Tibisay Lucena: Por favor prohíba el uso de celulares durante el proceso de votación

Una persona que participó como presidente de mesa en Maracaibo me escribió denunciando a Manuel Rosales y al partido un Nuevo Adeco por comprar votos, presidentes de mesa y sabrá Dios que más, en las pasadas elecciones del 23 de Noviembre.

Según la denuncia, Rosales compró votos a personas por 100 Bsf cada voto, bueno…compró a aquellos que su conciencia vale muy poco, y compró a presidentes de mesa por 1.000 Bsf cada uno para que renunciaran y cederle el puesto a algún Nuevo Adeco. Los electores vendidos cobraron sus 100 Bsf al salir del centro electoral, luego de mostrar una foto tomada al voto impreso apenas salió de la máquina de votación. Las fotos fueron tomadas con celulares pertenecientes a representantes de un Nuevo Adeco que esperan en las afueras de los centros de votación. El vendido entregaba el celular, mostraba la foto y el Nuevo Adeco le daba sus 100 bolos. Las fotos que los vendidos tomaron a los votos impresos antes de ser colocados en las urnas, sucedieron en las narices de todos los miembros de mesa.

¿Existe ley o leyes que permitan o prohíban la compra de votos, de conciencias y de miembros de mesa? ¿Y el uso de celulares en plena votación?

A continuación podrán leer la denuncia que me llegó de la compra de votos de Rosales:

“Trabajé como presidente de mesa en las elecciones regionales y municipales del 23 de Noviembre en Maracaibo (allí vivo) y los de Manuel Rosales le pagaban a los jóvenes 100 Bsf por el voto, le tomaban una foto con el celular al papel de votación y cobraban al salir, así trabajan ellos. A mi me ofrecieron 1.000 Bsf para que renunciara a ser presidente de mesa y les dije "Esta revolución no tiene precio" y yo soy una persona pobre de un barrio de la zona sur de Maracaibo, pero así juegan esos desgraciados con la necesidad del pueblo.”

¿Rosales y los de un Nuevo Adeco fueron los únicos que hicieron esto en el país? No. Al parecer sucedió en Carabobo y Táchira. No sé sobre otros candidatos

Esta cochina irregularidad no fue la única. Un amigo de Chacao, que no votó en las elecciones del 23N, recibió una llamada telefónica en horas de la tarde. En dicha llamada le dicen que “saben que todavía no ha votado” y le exigieron que saliera a votar. No se identificaron, pero por la forma como le hablaron, mi amigo supuso que eran de la oposición. Igualmente no votó.

Pero…¿cómo supieron que mi amigo no había votado y cómo obtuvieron su número de teléfono? ¿Quién o quiénes tienen acceso a los cuadernos de votación en pleno proceso electoral? ¿De dónde sacaron la información?

Como los lacayos vendepatria de la oposición no pueden violar el blindado sistema de la máquina de votación, entonces recurren a violar las conciencias. La compra de votos es una vieja sucia práctica adeca, con el problema de que a los vendidos les dan 100 bolos y luego…si te he visto no me acuerdo o zapatea pa’ otro lado.

Esta denuncia la hago con el propósito de que el Consejo Nacional Electoral prohíba el uso de celulares durante el proceso de votación. Desde que el elector entrega su cédula al miembro de mesa hasta que salga del centro de votación, el elector no podrá usar su celular. Como ciudadana venezolana, como voz de muchos, le pido esto al CNE.

Si no hay foto, no hay 100 bolos, pues un Nuevo Adeco necesita la prueba para pagar. El CNE puede y debe evitar que este tipo de marramucias electoreras se lleven a cabo por tramposos que no les interesa gobernar si no robar.

Espero escuchar o leer en los próximos días que el CNE tomó la medida de prohibir el uso de celulares durante el proceso de votación. Igualmente, llamo a todos los compatriotas, sean simples electores, testigos de mesa o miembros, a estar alertas, con los ojos bien abiertos el 15 de Febrero, para evitar que cochinadas como ésta sucedan.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2254 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor