Mi optica electoral

Pienso que el deber de cada ciudadano para con la patria es como el deber de padre o madre para con sus hijos, criarlos, alimentarlos, educarlos, formarlos, guiarlos, tratar por todos los medios de que su conducta y comportamiento ante la sociedad sean ejemplares, y finalmente cuando ellos se suelten en el mundo de sus propias decisiones y cuando por ley natural tengan que formar su familia, sean el árbol frondoso que de buen fruto producto de una buena semilla.

La patria es lo máximo, es raíz porque sostiene, es sabia porque alimenta y es semilla porque germina, es el reflejo histórico de la sociedad, que deriva de generación en generación, que nace, crece, se desarrolla y perece, en el tiempo y el espacio por razones naturales y como solemos decir de todo hay en la viña del señor. Pues aquellos hijos predestinados por el Dios de la Naturaleza, van escribiendo la historia y dejando a la patria semillas fértiles, nuestro Libertador, por ejemplo, Miranda, Sucre y tantos héroes que se sacrificaron por hacer patria.

¿Cuántas generaciones no sucumbieron bajo el coloniaje salvaje, dictaduras militares –civiles, caudillismos, ¨democracias enlodadas con imperialismo, militarismo, oligarquías y castas privilegiadas? La historia lo registra y nosotros sabemos que bajo esos designios, nuestros ancestros no tuvieron patria o los derechos de elegir democráticamente a sus gobernantes , hubo concesiones, sabemos, pero con todas las limitaciones que no soltaban las riendas del libre pensamiento y cuántos rebeldes o soñadores por tener patria y la mayor suma de felicidad posible-premisa del Libertador- no entregaron sus vidas sin siquiera ver cristalizados sus ideales.

LLEGÓ LA HORA¡ frase que utiliza un programa radial de los sábados con mensajes de la fe cristiana de la ¨Teoría de la Liberación¨, qué bueno es, orienta, entretiene y lanza mensajes de despertar a los cuatro vientos, pues, sí, llegó la hora de las grandes decisiones, ¨DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA¨, el pueblo en 15 procesos electorales ha señalado el camino correcto, el camino de la toma de decisiones para reestructurar la República, esa es la señal de las mayorías, con el debido respeto de quienes piensan que se debe volver atrás y seguir con el proyecto que en toda la historia en sus diversas formas de aplicación fracasó. El pueblo fue paciente a pesar de las imposiciones, pero ha llegado la hora, y precisamente a través del poder soberano del pueblo, el voto para consultar las grandes decisiones, ya sabemos cómo era la costumbre antes de la ¨REVOLUCIÓN BOLIVARIANA¨, ahora van 15 consultas electorales en 10 años, en 45 años hubo 8 elecciones, muy limitadas por cierto en cuanto a los derechos del pueblo, el ejemplo que en la Constitución del 61, solo las élites partidistas consultaban al pueblo para elección presidencial y poder legislativo, nada de referendos, reformas, enmiendas y constitución provenientes de las mayorías. Era una democracia entre comillas, no soberana, estaba influenciada por poderes foráneos y las oligarquías nacionales. Esto no es un secreto, hasta el campesino en el lugar más recóndito lo sabe.

Este humilde ciudadano, ya desde las trincheras y el umbral de mi vida, ha votado 23 veces, en la cuarta voté y nunca ganó, aquel candidato que más o menos representaba tendencias de izquierda, el último caso, José Vicente Rangel, menos mal el Dios de la Naturaleza me permitió llegar para presenciar los cambios a favor del pueblo y de los desheredados de las cúpulas de la egofilia. Considero que votar es una de las decisiones más responsables para con la patria, no votar es ser indiferente ante los problemas de las mayorías y creo con modestia que le resta a uno moral para opinar, efectuar críticas constructivas o hacer sugerencias o propuestas, que como granito de arena pudieran ser de utilidad para todos. También pienso que con la Constitución que nos dimos la mayoría, hemos avanzado mucho: la seguridad social y sus leyes, que aunque haga falta profundizarlas, han venido atendiendo al sector desprotegido y olvidado ya en las postrimerías de su vida, el incremento de pensiones, jubilaciones, salario mínimo, es un logro sin duda alguna de la revolución, con el perdón de aquellos que nos topamos en las colas de los bancos para cobrar y no quieren reconocer, tan solo por el fanatismo o el odio al Presidente. Pero es una verdad como la luz de nuestro astro Rey, la salud, la educación, el fomento de la mediana y pequeña industria el aliento a los campesinos, productores del campo, los créditos a la mujer y al hombre humilde para forjar su propio medio de vida, las becas a estudiantes, las plantas de procesamiento de alimentos en varios puntos de la geografía nacional, fabrica de computadores, bicicletas, tractores, ferrocarriles, autopistas, carreteras y LAS MISIONES QUE VAN DIRECTO A AQUELLA GENTE DE ADENTRO, AQUELLA QUE MUCHOS DICEN QUE SON POBRES PORQUE ASÍ LO QUIZO DIOS, de manera que difícil es poder recoger tantas bondades de la revolución y sus Presidente como ejemplo y constancia de trabajo, como no estábamos acostumbrados a ver.

EL REFERENDO DEL DOMINGO FUE ABRAZADO POR LA MAYORÍA DEL PUEBLO QUE COMPARTE EL NUEVO PROYECTO SIMÓN BOLÍVAR, PROYECTO VISIONARIO Y AL MARGEN DE LO MANIDO Y RUTINARIO, no por ser viejos, nos vamos a privar de la evolución del pensamiento político y caer en la rutina de decir que todo pasado fue mejor, no hay peor pensamiento para un adulto mayor, que caer en esa rutina que acoquilla y frena mirar al futuro. Aspiraba a que ganáramos con más votos, pero cómo vencer fácilmente a los propagadores y vividores del pasado que poseen el poder mediático y se resisten por todos los medios a aceptar el poder del pueblo a través de la CONSULTA ELECTORAL, y para ello difunden y propagan la guerra psicológica para el mal, la mentira y la calumnia, porque son incapaces de luchar confrontado ideas y haciendo propuestas al pueblo. Cada vez que ha habido un proceso electoral afloran con sus sandeces, con su violencia, con la negación de toda obra positiva realizada a favor del pueblo. TODO LO NIEGAN, TODO ES MALO Y SE AUTO-PROYECTAN Y AUTO-PROCLAMAN COMO LA SALVACIÓN DE LA PATRIA, SE OLVIDAN DE LA MORAL Y SUS ACTUACIONES PASADAS, que el mismo pueblo los sancionó con el tribunal supremo del voto.

Los resultados del referendo nos fueron favorables, se recobró Carabobo, se logró disminuir la ventaja de ellos el pasado 23N, en Zulia, Nueva Esparta, Miranda, cedimos terreno en Táchira, donde el escualismo se incrementó de menos del 2% a casi 15 %, resultó la trinchera de la oposición violenta por cierto, fue donde más desastres lograron hacer en la campaña del Referendo. En Mérida algo pasó, casi empate, en Lara observé que la ventaja bajó unos puntos, en Barinas se incrementó el porcentaje en forma representativa, igual en Cojedes, Portuguesa firme, igual que Apure y Guárico también se mejoró, en términos generales el balance fue positivo porque se impuso la verdad contra la mentira como dijera el Presidente en el Balcón del Pueblo.

Que resta en lo que de inmediato viene, hacer un análisis político del comportamiento de los electores, por lo menos en lo que atañe al PSUV, que según estadísticas en su arranque fundacional llegó a algo más de 7.5 millones de miembros, y todos no han respondido. Ejemplo, en el Táchira son más de 300mil inscritos según datos públicos, dejando de votar algo más de 70mil de estos, y así en otras regiones de oposición, esto supone análisis detenido. Me contaba una señora, habitante de un barrio en una de las ciudades del Táchira, que mucha gente inscrita en el PSUV que en noviembre votaron por Chávez, ahora se cambiaron, a pesar de haber sido beneficiados con créditos y casas, esto no sería problema pues todo el que necesite, sea chavista u opositor tiene derecho, lo malo es que esté inscrito y traicione a su partido, eso es lo censurable, otros casos de generalidad son los infiltrados o inscritos en PSUV, para conseguir favores, prebendas, ayudas, cargos etc., esto aun sigue siendo una mala costumbre, como mala costumbre es que altos funcionarios del gobierno, exijan o condicionen a funcionarios públicos a asistir a marchas, a colocarse prendas o símbolos partidistas, si de ellos no nace, esto lesiona y engaña, con seguridad que estos no sufragan por el PSUV, sin no lo son de conciencia, y esto también suele ocurrir, como mala es la corrupción y el tráfico de influencias, el nepotismo, el abuso del cargo para actuar al margen de la ley. Todo esto son lacras que el pueblo hace vox populi.

Contra todas estas alimañas que parecieran detalles insignificantes, es necesario poner cuidado y atender en esta etapa que viene, como alertara el Diputado Figuera del PCV, a propósito del resultado de referendo. EL PODER DE DECISIÓN LO TIENE EL PUEBLO, ASÍ LO DEJÓ CLARO EL PRESIDENTE DESDE EL BALCÓN, pero la burocracia, la desidia, el desamor a la patria, la avaricia, la matraca, la inseguridad, la infiltración en poderes públicos con fines e intereses personales o de compadrazgo son un problema que están en el tapete y contra ellos lo mejor es LA APLICACIÓN DE LAS LEYES SIN DISTINGOS PARTIDISTAS, RELIGIOSOS, FAMILIARES Y DE CUALQUIER OTRA NATURALEZA, la ley de la costumbre debe archivarse muy lejos de nuestras actuales formas de conducta pública, o las leyes se cumplen o la milicia se acaba, señala un viejo decir, y aquí el problema somos todos, pues cada uno creemos regirnos por nuestra propia ley, y de paso las leyes no se difunden, no se enseñan, y se dejan en la Gaceta Oficial o se publican en libritos que se adquieren pero no masivamente. Bueno terminó otra pesadilla, logramos que la razón tomara el camino, pero ojo descuidarnos y vivir el dulce sueño puede ser fatal.

saguete@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1837 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a73022.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO