Clase Media Revolucionaria

Globovisión

La soberbia y la prepotencia definen a GLOBOVISIÓN. Toda la sentina del odio acumulado se concentra en Guillermo Zuloaga o en Alberto Federico Ravell. La transmiten a muchos de sus trabajadores y a su audiencia. Son la imagen pervertida y purulenta del retrato de Dorian Gray, la famosa novela de Oscar Wilde. Son narcisistas, como es narcisista el capitalismo. Sólo capaces de  mirarse a sí mismos. Son arrogantes, como es arrogante el capitalismo, como lo es la oligarquía. Sin embargo, cuando Guillermo Zuloaga, Presidente de GLOBOVISIÓN, lee su comunicado en el telepronter, con voz impostada de humildad, se dirige − empieza en ese orden − a los trabajadores, a los obreros, a los médicos, a los buhoneros… ¡Cuánta preocupación social!

No entendemos, en esa secuencia social premeditada, por qué se dirige a los médicos (profesionales que uno identifica más bien con la clase media), quizás le hubiera quedado mejor, en su lugar, a las enfermeras o a los camilleros. Hubiera sido más conmovedor. Faltaron las prostitutas y los indigentes. O hubiera debido dirigirse a los olvidados de la tierra o los desamparados del mundo. Hubiera sido más poético en ese sentido y nos hubiera llegado más al alma.

A fin de cuentas de eso se trata, de llegarnos al alma. O a los sin techo, que le preocupan mucho, porque habló del problema de la vivienda, o a los sin tierra. Faltaron también los niños de la calle y los pensionados del seguro social. Los ancianos también y las madres del barrio. Y los campesinos. Hubiera podido dirigirse a los dirigentes campesinos asesinados, o mejor dicho, a sus familiares porque le preocupa que vivamos aterrorizados por la violencia de la delincuencia.

Por eso seguramente, siguiendo su razonamiento y su corazón, le preocupa promover la “conciencia social”, como afirma casi al final de sus melodramáticas palabras. ¿Qué entenderá Zuloaga por conciencia social? ¿Será la falsa conciencia del capitalismo? ¿Será la manipulación y el engaño de su inmensa maquinaria ideológica? Es posible pero no lo dijo en sus desgarradoras palabras. Según ellos, el comunismo lo único que trae es ruina, así termina el comunicado.

¡La sentencia final de un discurso trascendental! Nos hubiera gustado entonces que hubiese agregado que el capitalismo lo único que trae es prosperidad y felicidad. Hubiera sido un final más redondo. ¿Por qué no lo dicen si eso es lo que piensan? ¿Por qué siempre el pensamiento retorcido? Quizás porque también tienen el alma retorcida. Pudiera ser, no lo sé, tanto desasosiego existencial confunde.

Les preocupa la corrupción en la administración pública. En eso, sí que es difícil de creerles, aunque uno haga el mayor de los esfuerzos, ya que ellos reflejan (en algo son transparentes), lo mismo que refleja el retrato de Dorian Gray, la mayor de todas las corrupciones, la corrupción del alma. ¡Farsantes!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1567 veces.



Reinaldo Quijada


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a78176.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO