Elecciones en El Salvador. ¿Habrá llegado la hora del Pulgarcito de América?

Especial para rebelion.org

Cientos de observadores internacionales, y periodistas de los cinco continentes, han venido a El Salvador; unos, para servir de testigos, y otros, para dar a conocer al mundo este histórico evento electoral del domingo 21 de marzo..

Los observadores suman, aproximadamente, dos mil quinientos, de los cuales, mil quinientos, por lo menos, son extranjeros. En las calles de San Salvador es normal ver caminar a alemanes, españoles, australianos, noruegos, estadounidenses, venezolanos, mexicanos, dominicanos, argentinos y de otras muchas nacionalidades.

De otro lado, se supo que un pequeño error ha puesto a sudar a los técnicos del Tribunal Supremo Electoral, ya que el sistema ha presentado fallas, era penetrable. Sin embargo, el mismo fue subsanado en las últimas horas, de acuerdo a lo señalado por Diego Paz, el responsable de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA): Con alborozo dijo que “el sistema está garantizado para efectuar las elecciones el próximo fin de semana”.

La Junta de Vigilancia Electoral, por su parte, dice tener preocupación por la lentitud del proceso técnico. Pero solo eso, preocupaciones.

Se estima que los resultados preliminares se conozcan pasadas las siete de la noche. En las anteriores elecciones para diputados y alcaldes se conocieron luego de las veintidós horas. Pero los partidos estiman que tendrán resultados preeliminares primero que el Tribunal Supremo Electoral

Las fuerzas políticas adversarias estiman emplear a más de ciento cuarenta mil hombres y mujeres en tareas de garantía y vigilancia del voto.

REFLEXIONANDO CON ROBERTO CAÑAS

Si analizáramos, racionalmente, los resultados se puede esperar que haya segunda vuelta. Pero también quince años de gobierno arenero, ya es "mucho con demasiado", como dicen los salvadoreños; de allí que no sea extraño que se dé un triunfo del Frente Farabundo Martí (FMLN) con el respaldo de su militancia y de aquellos que quieren el cambio ya, en primera vuelta, por su puesto.

Pero, sucede que el comportamiento de la población a veces es más emocional, que racional. Y es influenciado, muy fuertemente, por lo que sucede en las horas previas de la elección. El elector va a votar con lo último que pasó en el país, o el mundo, con lo que se consiga en su mente.

Lo que si yo puedo asegurar es que la Alianza Republicana Nacional (ARENA) moverá el cielo y la tierra para no perder la elección.

Su estrategia es "se vale todo": Recursos del estado, en función de apoyar al partido de gobierno, manipulación de la información y creación de opinión publica favorable a ARENA; lógicamente, por parte de los propietarios de las cadenas de TV, Radio y los grandes periódicos; creación de hechos políticos dramáticos reales o ficticios, que impacten en la conciencia nacional.

Se está en la etapa de echar de la mano todos los recursos habidos y por haber. Pacíficos y violentos, antes, durante y después de la votación.

Es mucho lo que está en juego para ellos, en términos de intereses económicos, tendrían que pagar impuestos, y los oligopolios tendrían restricciones.

El diseño de las políticas públicas no les favorecería, se acabaría la corrupción, se terminaría la impunidad, seria el fin del uso patrimonial del Estado.

Así que, esto, apenas comienza; al finalizar formalmente la campaña, comienza el periodo de votación y defensa del voto, continúa la declaración de los resultados, y la aceptación de los deducciones por parte de los partidos contendientes.

La entrega del gobierno al candidato ganador (la transición), y que los que perdieron dejen gobernar (calabaza-calabaza para su casa). El problema número uno de la agenda, gane quien gane, es el de la GOBERNABILIDAD, el después de las elecciones.

Los pronósticos de lo que sucederá en  estas elecciones presidenciales en El Salvador entran de plano en el ámbito de las Ciencias Sociales.

En términos generales, las dinámicas de la sociedad, se sabe como comienzan, es difícil tener certeza, de como evolucionarán, y, más aún, como terminarán.

El ejemplo de lo que aquí afirmamos, son las recientes elecciones españolas donde un hecho político dramático INFLUYO en el resultado.

El análisis racional sugiere que habrá segunda vuelta. El instinto que aquí hemos desarrollado, en estos cuatro días de haber llegado,  nos indica que la Alianza Republicana Nacionalista puede perder las elecciones en primera vuelta con el Frente Farabundo para la Liberación Nacional.

Y, es que lo económico será  lo determinante en última instancia, y la economía familiar de los salvadoreños anda muy malita, y no hay nada que pueda demostrar que andará mejor con ARENA.

A los salvadoreños les pagan en colones, pero compran en dólares, simplemente eso; los ingresos familiares no alcanzan ni para la sobre vivencia, y cuando la gente común se toque la cartera, pensará: Por elegir el cambio, no perderé nada, pero sí que puedo ganar, al menos, la esperanza de  merecerme un El Salvador mejor.

San Salvador, 20 de marzo de 2004


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2201 veces.



Israel Sotillo


Visite el perfil de Isrrael Sotillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas