¿Por qué se cae la revolución?

        Se nos va de la mano poco a poquito, cada vez que “un pela bolas” hasta hace nada, se nos presenta de repente como un empresario acaudalado, a la sombra de la revolución sin haber ganado la lotería, ni haber estudiado, ni estar empleado.  Se desmorona la revolución , en la medida que los funcionarios públicos de manera intencional  y alevosa, obstruyen el procedimiento ágil de respuestas a las diligencias de los ciudadanos en los diferentes organismos públicos.  No avanza la revolución,  cuando de manera premeditada el poder económico apátrida, encarece de manera brutal los costos de los productos básicos y el estado es incapaz de poner coto.  Gana terreno la contra revolución, cuando los que debemos impulsar la verdadera democracia y conciencia dentro del partido, solo nos preocupamos de ocupar posición dentro de la maquinaria,  para obtener luego prebendas y beneficios económicos que nos satisfagan nuestras apetencias materiales y anhelos de pequeños ricos.  Se escapa la revolución, en la medida que hablamos de socialismo, y solo nos ocupamos de lo individual y las ganancias personales. Se desarma la revolución, cuando un gobernador propone proyectos dirigidos a beneficiar a la empresa privada en un 70% y el otro 30% es para el ente (como es el caso en Yaracuy) marginando a las comunidades organizadas de todo el proceso.  Se distancia la revolución del pueblo,  cuando se le pide sacrificios, esfuerzos y trabajo, mientras otros, denominados lideres, no dan el ejemplo, y solo les vemos la cara cuando desciende del auto con vidrios ahumados y aire acondicionados,  para decir cuatro mariqueras,  con la finalidad de dar a entender que le importa el pueblo y el proceso.  Se nos desvanece la revolución, cuando los que llegaron a gobernantes por nuestro trabajo, se aíslan en el poder, se rodean de cooperadores que fundan empresas fantasmas, a las cuales se les asignan los contratos, con los cuales le retribuirán en comisiones, cantidades de dinero, para éllos y sus familiares.  Dejamos de creer en la revolución, cuando el pueblo organizado solo es utilizado para fines electorales y propagandísticos, luego se les pretende someter por un bozal de arepa a defender las corrupciones que antes se utilizaron como bandera para predicar cambios.  Nos duele la revolución, y nos decepciona, cuando quienes se han opuesto a Élla,  son los empleados de confianza  de los gobiernos que nos jodimos por poner para defenderla y para adecentar las políticas del estado y,  por el contrario siguen haciendo más de lo mismo.

        Esas cosas están pasando y están asesinando la revolución y la confianza del pueblo en ella. No me vengan luego a decir que no es verdad o que es calumnia.  Si tenemos un partido que puso toda su estructura, para poder elegir a unos personeros, gobernantes, ¿por que ese partido permite que esos personeros, hagan lo que les venga en gana después? En el PSUV,  hay suficientes cuadros políticos, como para emprender un trabajo a nivel de masas con el objetivo de concientizar y alertar a la población sobre todas las cosas que están debilitando al proceso y sobre la necesidad del pueblo de abrazarse con su partido.  Para enfrentar esta otra escalada que suma al sector comercial mercantilista, con su estrategia de especulación y acaparamiento; al paramilitarismo ( del cual vengo alertando hace tiempo),  que está sembrando de cadáveres y terror al país,  como detonante para justificar una escalada de violencia que justifique la intervención extranjera en el país,  y al sector apátrida de la oposición, que sirve de vaso comunicante entre los dos sectores antes nombrados y la cabeza que genera toda esa política:  la CIA Y EL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE EE.UU.

     Son momentos de sumatoria de los verdaderos creyentes en el proceso de dignificación y defensa de la patria,  no podemos sumar a los quinta columnas (recuerden la guerra civil española).   La oposición títere, está muy activa, después de pasadas las elecciones.   El contrariamente PSUV, se retrotrajo a la inactividad de calle, mientras en los sectores apátridas de la oposición, la actividad se incrementó. Veo diariamente como se reúnen y definen estrategias para futuras y cercanas acciones, mientras el pueblo revolucionario, se quedó en la celebración del triunfo del referéndum.  Muy peligroso lo que pasa, ojalá y no nos agarren de sorpresa en algunas jugadas oscuras.  Ya se han debido dar cuenta, que el gobierno en el norte,  mantiene la misma táctica y la misma política.  ¡ guerra avisada solo mata a pendejos! ¿somos pendejos los revolucionarios?.

    Ya la matrona reaccionaria de los empresarios ladrones (FEDECAMARAS) develó su plan:  vendrán nuevas oleadas de escases y acaparamiento.  Los precios de los productos básicos y otros empezaron desde el inicio del mes de marzo a incrementarse de manera abierta y grosera.  Tenemos que preparar al pueblo para que responda a esta nueva tentativa de golpe de estado al estilo Chileno, vean en los vidrios de los carros colectivos como la palabra “hora cero”  es la constante,  el enemigo ha estado trabajando.  Fíjense en el tono de los discursos de los empresarios explotadores,  los tonos altisonantes y de reto, no escasean.  SE AGUDIZAN LAS CONTRADICCIONES, LA LUCHA DE CLASES SE ACELERA, NO ES POR CULPA DE Chávez, ES POR RAZONES HISTORICAS Y DIALECTICAS. ES TEIMPO DE PROTAGONIZAR JUNTO AL PUEBLO, NO DE NEGOCIACION NI DE CLAUDICACION.

                                 

 javiermonagasmaita@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2254 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a73612.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO