A los rufianes corruptos y ladrones, hay que meterlos en chirona. Bien por Chávez y el Almirante

LA CORRUPCIÓN en la administración pública es un peligro eminente para la revolución. Bolívar la combatió y la señaló como unos de los posibles y peores males de nuestro nacimiento como República. Muchos de los héroes de la independencia terminaron de cobrarle a la nueva patria su sacrificio en tierras y riquezas. Fomentaron la corrupción. Se repartieron la Gran Colombia. Páez en Venezuela, Juan José Flores en Ecuador, Francisco de Paula Santander en Colombia y los Ovando, Hilario López y Domingo Caycedos en Perú. Las oligarquías criollas se fortalecieron y miraron hacia el norte, buscándose un nuevo amo, imponiendo su proyecto de dominio político, económico,  comercial, bancario, latifundista e industrial sobre los países independizados. Otra forma de coloniaje se impuso. En la era democrática la corruptela y el dolo echaron por tierra todo intento de independencia política y económica. La caída el pacto de Punto Fijo y su consecuencia inmediata el bipartidismo trajo una nueva era. Falleció la cuarta república.

 SE IMPUSO la quinta república con Chávez al frente como su máximo líder; heredando un país en bancarrota de la cual ya estamos saliendo. Pero la corrupción sigue y es necesario descabezarla. No puede haber tanta impunidad, aunque magnificarla y exagerarla es ya un lugar común en muchas de las conversaciones cotidianas. Señalarla y combatirla, para muchos patriotas es darle armas al enemigo. Creo todo lo contrario, líbrarnos de ella fortalecerá nuestra revolución bolivariana y socialista. Las palabras del comandante no pueden caer en el vacio.  

  EL CORRUPTO no está sólo, ni propicia el robo del erario público solamente para si mismo. Va tejiendo una red o cadena ligada a un grupo, camarilla o cúpula. Es una manera práctica de tapar el dolo y en eso adecos y copeyanos fueron expertos maestros y aún hoy en día fungen como asesores en marruñerías, marramuncias y trácalas. Muchos de los honestos de ayer que no tenían en que caerse muertos, hoy en día se exhiben en potentes vehículos de lujo, compran condominios vacacionales en Fideicomisos  (espak), casas, granjas y haciendas y propician toda clase de negocios, muchas veces ligados al narcotráfico. El “guardar hoy” mientras ostentan un cargo “donde hay” para mañana poder seguir en la política.  -- ¿De dónde sacan tanto real los políticos de la oposición además de los dólares que le suministra el imperio? --. Fueron funcionarios importantes, concejales, diputados a las asambleas legislativas, diputados al extinto Congreso Nacional, alcaldes, ministros y gobernadores. Aún se repite el encadenamiento. Es un vínculo de ambiciones que coronan con una fortuna mal habida. Tengan ustedes la seguridad que en algún momento de sus carreras política, combatieron la corrupción sólo que el “quítate tú pa’ ponerme yo” generó escuela. Se volvieron ambiciosos, rufianes y ladrones de la peor especie. Del “roba gallina” y “el cuanto hay p’a eso” pasamos a “los reales están hechos, lo que hay es que tomarlos”. Zamuros cuidando carne.

 SE IMAGINARÁ el presidente cuanto dinero se fuga hacia la corrupción. ¿10 %?, ¿15%?, ¿30%?, que va a parar a los bolsillos de los funcionarios y contratistas corruptos y que bien pueden emplearse en solucionarle las dificultades, necesidades y problemas que confronta el pueblo. Para los políticos y hampones políticos el método es simple: Compran el hambre de la gente, amarran a sus acólitos por el estomago. Son expertos en disfrazarse de revolucionarios y muestran ser  impolutos, libres de máculas y pecados. El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías lo sabe y comprende los problemas que genera la corrupción y el peligro para la causa revolucionaria Lo viene declarando y ratificando “los delitos de corrupción deben ser castigados con prisión, por lo que instó a los integrantes del Gobierno a denunciar e investigar estos delitos. Aseveró que si alguien del Gobierno Bolivariano está inmerso en actos de corrupción tiene que ser con mayor razón denunciado y castigado . Más claro no canta un gallo.

MUY BIEN las declaraciones del nuevo comandante de la Armada Bolivariana el Alm. Carlos Aniasi, Comandante general de la Armada Nacional Bolivariana. Al expresar “que los militares venezolanos no son como los que se encuentran en Honduras, ese juego en Venezuela va a fracasar como ya fracasó”. “Lo que quieren es tratar de extrapolar la situación de los militares de Honduras, tratar de llevarlo al contexto venezolano, lamentablemente están completamente equivocados ya que los militares venezolanos no son los que se encuentran en el país centroamericano”... Ya lo dijimos en anterior escrito. El lema “¡Patria, Socialismo o Muerte!”, no puede causar asombro. Ya los venezolanos estamos acostumbrado a oírlo. No están “lamentablemente” equivocados”,  Almirante Aniasi, el imperio a través de la Secretaria de Estado Hilary Clinton, la CIA y la USAID están detrás de todo lo que está pasando en Honduras. Los militares hondureños son hijos de la Escuela de las América. Felicitaciones por sus declaraciones, comandante.

Antojofel@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1604 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a83125.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO