El comedor universitario, la enmienda constitucional y el ejemplo institucional

Ya por terminar la campaña electoral, el Sí termina dominando ampliamente la calle, y a pocos días de la consulta, el oposicionismo apátrida termina contra la cuerdas y tambaleándose, producto de su desastrosa actuación signada por la violencia y la mentira; creyeron que el pueblo se comería ese cuento de la sinagoga y una vez descubiertos, dada la acertada actuación del CICPC, organismo a quien como pueblo debemos dar un merecido reconocimiento, por su labor desplegada en sacar a flote la verdad sobre este hecho que fue utilizado por la oposición como ancla para desacreditar a la Revolución Bolivariana y, por ende, para remontar en las encuestas, al verse descubiertos no les quedó otra, para desviar la atención pública, colocarse bombitas en las iglesias, diarios y, hasta en la sede del partido AD, con la ridícula sorpresa que al jefe de lo que queda de ese partido, Henry Ramos Allup, le quedó en las manos la espoleta de la supuesta bomba lanzada en dicha sede, con razón no permitió la investigación sobre dicho incidente por parte del CICPC, no vaya a ser que se descubriera lo que era evidente para todos los venezolanos y venezolanas, un autoatentado, uno más de lo que cometieron en estos días de intensa campaña.

Dada la arrolladora campaña desplegada por los partidos revolucionarios en favor del Sí, solo queda la voluntad nuestra de asistir y convalidar con nuestro voto positivo lo que ya se siente en las calles de nuestra Patria, que no es otra cosa que el respaldo indiscutible a estos 10 años de Revolución Bolivariana, encarnados por el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías.

Quedan grandes enseñanzas de este corto pero intenso, período electoral, instituciones obligadas por Ley a ser ejemplo de actuación y a realizar una función rectora en todos los ámbitos de la vida nacional, como las universidades, han quedado minimizadas y desacreditadas en su imagen, ante nuestro pueblo, proyectando solo violencia y malos ejemplos de actuación ciudadana, estudiantes que se forman en esas universidades públicas y privadas, sin cualidad de expresión y desconocimiento de la realidad política nacional, un solo “no es no”, inexpresivo, como reflejo de la crisis académica en que están envueltas estas instituciones y que obliga al Estado Revolucionario a redefinirlas y transformarlas en función de los intereses de la Nación, ésta es una tarea ineludible que no puede seguirse dándose largas, de allí nuestro llamado de atención a la Asamblea Nacional y al Ministerio de Educación Superior.

Se trata de instituciones que pretendieron presentarse ante el país como instituciones ejemplares y resultaron ser todo lo contrario; acusan al Comandante Presidente de antidemocrático y de querer imponer el pensamiento único, y hoy se pretende expulsar a 5 estudiantes de sociología por la simple razón de declararse revolucionarios y pensar diferente a las autoridades de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, pretendieron sustituir al CNE en una consulta y la gran mayoría de la comunidad, el 80% para ser más precisos, de profesores, estudiantes, empleados y obreros, se negó a ser copartícipe de su parodia oposicionista. Convirtieron, una vez más, la otrora casa que vence la sombra, en un partido de oposición más, negándose como institución universitaria, es decir, la sombra cubrió la casa. Mientras, hacia afuera pretenden presentarse como instituciones rectoras, hacia dentro nos encontramos con una institución en decadencia y en crisis, el mejor ejemplo de ello, lo constituye lo que está pasando actualmente con el Comedor Universitario.

Revisemos la historia reciente de esta universidad, para situar la problemática actual del Comedor Universitario, que data de 2007 hacia acá, Antonio París era el rector entonces, en dicho año se presenta como un angelito ante la opinión pública, presentando al Gobierno Revolucionario como negador del presupuesto para las universidades, lo que motivo a la Asamblea Nacional a recibirlo en su seno y oír sus planteamientos, así lo describe el Correo Ucevista, medio de comunicación impreso interno de las autoridades de esta universidad, en su edición de fecha del 19 al 23 de marzo de 2007, Año 3, N° 78, con el título: “LA UCV TOMO LA PALABRA EN LA ASAMBLEA NACIONAL”, leamos: “El Rector Antonio Paris, ejerció un derecho de palabra ante la Comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional, presidida por el diputado José Albornoz, a fin de presentar tres proyectos fundamentales para la preservación de la Ciudad Universitaria de Caracas. La presentación formal de los proyectos la realizó Melin Navas (...) quien explicó que los proyectos planteados incluyen una red de alta tensión, una red de acueducto y el reacondicionamiento del Comedor Universitario, servicio que atiende a 8 mil comensales....”, en la cuarta no sucedían estas cosas, no los dejaban llegar a sus puertas, la policía los reprimía no con bombas lacrimógenas, sino con plomo del bueno. Días más tarde, diputados se presentaban en la propia UCV, en visita de inspección, como lo reseña este medio universitario en su edición del 23 al 27 de abril de 2007, Año 3, N° 82, bajo el título: “UCV PODRÍA AUMENTAR INGRESO EN 40%”, leamos: “Si nos proporcionan los recursos necesarios para actualizar la plataforma tecnológica y reacondicionar la planta física, podríamos aumentar el cupo de ingresos estudiantiles hasta en un 40%”, así lo informó el Rector de la UCV, Antonio París (subrayado nuestro), durante la reunión que sostuvo con diputados de la Comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional, en el Salón de Sesiones del Consejo Universitario (...) La inspección comenzó recorriendo las tanquillas de electricidad, donde los parlamentarios apreciaron el deterioro del cableado y equipos que tienen más de 45 años en funcionamiento sin ser reemplazados. Posteriormente, el grupo se dirigió hacia el Comedor Universitario, donde los directores de la Comisión para la Preservación y Desarrollo del Patrimonio (COPRED) y la Organización de Bienestar Estudiantil explicaron el proyecto de construcción y acondicionamiento de una nueva sala de producción que satisfaga la necesidad de los comensales y cumpla con las normas de higiene y seguridad, a fin de preservar la salud ocupacional de los empleados del área (subrayado nuestro)...”, pues bien, después de esa visita de los diputados a la Asamblea Nacional, revolucionarios todos, por cierto, cumplieron aportando los recursos que el rector París solicitaba con ansiedad, pero la UCV no cumplió con su promesa de incrementar en un 40% la matrícula estudiantil, todo lo contrario en su seno se atrincheraron los abanderados de ese mecanismo corrupto y mercantil llamado Pruebas Internas, mediante el cual, se les niega el derecho al estudio a la juventud venezolana. Pero, no solo la UCV incumplía su palabra en este aspecto, sino que hoy en día, los recursos asignados por la Asamblea Nacional, de muy buena fe, para reacondicionar el Comedor Universitario, no fueron utilizados con la diligencia y responsabilidad que expresa el Correo Ucevista, órgano de las autoridades universitarias.

Hace días que dicho Comedor se encuentra paralizado, afectando cerca de 8 mil estudiantes, mientras la dirigencia estudiantil está distraída con la Enmienda; por la protesta de los trabajadores que trabajan en dicho servicio, nada más y nada menos, producto de que en la remodelación no se tomó para nada en cuenta las normas mínimas de seguridad laboral y, gracias a ello, los trabajadores comenzaron a sufrir accidentes laborales, hasta que explotaron y dijeron basta. A quién se le ocurriría, colocar en el piso de una cocina industrial donde ejercen funciones un grupo numeroso de trabajadores, cerámica lisa, donde una gotita de agua es un riesgo para todos y todas, en lo que concierne a su seguridad física. Y dicha remodelación, no costó cuatro lochas, se habla de una cifra cercana a los 3 millardos de los viejos, aportados por la Asamblea Nacional, lo que debe obligar, por responsabilidad ante nuestro pueblo a dichos diputados, a ejercer la contraloría social, valga decir, abrir una averiguación sobre lo hecho en el Comedor Universitario. Como vemos, esta universidad no puede presentarse ante nuestro pueblo como ejemplo de una buena institución, cuando ellos dicen no, amparados en su supuesto buen ejemplo, nuestro pueblo debe decirles Sí deben transformarse y democratizarse.


henryesc@yahoo.es
Caracas, 12 de febrero de 2009



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4135 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72275.htmlCd0NV CAC = Y co = US