Pildoritas 42 (año 02)

LA LUCHA CONTRA LA INSEGURIDAD DEL 2009 AL 2019

La inseguridad otra de las lacras que corroen cualquier estado, especialmente en lo que tañe a la paz social, fue, entre otros, uno de los puntos tocados por el Comandante desde el balcón del pueblo el 15 por la noche, En verdad que en este aspecto, como en el control de la corrupción, el burocratizo y la ineficiencia, la Revolución aun está en mora con las aspiraciones del pueblo, aunque no se puede negar, si se compara lo hecho en estos diez años con lo que la historia registra de los 40 años del llamado puntofijismo, este proceso le lleva una morena al escualidismo, que está demostrando una falta de memoria histórica que raya en lo demencial; sin embargo es mucho lo que queda por hacer, a pesar de que le toca a quienes tengan la potestad de tomar decisiones rápidas y efectivas, enfrentarse no solo al mal social en sí, que nos aqueja, sino a una oposición que no reconoce los esfuerzos y una prensa al frente, negando cualquier logro y maximizando los sucesos con claras intenciones políticas pues a esa gente no le importa que se bajen los índices, por el contrario hacen todo lo que esté a su alcance para que aumenten, manteniendo a diario y las 24 horas según el caso, una permanente actitud tan negativa que en cualquier país del mundo, bastaría para que muchos medios como los nuestros salieran de circulación o del aire.

Por ello las dificultades son difíciles de vencer pero no imposible, habrá que luchar conscientes de que nunca se van a reconocer los logros y es allí entonces cuando el gobierno debe hacer uso de todos los recursos válidos. Por ejemplo las ruedas de prensa para informar sobre los delincuentes apresados casi a diario, sobre los abatidos o capturados en flagrancia, sobre bandas desmanteladas, sobre atracos a bancos frustrados, sobre casos resueltos etc. son actividades que se reducen a ser trasmitidas exclusivamente por los medios públicos del Estado, pues los privados aunque asisten no los pasan en directo, y en su noticiero los editan a su manera para quitarle cualquier posibilidad de que impacten en la opinión pública a favor de la gestión de gobierno, es aquí donde se requiere lo que yo he llamado las mini-cadenas para informar a toda la población de los logros semanales o cuando sean casos de importancia, de otra manera seguiremos como hasta ahora con la sensación de que el hampa está ganando la partida, pues es lo que se refleja en los medios que apuestan de la manera más descarada al caos. Por ello y conscientes de que los medios de maneta premeditada no informan, no hay otra forma que la de salirles al paso con una cadena semanal fija y eventual cuando los hechos lo ameriten para que las cosas comiencen a tomar su justo sendero.-

La delincuencia en un alto porcentaje es importada, si no veamos cuántos no nacionales conforman la población penitenciaria, para darnos cuenta que son los más es decir han llegado de otros países en especial de Colombia con el agravante que muchos de ellos, son o exguerrileros o exparamilitares, que aquí consiguen fértil para sus fechorías o lamentablemente inescrupulosos que los contratan para matar en lo que se dado en llamar “sicariato”, dolorosamente muy frecuente, esos delitos, son dificles de controlar generalmente porque son cometidos por gente no registrada, sin antecedentes en el país, cuya huella no dice nada a los investigadores y que por ser asesinos a sueldo, saben cometer sus crímenes sin dejar huella, razón por la cual no es fácil para los cuerpos de seguridad ofrecer resultados positivos a pesar de los esfuerzos que se hacen.



“HAY QUE PONERLE EL CASCABEL AL GATO”

El Burocratismo, otro mal aun sin antídoto efectivo en todas las administraciones del mundo incluso en las más desarrolladas del planeta, en el convergen múltiples factores, incluido el de los infiltrados, que cobran para hacer daño de manera premeditada, programada y alevosa y que en casi todos los despachos oficiales aun quedan como rémoras de la cuarta o que de alguna manera han logrado meterse en las nóminas con una misión bien clara, entorpecer la labor del organismo con el objetivo de que la gestión no se note o parezca lo más negativa posible, de ellos los hay a todos los niveles, conozco varios casos, y los he denunciado, sin ningún resultado, desde secretarias que niegan al Jefe, extravían la correspondencia, entre otras cosas; porteros y no se diga de otros rangos que se colocan la camisa o la gorra roja y van a las marchas. pero odian la revolución a morir y buscan por cualquier medio hacer el mayor daño posible; esos son una parte de la fauna, pero también los hay dentro del campo revolucionario que pecan por ineptos, perezosos y por falta de formación ideológica, son carnada fácil para caer, a veces sin percatarse, en las garras del burocratismo y servirle de argumento a la contrarrevolución.

Un despacho en donde el que lo dirige no esté en capacidad de minimizar las colas que son tan tediosas y molestan tanto a la gente, no sirve para el cargo, un organismo en donde se viole la ley que obliga a dar respuesta expedita y que demora interminablemente una solución, está atentando contra el proceso y quien lo dirija no merece seguir haciéndolo, un funcionario que atienda al publico con cara de perro buldog y responda de manera poco amable no puede seguir donde está y es allí donde el burocratismo se da la mano con la ineficiencia, para, en cambote, destruir una obra de gobierno, pues si algo no podemos negar son los detalles del día a día que nos puedan afectar directamente, lo que mas perjudica un gobierno, si no que alguien me diga cuando hace una cola cuáles ha son los cementarlos más comunes que se hacen mientras le llega el turno a quienes tenemos de vecinos en la misma, esa gente por el solo hecho de sentirse mal atendida, el día que tenga en sus manos el poder de decidir o se abstiene o vota en contra del proceso, por una conducta de alguien sin el más mínimo concepto de eficiencia y capacidad para ser diligente en la atención al pueblo. No digamos las penurias que en muchos casos, hay las excepciones, se tienen que padecer en las oficinas proveedoras de servicios como las alcaldías, en las cuales entre otros organismos es donde los medios contrarrevolucionarios tienen la mira, claro las que están en manos de afectos al proceso y lo peor de todo es que se está consiente de ellos y pareciera que a nadie le importa. Cabe la esperanza que una de las felices consecuencias de la enmienda sea la de que, con la vista puesta en la posibilidad de postularse y repetir, lo alcald3es se esmeren por hacerlo bien y cuidar sobre todo los detalles.

El problema del burocratismo es complejo, no se resuelve de manera espontánea, es necesario formar a los funcionarios con los que cuenta la administración pública y dotarlos de herramientas que permitas maximizar las capacidad para tratar al público, para desmostar eficiencia en sumo grado, para trabajar bajo presión y producir resultados positivos, esa formación debería impulsarse ya, de inmediato y por niveles, sin mezclar papas con manzanas.

Otra cosa que podría hacerse es tener a la salida de cada oficina una persona pidiéndole a cada solicitante, que exprese con claridad en un formato preelaborado de qué manera le atendieron, con cuatro opciones: excelente, muy bien, bien o mal; quien lo atendió, cómo le parece la respuesta, igual con cuatro opciones, y si está satisfecho de la misma, si o no, o parcialmente Todo ello en una planilla que permita al final del día hacer una evaluación de la labor del funcionariado y tener un diagnóstico para mejorar de la manera más lapida los detalles negativos que surjan de esa especie de sondeo.

Otro detalle que desespera es la odisea que significa poder comunicarse vía telefónica con alguna despacho, es prácticamente imposible, cuando los teléfonos o están ocupados, o no sirven, o nadie los contesta, o muchas veces contesta alguien para decir que ese teléfono ya no pertenece a ese organismo, es un detalle de crasa ineficiencia.Deberia pues existir una guía oficial por ministerios y despachos, siempre actualizada que contenga los teléfonos de todos las oficinas a nivel nacional, regional y municipal pues en la guía telefónica o no aparecen o el 113 de CANTV no da información sobre ellos y si los da resulta que la mayoría ya no pertenecen al organismo, es una simple muestra del despelote que existe en la administración y una de las causas por las que las criticas cada día se hacen más frecuentes, que aunque no lo creamos se refleja en las urnas sobre todo en quienes les ha sido inoculado el veneno mediático, que les embota la mente y no les permite analizar las cosas de una manera concienzuda y deslastrada de influencias malévolas.

Es inaceptable que por ejemplo en una calle de cualquier ciudad se rompa un tubo y pasen días y hasta semanas para que el organismo responsable acuda a reparar el daño, o que se obstruya una alcantarilla con las consecuencias al llover y no haya un organismo que acuda a resolver, generalmente se lanzan la pelota de uno a otro, lo cual no pasa desapercibido para la gente.

Es frecuente ver en pleno día las luces de los postes de Cadafe encendidas en un gasto de energía tremendo a pesar de los frecuentes llamados del Presidente para que ahorremos electricidad; es decir son innumerables detalles que podrían controlarse con eficiencia y buena gerencia. Tenemos un líder que es ejemplo de ello, pero que no es mago para resolver por sí solo los problemas de un país, por ello debe existir un equipo en que todos los niveles de gobierno actúen en perfecta conjugación bajo la batuta de cada gobernador que debe ser un supervisor nato para que en su jurisdicción, no surja un problema del tamaño que sea, que se resuelva bien y en el menor tiempo posible. Vamos a ver si es que nadie se atreve a ponerle el cascabel al gato.

yuviliz40@hotmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1627 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: