El descarrilado diálogo de Carrizales

Encarrilaito, como si hubiese colocado el “último carril” de la red ferroviaria del país, la última puerta del millón y medio de casas “construidas”, en su gestión como ministro de Infraestructura y en la cartera de Habita y Vivienda, ha llegado el ahora Vicepresidente, flor y nata de la cúpula bolivariana; a la que algún día mi comandante y ojalá que sea más temprano que tarde se la quite de encima, a señalar que no habrá puente con ninguna cúpula de la oposición.

Esta segunda suprema autoridad de gobierno, ya debe andar en líos con la primera autoridad de su casa; porque resulta y cuentan que por aquí por el Zulia, su amantísima señora, la también y por no dejar Ministra del Poder Popular para el Ambiente Ing. Yubirí Ortega de Carrizales, en calidad de coordinadora de la Comisión Nacional de Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos y Comunidades Indígenas, anda convocando nada menos que al presidente de la Federación Ganadera de Machiques, al Rector de la Universidad del Zulia y demás autoridades de la región, para discutir con estas cúpulas “oligárquicas” una salida pacífica al conflicto indígena que amenaza con seguir provocando más desasosiego en esta región productora del país.

Las de carrizales son las mismas contradicciones dentro y fuera de la casa. Si algo se le debe aplaudir a nuestro gobierno es la prédica a nivel internacional por el respeto de lo que aquí hacemos y el dialogo permanente con las fuerzas del capital y las cúpulas de sus gobiernos. Nos matamos con el imperialismo Yankee, pero mantenemos diálogo profundo con quienes nos compran nuestro petróleo, así sea usado después para invadir a nuestros hermanos de Irak y Afganistán. Por el socialismo del siglo XXI seríamos capaces de emular al Che, pero somos expertos en comprarle productos a las cúpulas empresariales y ganaderas de Argentina, Chile y Uruguay, que están prestas para llenar mensualmente los anaqueles de los pedevalitos y mercalitos de nuestros barrios.

No me toca pedir cacao por la oposición venezolana, pero muy bien valdría la pena escuchar los consejos del ex canciller, ex ministro de la defensa, ex vicepresidente de la República, viejo militante del socialismo y fiel camarada de Chávez, quien ha sugerido la necesidad de “tender puentes pero no para desistir de los cambios ni echar por la borda planes y proyectos; sino para que se incorpore la otra parte del país, con respeto absoluto al estado de derecho, y que nadie se sienta relegado”.

Semejante propuesta en boca de este otro pilar fundamental del proceso, ha debido meter en un dilema; al que en una oportunidad crucifijo en mano, tendió puente a una oposición que en ese momento no había aprendido la lección, que en democracia se puede y es necesario que exista un gobierno que gobierne y una oposición que fustigue y controle sin atajos golpistas.


Mientras tanto si no hay cacao; pediremos un negrito y esperaremos a que después de la tempestad venga la calma, y que el triunfador de catorce batallas, sea asertivo y no escuche los gritos destemplado de su descarrilado y ahora “taliban” Vicepresidente, quien precisamente es experto en dejar que puentes y viaductos se desplomen.

douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2256 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor