Papeles para el debate

Chávez, el dolor de cabeza y el desespero de las burguesías y la oligarquía continental

Mientras el Comandante Presidente visita a su homóloga en Argentina para reafirmar una alianza estratégica que involucra a toda la Región; a los pobres de nuestro Continente; a los revolucionarios del mundo, la reacción en Venezuela continúa fraguando desesperadamente, acciones para desestabilizar el país.


Al momento de escribir estas líneas de muy buena fuente pudimos confirmar sobre presuntos planes por parte de la oposición irracional, a objeto de “calentar la calle” –tal como lo intentaron realizar en la jornada del 1ro. de mayo y no pudieron- con el fin de generar las condiciones subjetivas que les permita inventar un escenario de presunto descontento y así conseguir el apoyo económico de sus mentores extranjeros. Finalmente, está demostrado, ellos viven de las dádivas que les mandan desde el exterior pues hoy por hoy, no pueden parasitar los recursos del Estado como si lo hacían en la época de la IV República.


Para ello, los dueños y amos de los medios de comunicación privados, azuzan al segmento de la población que manipulan a través de sus canales e insisten en su táctica mediática (inscrita en la estrategia de IV generación), de mentiras deliberadamente orientando su discurso hacia el exterior con el fin de lograr nuevamente la buena pro imperial de manera que el Presidente de los EE.UU. entre otros, les faciliten abiertamente los recursos, como también lo hace la ultra derecha europea orquestada por el español Aznar, para poder aplicar el Plan Colombia y sus variantes y así desconocer una vez más, la voluntad popular en Venezuela y en la Subregión.


En ese sentido y durante dos semanas consecutivas (meses de abril y mayo del año en curso), el periodista y político venezolano (ex parlamentario y ex candidato presidencial), José Vicente Rangel, viene denunciando como de forma descarada los dueños de los medios privados insisten en repetir su plan desestabilizador en el mismo formato que lo hicieron en el 2002; para lo cual, ya habrían aperturado relaciones con el empresario conservador panameño, Ricardo Martinelli Berrocal, quien acaba de ganar las elecciones presidenciales en el Istmo Centroamericano convirtiendo la tierra del Gral. Torrijos, en santuario para la reacción latinoamericana que conspira contra los gobiernos populares que son parte del ALBA, Unasur y Mercosur.


Para la cruzada antipopular, ellos le dan la bienvenida a todos aquellos quienes operan los antivalores que en esta hora menguada de la vida, buscan imponerle a la humanidad.

Paramilitares, narcotraficantes, sicarios, mercenarios, monarcas, perros de la guerra, corruptos, mafiosos, Iglesia, capitalistas de baja ralea, lumpen burgueses y lumpen proletarios, unidos todos, para mantenerse en el poder, cueste lo que cueste.


A todo evento, los operadores conciente “detrás del trono”, procura triangular (desde Panamá, Colombia y Perú), con el apoyo de la Cancillería chilena controlada por la ultra derecha socialcristiana -la misma que ayudó al derrocamiento de Allende-, para encerrar la esperanza de los Pueblos expresada en la propuesta Bolivariana de construir la Patria Grande y así poder consolidar la tesis de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos.


Mientras la oscuridad procurar romper el “Equilibrio del Universo”, por su lado las fuerzas emergentes con sus prohombre en la vanguardia, buscan consolidar la esperanza de concretar la promesa de la democracia participativa y protagónica que el Proyecto de Socialismo del Siglo XXI presenta como alternativa frente al fracasado modelo capitalista y neoliberal que como oferta pone en peligro la existencia del hombre como concepto en el tercer planeta de nuestro sistema solar.



(*) Politólogo e Internacionalista Venezolano

Magíster en Seguridad y Defensa


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1905 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: