¡Ya es hora de acabar con la impunidad!

¿Donde se oculta el malandro guapetón aquel que dijo “se enfrentaría a Chávez  con todos los hierros y en cualquier terreno"? Dicen por allí que Rosales se oculta en Perú donde su compadre Alan García (-con los del APRA: la versión peruana de AD-) y pasa su tiempo “filosofando” y cantando “cantos de ballenas”. ¿Por qué casi nadie –para no decir nadie- de su gente salió a defender al torpe capo-malandro Rosales? Porque la mayoría de esa gente –engañada y manipulada muchas veces- aun conserva algo de moral y saben que sus “lideres políticos” poseen esas debilidades, porque ¡ADECO que no roba no es ADECO! ¿Quien puede defender a un ladrón descubierto? Sólo ladrones como él. ¿Qué diferencia a estos ladrones del delincuente común? Que son peores porque roban y matan a muchas más personas.

La burguesía nunca se ha inmolado por defender a los suyos o conservar sus privilegios o conquistas. Ellos se asemejan a un vulgar ladrón que: “una vez descubierto en su delito, deja lo robado y corre desesperado cuando no puede utilizar algo o a alguien para defenderse”. En toda la historia, la burguesía siempre ha utilizado a los pueblos -en su ignorancia y manipulación- para defenderse de sus delitos, pues el capitalismo; la explotación del hombre por el hombre es un robo legalizado. Ahora los pueblos han despertado; han tomando conciencia y hasta el mundo ha cambiado.

El nuevo contexto político mundial es un viento que sopla a favor. La crisis financiera mundial; el fracaso de la guerra imperialista en Irak y “en los más de 60 rincones oscuros del planeta”; la empantanada guerra de Afganistán; las sucesivas victorias de la resistencia en "los 1, 2, 3 y muchos Vietnam” que existen en el planeta; el hundimiento moral del sionismo internacional, etc. En fin, la crisis moral y ética, institucional, política y financiera del sistema capitalista mundial ha llevado consigo a las burguesías y sus defensores a las cloacas. Son tiempos de cambios y cambios de tiempo. Estamos ante una nueva oportunidad para avanzar. Los resultados de la 5 Cumbre de las Américas reflejan también la nueva realidad política de nuestro Continente.

Las decisiones judiciales de los casos: “Forero, Vivas y Simonovish” marcaron un antes y un después en la justicia venezolana; un precedente importantísimo para la tranquilidad de nuestro pueblo. Cada vez más se disuelve la impunidad que tanto ha preocupado a nuestro pueblo.

La profundización de la revolución; la construcción del socialismo también implica, además de acabar con la corrupción, terminar definitivamente con el libertinaje mediático de criminales semejantes. La democracia revolucionaria implica respeto a la paz y la tranquilidad de nuestro pueblo, pero sobre todo, implica justicia y el fin de la impunidad. Es el mejor momento político para castigar a todos los criminales, sobre todo a los terroristas mediáticos. Ahora esperamos que la justicia también se encargue de otros guapetones hampones.

basemtch@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1562 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: