Lo más sagrado en stand by

¿Hay algo más sagrado que nuestros hijos? Yo creía que no, hasta que llegó el mes de julio y la cruel realidad me dio en la cara como acostumbra a hacerlo la realidad cuando es así de cruel.

Hasta finales de junio, cual leonas recién paridas, nuestras madres opositoras estaban dispuestas a defender los derechos de sus hijos y sus derechos como madres en asambleas educativas, marchas, y en cuanto evento que fuese digno de ser recogido por la omnipresentes cámaras de globovisión.

‘’Con mis hijos no te metas’’, parecía ser la única frase capaz de salir de sus gargantas contraídas por el dolor y la rabia. Otra vez el grito agónico, otra vez la amenaza, el adoctrinamiento, el terror, la patria potestad, expertos panelistas al son de la marcha de globovisión, gurúes del dolor de madre, Leopoldo, Nitu, Marta, run runes que no son más que hechos a punto de consumarse, Peter Pan, Campanita, Wendy… ¡Mickey Mouse!

La defensa de lo más sagrado se ve súbitamente interrumpida por el inexorable llamado de Mickey. Llega julio, se acaba el colegio, y por más que Leopoldo Castilllo de desgañite en la pantalla, tu, valiente madre opositora, lo ignoras mientras preparas las maletas. Desde enero tienes hechas las reservaciones, no fue fácil encontrar las fechas deseadas, nada ni nadie puede detenerte ahora, ni siquiera la discusión de la ley de educación que se llevará a cabo en pleno julio-agosto en la Asamblea Nacional, esa misma ley que, según los expertos globotizantes, será la que conducirá al adoctrinamiento castro comunista de nuestros inocentes querubines.

¡Taima, taima! olvidaron decir nuestras abnegadas madres viajeras en su carrera por huir de la represiva realidad de los dólares de Cadivi, de la cola en la embajada gringa, de la escasez de cupos para viajar a Mayami, para sumergirse por quince deliciosos días en el mágico mundo de la fantasía y sus centros comerciales adyacentes.

Cual si jugaran a la ere paralizada se marchan por unos días con la inocente presunción de que aquí se va a estacionar el mundo mientras ellas regresan. Y volverán en septiembre con su vestuario renovado y las pilas recargadas a enfrentarse al abuso de poder de un gobierno que, sin el más mínimo respeto por los derechos humanos, se atreve a aprobar la nueva ley de educación en plena temporada vacacional.

¡Salve Mickey!


carolachavez.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1849 veces.



Carola Chávez

Periodista y escritora. Autora del libro "Qué pena con ese señor" y co-editora del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". carolachavez.wordpress.com

 tongorocho@gmail.com      @tongorocho

Visite el perfil de Carola Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carola Chávez

Carola Chávez

Más artículos de este autor