(Propongo que con o sin oposición debemos gobernar)

José Vicente nos mira por dentro para atacarnos introspectivamente

Podríamos hacer como ejercicio taxativo un análisis a “Mirar por dentro”, último artículo de JVR, en Panodi, que materia para tratar hay, que se pueda desmenuzar sin echarle mucha cabeza. No hay nada a pensar. Solamente leer y comentar sin magullar sentimientos de pretensión yoísta dentro de las particularidades que se refieren en el artículo en cuestión.

Lo más singular para empezar es que JVR sigue en su afán ilusionista que el Gobierno se siente a conversar con la oposición, sin especificar con quiénes –ésta vez habla de pura oposición- y el motivo al que ahora acude es la democracia del voto, de donde se deduce que en Venezuela hay tantos chavistas como oposicionistas con voz y voto, por lo que los que están gobernando son tan legítimos como los opuestos y eso como consideración al último referéndum, habría que tomarlos en cuenta (y ellos que no). Solamente falta que JVR diga: yo soy chavista-PSUV y personalidad del pueblo, por lo tanto: exijo esa reunión. Entonces otro gallo cantaría sin estar echando más leña al fuego como friolero analista.

En particular pienso que, si es con esos individuos que hablaron en la última reunión-concentración de la oposición en el Zulia, panita JVR, mejor es dejar los perros amarrados que no hay peor sordo que una oposición sin líderes. Parecen más bien, una banda de malhechores pensando qué nuevas fechorías hacer, actuando sin pensar y, se comportan como si fueran ciegos irremediablemente de imaginación. No hay otra vaina que se pueda inducir sin que se enrede el papagayo. A no ser que JVR quiera que, se le dé el garrote también.

Un ejercicio de introspección implica como complemento otro de extrospección en ambas direcciones políticas para que las cargas emocionales estén bien parejas y posiblemente se mejoren los rumbos y se consolide el respeto mutuo como en toda sociedad: capitalista o socialista. No sé porqué, pero, pareciera que la introspección no fuera buena consejera, ni amiga de los políticos.

Que el proceso tiene fallas y que la autocrítica es recomendable y urgente. Quién ha dicho que no JVR.

Que algunos avances sociales se han estancado, ¿cuáles? Que es la impresión que se tiene (lo deja al voleo) de la situación de las misiones –no de todas –asegura. Se pregunta JVR, qué cuál es la causa. No responde y, sigue preguntando que si serán: la burocratización, la rutina cansona, la pérdida de motivación. Medio confuso y rarongo el análisis, no se quiere quemar las manos por segunda vez JVR. Preguntas sin respuestas. Sólo nos exige que no volteemos para los lados sin ver el asunto de frente como crítica al fin. Después habla de la corrupción dentro del proceso que según él, se ha anidado como un Estado dentro del Estado. Malo, malo JVR. ¿Será complicidad de los gobernantes o de quién? Dilo que tú eres importante y pieza de la revolución. Nos aconseja que para combatirla hay que ubicarla, porque, si no seguimos en lo mismo. Blablá y, nada por aquí y nada por allá y, los corruptos caminando libremente a la vista de todos y a ella como buena chica nadie la ubica.

El triunfo envanece como ley de la vida –nos refiere JVR. Lo que significa implícitamente que Chávez es un soberbio porque ha logrado reiteradas victorias y si eso es malo, entonces, a perder para ser magnánimo o sumiso y, copiar al Che.

Lula ha dicho que en Venezuela hay exceso de democracia. ¿Acaso lo dudas JVR? Las victorias entrañan riesgos, sí, y más que las derrotas. –Dice, el refrán: “El que no arriesga no llega a Roma”

Qué no dejemos que la oposición se tire a la aventura –pide JVR. ¿Cuál es la preocupación? ¡Qué se vayan de bruces! No será la primera ni la última. Si le ponemos una camisa de fuerza. No sería nada democrático.

Hay diferencias en esta democracia con las anteriores –claro que sí. La nuestra siempre ha sido participativa y la de ellos IV-R representativa. Pero la batuta es de la orquesta y ésta lentamente se está conformando. -¿Lo dudas JVR? Y es importante la práctica de las dos.

¿Y quién le ha quitado espacios a la oposición? El mismo pueblo con sus votos por la mala participación en gobiernos pasados decadentes y, en la actualidad ellos mismos han contribuido al no querer incluirse en actos públicos como desavenencia a la política de sus seguidores. Si la oposición quiere mandar en este país fuera de los espacios que tiene que, nos derroten en buena lid con ideas. De lo contrario que aprendan a ser y actuar primeramente como oposición democrática y respeten las libertades y los derechos consagrados en la Constitución del 99 que son insoslayables y que sería temerario enervar, como tú mismo lo dices, JVR.

Nuestra revolución como proceso democrático es un paradigma mundial llevado de la mano por el Gobierno dentro del Estado. ¿Y la oposición qué? Los espacios no hay que dárselos tienen que ganárselo. Ayúdalos de otra forma JVR que mucho lo necesitan. ¡Pero por favor no le pidas peras al horno!

¿La oposición nos quiere gobernar? No. María Cristina. No, que no, que no. No. Yo le sigo, le sigo la corriente para que la gente –diga: No.

Lo demás lo pasó como entre telón para no fastidiar a la audiencia de Aporrea.


estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1701 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a74971.htmlCd0NV CAC = Y co = US