Aristide no renunció, fue derrocado

E l domingo 29 de febrero el presidente constitucional de Haití, Jean Bertrand Aristide, abandonó su cargo y salió al exilio, en medio de un levantamiento popular y militar que en las últimas semanas contó con el abierto apoyo de gobiernos extranjeros como el de República Dominicana, Francia y los Estados Unidos.

Las agencias de noticias, como CNN, informaron que Aristide había renunciado. Igual información dieron los voceros del gobierno norteamericano.

Pero el lunes 1 de marzo el mundo fue sacudido con la denuncia telefónica realizada por el propio Aristide a periodistas en los Estados Unidos, sobre los acontecimientos que condujeron a su salida del poder y del país. No hubo renuncia. El palacio presidencial fue ocupado en horas de la noche del sábado 28 de febrero por militares estadounidenses, los cuales, apoyados en la fuerza de sus armas, conminaron a Aristide a abandonar palacio y subirse a un helicóptero, para trasladarlo a un aeropuerto y sacarlo hacia África central, en circunstancias prácticamente de detención, de secuestro, como él mismo lo catalogó.

La verdad ya ha sido conocida en todo el mundo. Algunos, como el secretario general de la ONU, Kofi Annan, restaron importancia al derrocamiento de Aristide, y han intentado mostrar "su preocupación" por el futuro de Haití. Pero personajes significativos de la política norteamericana, como el reverendo Jesse Jackson, están denunciando públicamente esta nueva intervención yanqui en el derrocamiento de un gobernante latinoamericano. Líderes del partido demócrata también cuestionan públicamente el derrocamiento de Aristide y la conducta similar que el gobierno de los Estados Unidos viene asumiendo contra Hugo Chávez y el proceso revolucionario venezolano.

El derrocamiento de Aristide, presidente de Haití electo mediante votación popular, y quien en la última década actuó como un delfín de los intereses norteamericanos, es una nueva y lamentable página de la historia intervencionista que se ha desarrollado en América Latina desde hace más de 150 años.

Quienes se presentan ante el mundo como los paladines de la democracia, quienes se creen con derecho a decidir cuáles gobiernos son y cuáles no son democráticos en todo el mundo, quienes tienen el tupé de "examinar" el respeto por los derechos humanos en los países que a ellos les da la gana, han actuado esta vez violando flagrantemente el período constitucional del presidente haitiano, han aplastado los derechos ciudadanos más elementales, y le han abierto el camino del poder a unas bandas paramilitares dirigidas por asesinos y torturados de la vieja dictadura duvalierista.

Nuestra América, el continente mestizo por el que lucharon Bolívar y Martí, hoy siente vergüenza e indignación. Ayer fue en Panamá, en Granada, en Nicaragua, en República Dominicana. Hoy es en Haití, en Colombia, en Venezuela.

Se continúa interviniendo en nuestros países para garantizar los intereses del gran capital. Pero el proceso histórico no es un ciclo interminable.

Los pueblos maduran y aprenden. Hoy en Venezuela, en Argentina, en Bolivia y muchos otros países, los descendientes de Bolívar, de Martí, de San Martín, se disponen a desbaratar los planes imperialistas con una nueva lucha por la independencia nacional y continental


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3123 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Profesor Titular de la Universidad del Zulia (LUZ) con ingreso en 1994. Licenciado en Educación. Magister en Historia de Venezuela (LUZ, 2005) y Doctor en Ciencias Políticas (LUZ, 2013). Egresado en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Actualmente dicta 4 materias en la Licenciatura de Antropología en LUZ: Historia de América, Historia de Venezuela, Intercambios Económicos, y Poder y Movimientos Sociales. Ha dictado 3 seminarios a nivel doctoral y 2 seminarios a nivel maestría en universidades venezolanas; y seminarios de Historia de Venezuela en la Universidad de Playa Ancha (Chile) y en las Universidades de Vigo y de Cádiz (España). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, y de los Diplomados en “Formación Sindical y Prevención Laboral”; y en “Consejos Comunales” (16 cohortes graduadas). Ha dirigido 10 proyectos de investigación financiados por el CONDES-LUZ. Línea de investigación: estudio de los movimientos sociales. Ha publicado más de 50 trabajos científicos, incluyendo 8 libros, 5 capítulos de libros y 40 artículos en revistas arbitradas. Es autor de más de 50 ponencias en congresos científicos (22 de carácter internacional), organizador de más de 50 seminarios y conferencias de divulgación científica. También trabajó como profesor de Historia Universal, Historia de Venezuela y otras materias en el Colegio Fe Y Alegría, La Rinconada, Maracaibo, en 1993-1999. Entre otros reconocimientos, recibí la orden “Jesús Enrique Lossada” en su primera clase. (LUZ-2008); fué seleccionado al Programa de Estímulo a la Investigación (PEII). nivel C (más alto nivel),en las dos últimas convocatorias del MPPEUCT (2013 y 2015); y recibió el premio “Dr. Francisco Eugenio Bustamante” como mejor artículo científico (LUZ-1999). Ha publicado: “CARAL. LA NUEVA HISTORIA DESCOLONIZADA DE AMERICA” (2020); “UN NUEVO DEBATE SOBRE LA AMÉRICA INDÍGENA. ¿SE PUEDE SEGUIR LLAMANDO NUEVO MUNDO?” (2019); “EL MOVIMIENTO DE TRABAJADORES EN VENEZUELA DURANTE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA: 1999-2012” (2017); “MOVIMIENTO ESTUDIANTIL Y PROCESO POLÍTICO VENEZOLANO” (2007); “EL PROTAGONISMO POPULAR EN LA HISTORIA DE VENEZUELA” (2008-2015); “LOS CONSEJOS COMUNALES Y EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI” (2009); y “VENEZUELA ANTE LA GLOBALIZACIÓN, LA CRISIS MUNDIAL Y LOS RETOS DE SU DESARROLLO” (2012). Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integró el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia. También coordinó la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo en 2004. En la División de Extensión de la FEC desarrolló anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela; y La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990. Dictó entre 2014 y 2016 los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado de la UBV.

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas