosión social Los "ganadores" de la crisis y los que la causaron junto con el gobierno de Obama le "ajustan" el cinturón a los mas pobres y Goldman Sach gana USA 100 millones diarios. El desempleo va más allá del 9%. Maravillas del sistema capitalista. Perdiendo se gana. Obama como buen encantador de serpiente ha logrado que los ciudadanos no protesten y salgan a las calles a pelear por lo que es suyo y se lo están robando descaradamente. Las protestas lucen muy lejos y los truhanes y tramposos se muestran arrogantes, burlándose del pueblo norteamericano al cobrar multimillonarios bonos y prebendas por estafar y desvalijarlos. Los poderosos medios de comunicación siguen ocultando la verdad enmascarando los riegos de una explosión social. Una sospechosa calma los invade y mas temprano que tarde hará explosión. ¿Será qué a Barack Obama le gusta contar películas de vaqueros?.... y a los gringos que se las cuenten? Candidez, ignorancia, estupidez e inocencia política siempre ha caracterizado a los políticos yanquis.

Antojofel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3233 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a84308.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO