El pá que te cuento de Chávez

¡Ve que mamón, que mondenga, que menguao, esta será la última vez que me echaré una!, porque a partir del lunes con el paquetazo de tu Presidente, tocará pégamela con chirrinche, me gritó todavía el viernes con una cervecita en la mano, Tito mi vecino, quien todo los días larga el forro cuidándole los carros a los que van a echarse palo y atragantarse en el restauran más caro de mi ciudad.

Y hasta yo que en mis andanzas por el PRV y la Tendencia Revolucionaria, tuve la oportunidad de lidiar con el comandante Fausto, me estaba comiendo el cuento chino que le habían echado a Tito sus poderosos clientes, y me preguntaba: ¿y será cierto que tendré que calarme a este Ministro Rodríguez, que paquete en mano volverá con el mismo estoraque de Gumersindo Rodríguez y Miguelito Rodríguez? Pero no; ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario. Ni Chávez es Pérez, ni Ali es Miguelito y por ahora hasta al salario mínimo le han metido un aumentico.

Como palo e gallinero el primer ministro chino Wen Jiabao le ha solicitado a Washington que “mantenga su salud crediticia, cumpla sus promesas y garantice la seguridad de los fondos de China”, comprado en bonos gringos y cuyo monto asciende al setenta por ciento de las reservas de divisas de su país. Menos mal y esto si no es otro cuento Chino, gracias a que este gobierno “comunista y maoísta” del “dictador” de Sabaneta, previendo que de verdad verdad, el imperialismo es un simple tigre de papel, se le prendió el bombillo a tiempo, y no dejó ni un cobrito de nuestras reservas, en manos de estos mafiosos del imperio.

Aquí nadie se dejará echar mentol chino y todo el mundo andará ojo pelao para que a los programas sociales no se le vaya a recortar, ni el uno del seis por ciento, que según el Presidente, se le arrancará al presupuesto nacional. Así que aquellos altos funcionarios y demás burócratas del gobierno que gustan del gasto dispendioso, en los recortes previstos también vayan pensando que a esas jugosas comisiones que se embolsillan con los contratos, rebájenle el seis por ciento y no sigan con la guachafita de la corrupción, ya que a más de un chavista lo tienen más caliente que plancha e chino.

Estas medidas anticrisis de elevar el IVA al doce por ciento y no aumentar la gasolina, ni devaluar la moneda; por ahora nos da un respirito a creerle el cuento al Comandante, que aún si le colocaran a cero el barril del petróleo, la crisis mundial del capitalismo pasará y no entrará por la puerta de mi casa. Apostemos a que así sea, ayudémosles en su esfuerzo; porque millones de desempleados en las principales ciudades del planeta, centenares de empresas, Bancos y firmas hasta ayer muy respetadas en el mundo financiero, y hoy quebradas; nos indican que no es cuento de Marx, ni de Lenin, y tampoco de Mao o de Einstein y mucho menos de Chávez: es el socialismo, el socialismo, entupidos burgueses, el que podrá salvarnos de la crisis y salvar la humanidad.


douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2383 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas