¿CADIVI2?

¿Necesita dólares, euros, en transferencia a su cuenta bancaria en USA, Europa, Asia? Negociación directa, inmediata, confidencial, teléfono: XXX.

Avisos como ese aparecen alegremente en la prensa mediática capitalina y provinciana. Y me pregunto: ¿Acaso no se les puede hacer un seguimiento a estos proveedores de dólares? La contabilidad de los comerciantes nacionales debe registrar esos movimientos de caja en alguna parte de sus numerosos juegos de libros, ¿acaso CADIVI se dedica exclusivamente al control del dólar legal?

¿Será que ese mercado paralelo de divisas se asimila a la vigente estrategia devaluacionista, como referencia de precio para que el dólar regulado y revaluado luzca relativamente barato?

Como sábese, ese dólar negro se cotiza actualmente a Bs. 3.000 y déle, de común acuerdo con quien lo compre ora para su reciclada reventa, ora para honrar sus pasivos internacionales.

Porque quien compra en dicho mercado no necesariamente lo hace para satisfacer deudas contraídos; podría ser para fines especulativos que terminan en una inflación permanente tanto de esa divisa como de nuestro aporreado bolívar.

En mi concepto, tales transferencias, diarias y continuadas, son una descarada burla a los controles fiscales de CADIVI, habida cuenta que, precisamente, los compradores de dólares en Venezuela necesitan esas divisas para simplemente depositarlas a favor de terceros en el exterior.

Digamos que el mercado negro se está comportando como un clon de CADIVI, o sea una CADIVI2. El argumento de que <> es una falacia; sólo refleja, en el mejor de los casos, negligencia o incompetencia en cierto grado de parte de algunos funcionarios para combatirlo. Sobre todo si se cuenta con pistas como las de ese comercial que es públicamente reseñado en medios escritos de conocida circulación. Suponemos que el Estado está tomando las correspondientes medidas correctivas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3362 veces.



Manuel Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas