Los Capitalistas No Corren Riesgos

Con las primeras críticas científicas que los fundadores del marxismo aplicaron al sistema capitalista apareció la teoría defensiva de éste con los mismos argumentos que hoy tratan de justificarlo. Entre estos argumentos, el “riesgo empresarial” cobra relevante importancia.

Pero bien miradas las cosas, los estudios previos de mercado dan las alertas necesarias y oportunas para no correr riesgo alguno. Se entiende: estudios de mercados profesionales hechos por especialistas. Allá los inversionistas cicateros, ignorantes y piratas.

Por otra parte, el riesgo corrido por la inversión es una variable de valor decreciente durante el tiempo mismo de amortización. Pensemos que contablemente y durante ese intervalo el capitalista o inversor va convirtiendo su capital inicial en dinero no aplicado a la producción, digamos, recuperando su inversión. Pero, curiosamente, el inversionista sigue midiendo su tasa de ganancia anual en términos del monto de sus acciones correspondiente a su capital inicial, con lo cual minimiza dicha tasa puesto que cualquiera que sea el monto absoluto de esas ganancias éstas deben acreditarse a la parte del capital pendiente de amortización.

Debe reconocerse que pasados los años necesarios para la plena amortización del capital inicial ya todo ese capital inicial está en caja, pero además el monto de las ganancias ya retiradas también se asimilan a reintegros de dicho capital inicial. Por esta razón los capitalistas terminan haciendo valer como capital suyo la simple condición social de patronos, los amos o los capitalistas, puesto que ya retiraron ese capital inicial y por supuesto, si a ver vamos, lo que correría riesgo de pérdidas por imprevistos es parte de esa ganancia malhabida. Recuérdese que las amortizaciones son simples recuperaciones de la parte material incorporada por desgaste de uso a las mercancías fabricadas por concepto de maquinarias e implementos varios de producción.

Por esas razones puede inferirse que el “coco” del riesgo empresarial es una figura obsoleta que sólo es válida para la fase de exploración de mercado y del correspondiente estudio que debe preceder cualquier tipo de inversión burguesa.

osmarcastillo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1738 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: