Evidentemente el mundo sigue abierto de par en par a la ciencia de la conspiración

Ciencia de la conspiración

La crisis actual aboga para que los países capitalistas, los más industrializados, proyecten la subversión y exploten procedimientos de integración con las naciones del G20, fingiendo integrarlos, para juntos ayudar al mundo. Nuevos gobiernos “progresivos” seducidos por las invitaciones del G7, son ahora los blancos de la amistad norteamericana. No sonaría bien, para ellos, defender la subversión, por lo tanto el ataque es oblicuo.

Los procedimientos conocidos y los arriba anotados, los gobiernos capitalistas y los nuevos frentes actuantes, están provistos de una nueva integración o alianza, cuyo líder es negro, por lo tanto tienen atractivos para la venta. Los estadounidenses quieren acercarse decididamente a Asia y América Latina, ya no con las armas, pues la crisis los obliga a aceptar parte de la culpa del “otro gobierno” se vislumbra con las declaraciones del canciller Clinton en México, cuando acepto que la adicción de su pueblo es el causante del negocio de la droga. Manipulación a todas luces, omiten descaradamente que los planes México, Colombia  y Afganistán, pretenden controlar todo el negocio de la droga, por eso conspiran.

Esa la mascarada, para desviar asuntos que no quieren resolver. Combatir la adicción en las ciudades norteamericanas, trasladando el “control” a los eslabones primarios de la cadena en Colombia y Afganistán. Con el narcotráfico y la venta de armas, conservan la economía de la guerra. Punto vital para continuar sosteniéndose como primera potencia económica-militar, a pesar de la crisis. Estados Unidos es el primer lavador de dinero del mundo, por eso su necesidad apremiante de recuperar la banca, sostener los paraísos fiscales y las bolsas, para conservar el libre mercado, donde las transacciones bursátiles le permiten multiplicar por 5 o 6, el dinero mal habido. Una vez lavado el dinero, si la banca o empresa tienen una utilidad neta de unos 5 millones de dólares, por decir algo, en la ganancia bursátil representa 150 millones de dólares. Lo declaro Catherine Austin miembro del Dillon Read, un fondo de inversiones de Wall Street, manifestando que el efecto multiplicador por 6 de esos 550 mil millones de dólares del narcotráfico, incrementan a 420 billones de dólares las transacciones gracias a ese negocio.

En otro frente, el  geo estratégico, Obama envía un mensaje por internet a Irán buscando un acercamiento, pero desde Inglaterra, recrudecen las amenazas por el programa nuclear. Se vale de Japón, India y Corea del Sur, para que estas naciones ejerzan presión de primera línea por la puesta en órbita del satélite norcoreano, que de paso es una prueba misilistica de largo alcance. Pretende asurcarse a Rusia, pero manifiesta su apoyo incondicional a la expansión de la OTAN, mientras ellos continúan con la instalación de elementos para el escudo anti misiles, usando de pretexto, a Corea del Norte e Irán. Traslada tropas de Irak a Afganistán, mientras continúa hablando de coexistencia pacífica.

En América Latina, ha profundizado la ciencia de la conspiración. Se acerca a México y Brasil, este último gran dependiente de la banca extranjera y primera potencia en etanol, y con los últimos yacimientos petrolíferos encontrados mar afuera, Lula, no oculta su satisfacción cuando es invitado a las reuniones del G7, vanidad, que no lo aleja de su “integración socialista en Sudamérica” dice él. Además la industria bélica brasileña en su mayor parte funciona con patente norteamericana igual que su sistema nuclear. Obama no toca para nada el bloqueo a Cuba o la liberación de los presos políticos o la entrega de la base de Guantánamo, omite también si respetara los gobiernos de Ecuador y Bolivia, ya que con Venezuela según parece, prefiere continuar la guerra sucia, según las últimas declaraciones de Obama e Hillary Clinton, acusándolo de provocar la inestabilidad en la región, y de no respetar a su pueblo, mismo que lo elige libremente tantas veces como sea necesario, para continuar combatiendo el capitalismo imperial. Las elecciones ya no son suficientes para demostrar la democracia, manifiesta el gobierno en Washington. Entonces ¿Qué es?

Su acercamiento con el resto de naciones  sudamericanas en la reunión de Chile, donde no invito a las naciones en revolución reflejan lo manifestado. La división en la región es lo que busca, para ello emplea métodos conspirativos, legales, semi legales e ilegales, situaciones que practican minuciosamente para adaptarlas a naciones que buscan el socialismo. Otros muchos proyectos están análogamente enunciados a modo de registro, en los hechos históricos. Así se dice, que el departamento de estado, se acoplo a un nuevo tipo de estrategia apropiado al color de Obama, representante de la clase oprimida…combinando la acción legal y la ilegal a través de la conspiración.

A través de los años, dice la historia, la CIA analizo la geoestratégia, pero no actuó correctamente a situaciones que requerían unidad de acción, siempre traicionaron sus promesas, por eso, todos a quienes reclutaron, se les voltearon. Acumulan odios en todo el mundo, para las próximas cuatro generaciones.

Explotan, para favorecer su economía, todos los conflictos del mundo. Pretenden reunirlos en una cesta, para ejercer de mejor manera la conspiración política, militar y económica. De paso controlan las naciones progresistas, aislándolas para la paz. El mundo se enrumba así, con proyectos expansionistas diseñados a mediados del siglo XX, después d la segunda guerra mundial. Es un presente con la cara vuelta hacia atrás. Los que planificaron esta nueva historia con Obama, deben volver la cara hacia atrás, al pentágono, para no apartarse de sus lineamientos, a fin de decidir sobre los socialismos y revoluciones en toda la tierra. Evitando que su efecto social multiplicador, los pueblos, volteen la cara hacia adelante, para producir un futuro correcto. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2687 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: