De Cúcuta a Puerto Rico

Descargar el archivo adjunto original

De Cúcuta a Puerto Rico

Reinaldo Quijada

Clase Media Revolucionaria

Este título bien pudiera corresponder a una canción de Héctor Lavoe. Pero no lo es. Canto a Borinquen, paraíso de dulzura, isla del encanto. No. Se trata de algo más celestial que terrenal. Nos referimos a los dólares que salen hacía Cúcuta y los que entran desde Puerto Rico. Los dos movimientos de divisas son de inmensas magnitudes. Recientes reportajes periodísticos dan cuenta de las transacciones económicas que se realizan en Cúcuta. Sólo se necesita que se junten dos personas: uno, el que vende una mercancía que es de papel, y el otro, el que la compra con un dinero que es de plástico. Esto es lo extraordinario del capitalismo con un poco de papel y algo de plástico se hacen milagros. ¡La alquimia celestial! Cada comprador llega bien equipado con un lote de “plásticos”, que algunos también llaman tarjetas de crédito, donde lo esperan unos atentos comerciantes para realizar las operaciones de papel, bien respaldadas con facturas comerciales. Y cuando el Gobierno Nacional comete el desafuero de limitar el cupo de dólares a US$ 2.500, es que se forma la sampablera. Empieza la batalla épica de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores, encabezada por el prócer Roberto León Parilli. Se está estableciendo, arenga bravío, un “toque de queda que nos impide salir del país”. ¡Venezolanos abrid los ojos! ¡Nos arrebatan la libertad de andar por el mundo y recorrer caminos dónde nos venga en gana, de disponer lo que hemos conquistado con el sudor de nuestras frentes y la fuerza de nuestros brazos!

Ahora, muy bien, uno puede entender que el Gobierno Nacional arremeta, tiránico como es, contra la Alianza Nacional pero lo que no se entiende es que lo haga también con los 4 fantásticos: Alberto Federico Ravel, Julio Borges, Omar Barboza y Luís Ignacio Planas. Ellos nos traen divisas y en cantidades generosas, mientras los otros, las sacan. Más bien son benefactores del país… La realidad sin embargo es otra. Más celestial que terrenal. Ambos desestabilizan el país o intentan hacerlo. Lo quieren todo: poseer más dinero y el país completo. Sin embargo existe una diferencia en la búsqueda de los centavos. Los de Cúcuta vienen del Estado Venezolano, los de Puerto Rico, vienen de los gringos. Ambos alimentarán la inmensa maquinaria ideológica del capitalismo local que penetra nuestros barrios. ¡Borinquen, Tierra del Edén, oye mi plegaria!, cantan los 4 fantásticos, la Alianza Nacional, acompañados de la orquesta y el coro celestial, integrado por los curas Ubaldo Santana, Baltasar Porras, Roberto Lückert y el cura Director Armando Janssens. ¡Alabado sea el Señor!

(*)Clase Media Revolucionaria

inprocoin@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1694 veces.



Reinaldo Quijada(*)


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a71160.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO