No jueguen con nosotros

El pueblo puede estar gestando un "referéndum" como el del 13 A, sin firmas "chimbas", con su poder en las calles

La coyuntura del proceso de reparos para las firmas que no fueron validadas por el CNE tiene las siguientes características:

No fueron validadas inconsistencias en los datos, personas fallecidas, planillas con caligrafía similar, personas incluidas sin haber firmado. Pese a todo ello, se les permitió reparar.

El reparo de firmas estableció entre sus criterios, no solo validar las firmas, sino la inclusión de nuevos firmantes, así como la posibilidad de retirar la firma a aquellos que hubiesen cambiado de opinión. Hubo una serie de denuncias generalizadas de coacción a grupos de trabajadores por parte de sus empleadores para obligarlos a firmar.

Una vez iniciado el proceso de reparos, los activistas sociales de las comunidades identificaron casas y locales de partidos de oposición, específicamente del partido Acción Democrática, con materiales subversivos que incluían llamados al asesinato de líderes de la oposición para culpar al gobierno, así como máquinas para falsificar cédulas de identidad, además de cuadernos y planillas de reparo que no debían estar allí. Fueron detenidas 48 personas, a algunas de las cuales se les incautó cerca de 3.000 cédulas falsas. Freddy Bernal, afirmó que cerca de 40 000 firmas podrían haber sido ratificadas en todo el país con cédulas clonadas, luego de la detección de varios centros de falsificación de firmas. Solo en su municipio se detectaron más de 300 muertos que “ratificaron” las rúbricas, dijo Bernal. Sin embargo la oposición niega la veracidad de un delito detectado en flagrancia, al igual que lo hizo con el hallazgo de un centro de entrenamiento de paramilitares en la ciudad de Caracas.

Pero este fraude tiene antecedentes, la identidad de al menos 5.000 personas fallecidas habría sido usurpada por la oposición y sus nombres incluidos en el proceso de reparo, más de 1 millón de firmas de las presentadas en noviembre debían ser ratificadas para ser consideradas válidas. La primera recolección de firmas, realizada a finales de noviembre, el CNE validó 1.910.965 firmas y envió a ratificación 1.192.914 de las que le fueron entregadas por la Coordinadora, que requiere un mínimo de 2.436.086 firmas, equivalentes al 20% de un padrón electoral de 12,18 millones de votantes, para que sea activado el revocatorio, por lo que en esta jornada de reparos deben ser validadas por lo menos 525.121 firmas. Según otro dato obtenido se requerirían 525.118, pero los arrepentidos también podían retirar su firma del listado.

Habiéndose realizado un fraude generalizado, la oposición presiona al CNE para que adelante los resultados y le pide a los observadores internacionales, gestores de la política de la negociación y la amenaza, del garrote y la zanahoria, los Sres del Centro Carter y la OEA, utilizar todas “sus influencias” sobre el CNE para lograr este objetivo. Estos señores dicen no haber visto nada del fraude que el pueblo si vio por todas partes. Todo esto esta precedido por el chantaje de los golpistas lacayos del imperio, quien directamente a través de su vocero Roger Noriega, subsecretario de Estado para América Latina, amenazó con aplicar la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) si Venezuela no reconoce las firmas objetadas durante el proceso de “reparos”. Ningún país de la región invocó el instrumento cuando se produjo el golpe patrocinado por su antecesor, Otto Reich, el 11 de abril de 2002.

Los observadores internacionales El Centro Carter y La OEA, gestores del imperio dicen que "Es supremamente difícil, como quedó diseñado el sistema, hacer fraude y sobre todo hacer fraude masivo," dijo el colombiano César Gaviria, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), en una conferencia de prensa con el ex presidente estadounidense Jimmy Carter, jefe del Centro Carter. Esta es una opinión de Gaviria –OEA- que es convalidadora y cómplice del delito electoral, y de por sí implica intromisión para apoyar las marramucias de la Coordinadora.

La opositora Coordinadora “Democrática”, argumenta que no puede haber una nueva revisión, que no la aceptarán porque no está en los reglamentos aprobados por el ente comicial y porque eso retrasaría la totalización de los resultados. De esa manera quieren cerrar el paso a la justa auditoria a unas firmas que todo el pueblo tiene bajo sospecha.

Por otra parte voceros de la oposición llaman a la desobediencia civil si el CNE no aprueba el referéndum. A todo este Chantaje se suma lo que la oposición pitiyanqui ha manifestado en reiteradas oportunidades: No aceptarán otro resultado que no sea la convocatoria a un referéndum revocatorio, y si no lo consiguen, desconocerán a la mayoría «chavista» del CNE.

Las observadores internacionales de la OEA ya se pronunciaron contra las decisiones soberanas del Poder Electoral al oponerse al proceso de reparo para las firmas que presentaban igual caligrafía, rechazar la figura de «arrepentidos» por calificarla de ilegal e ilegitima, y realizar proyecciones durante el proceso de reparo correspondiente a los diputados de la Asamblea Nacional.

Asimismo, los observadores internacionales han manifestado su preocupación por los procesos judiciales seguidos a Súmate y al alcalde opositor Capriles Radonsky, señalando que podrían afectar el proceso de reparos, pero al mismo tiempo guardan un escandaloso silencio ante las amenazas, presiones y hostigamiento sistemático de Washington hacia el Poder Electoral, como lo guardan vergonzosamente frente al caso de los paramilitares y ante los asesinatos por sicariato político. En cualquier otro contexto - digamos que un funcionario del gobierno cubano manifiesta que su país no se quedará de brazos cruzados si la oposición logra las firmas necesarias para convocar a un referéndum – la OEA hubiese manifestado su rechazo rotundo a la intromisión extranjera. La OEA tampoco ha querido rotar a sus funcionarios en Venezuela, y se ha negado rotundamente a retirar al representante Fernando Jaramillo, sentado bien pegadito al lado de Gaviria, aún cuando el Poder Electoral y el Ejecutivo han manifestado desconfianza hacia su persona, lo que en cualquier otro escenario habría originado su renuncia o destitución inmediata.

No es muy descabellado entonces prever que la OEA desconocería al Poder Electoral en caso de que la oposición no lograse reparar las firmas necesarias para convocar el referéndum revocatorio, puesto que, de esta manera, Estados Unidos tendría la excusa necesaria para intervenir abierta y directamente en Venezuela.

En este contexto, la posición del gobierno nacional de no reconocer a Estados Unidos como «país amigo» hasta que Noriega rectifique sus declaraciones, y de no aceptar a la OEA como observador internacional si no se pronuncia en contra de las declaraciones de Noriega e insiste en mantener a Fernando Jaramillo en la misión observadora, ha sido una decisión acertada que enalteció la condición de Venezuela como país soberano, aunque al final no se aplicó de una manera verdaderamente consecuente.

En sintonía con su carácter apátrida y como parte de su campaña de manipulación y mentiras, el vocero de la oposición, Timoteo Zambrano, manifestó que el gobierno no podrá desconocer la observación internacional de la OEA porque "la Carta Interamericana, en su artículo 5°, establece el libre tránsito de la OEA en la observación de los procesos comiciales en cualquier país miembro." (Cadena Global, 27 de Mayo de 2004). Sin embargo, el Articulo 5 de la Carta Democrática Interamericana aprobada por los Estados miembros el 11 de septiembre de 2001, se refiere a "la problemática derivada de los altos costos de las campañas electorales y al establecimiento de un régimen equilibrado y transparente de financiación de sus actividades." Y lo que sí dice el Articulo 24 es que "las misiones de observación electoral se llevarán a cabo por solicitud del Estado Miembro interesado", lo cual garantiza su potestad soberana.

De todos modos, recordemos que, en caso de haber revocatorio, la votación de la oposición tiene que ser mayor a la que obtuvo Chávez en las ultimas elecciones, es decir unos 3.7 millones de votos, pero a su vez la oposición deberá tener más votos que los que puedan obtener los que rechacen la revocatoria del presidente.

Pero a la oposición lo que le interesa es conspirar y aunque hubiese el llamado a revocatorio, inmediatamente plantearían nuevas exigencias e iniciarían nuevas acciones para desestabilizar políticamente al gobierno y seguir con su plan; sabotearían y desconocerían cualquier decisión del gobierno que pudiese ser tomada mientras se preparase el referéndum, paralizando o congelando al Estado mientras se aprestarían a combinar un nuevo mega fraude con toda clase de sabotajes y presiones. Olvídense: ni con Referéndum habrá paz, pues el origen de la violencia es la existencia misma de la oligarquía opositora y contrarrevolucionaria.

El pueblo, que ha superado todos los embates, no se dejará arrebatar las conquistas anteriores al 13 de abril, ni tampoco todas las grandes conquistas nuevas, como la recuperación de espacio popular en PDVSA, los grandes logros en la organización comunitaria y las Misiones que han beneficiado a la gran mayoría de los pobres y excluidos. La conciencia antiimperialista y anti-neoliberal se ha proyectado como nunca y ya es parte de nuestra cultura. El pueblo quiere avanzar para conquistar aún más, mucho más.

El 11 de abril de 2002 estas mismas fuerzas políticas oligárquicas dieron un golpe de Estado y tuvieron un referéndum revocatorio que se validó y verificó en breves horas el 13 de abril de 2002: Chávez fue devuelto por el pueblo movilizado al poder y el dictadorzuelo opositor Carmona se tuvo que largar. Quizás el pueblo venezolano esté gestando nuevamente, en estas horas, un nuevo referéndum de esa otra naturaleza, donde no valen firmas “chimbas”, donde lo que vale es su fuerza y su poder en las calles y en todos los rincones del país. No jueguen con nosotros.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2400 veces.



Greti Richard

Educadora y Comunicadora Popular. TSU en Administración. Activista Social. Artista Plástico.


Visite el perfil de Greti Richard para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas