Coincidencias de ayer y hoy

Al estudiar la historia de la independencia en Venezuela, especialmente desde el año de 1810 en adelante, podemos concluir que Bolívar fue un factor imprescindible para que se lograra una verdadera independencia de España. Muchas son las analogías que casi 200 años después podemos hacer, la historia es cíclica, decían los griegos.

También en esa época existían muchos partidarios del Rey entre el pueblo mismo y enemigos de la independencia, tantos como lo que hoy siendo del pueblo son enemigos de la Revolución, lo que confirma que en Venezuela no hay 4 millones de oligarcas, según parece la historia se repite.

La grandeza y el genio de Bolívar, lo condujeron a trascender las fronteras de su propio país y conducir al único ejército que sale de su territorio a liberar naciones, la Revolución Bolivariana de nuestros días sólo podrá sostenerse logrando la unidad y el apoyo de los países suramericanos para garantizar la independencia económica y cultural, fundamentos de la verdadera independencia que después de 200 años anhelamos aún los venezolanos.

Así como Bolívar fue amado y odiado por muchos a la vez, el máximo líder de la Revolución en nuestros tiempos, Hugo Chávez, desata las mismas pasiones y aunque hasta ahora la mayor parte del pueblo venezolano lo quiere, al igual que a Bolívar tiene también entre el pueblo quienes lo odian a muerte.

La independencia venezolana en el siglo XIX estuvo signada por luchas intestinas en las que se enfrentó el ejército realista financiado por los colonialistas españoles y el ejército republicano promovido por Bolívar y quienes en nuestro continente apoyaron los ideales de libertad e independencia venezolana; en el siglo XXI la Revolución Bolivariana plantea alcanzar una independencia verdadera para los suramericanos que enfrentan el dominio de los imperialistas norteamericanos y capitalistas globalizados representados por minorías (oligarcas, empresarios, burgueses, beneficiarios del sistema, etc.) que se enfrentan a pueblos mayoritarios plagados de necesidades y miserias que sueñan con la libertad y la independencia para realizarse.

Bolívar fue acusado durante la lucha de la independencia de tirano, déspota, autócrata, reyezuelo, ambicioso, etc., por quienes representaron los intereses de los colonialistas y eran enemigos de la independencia; Hugo Chávez es presentado como un dictador, megalómano, loco, antidemócrata, asesino, etc., por quienes representan los intereses contrarios a los del pueblo y que sueñan con volver a la Venezuela de hace 40 años, donde sólo una minoría se beneficiaba de la riqueza petrolera a costa de las mayorías empobrecidas.

Aunque la Revolución Bolivariana se ha desarrollado en el marco de la confrontación pacífica y las diferencias se dirimen en las urnas, votando, los enemigos de la revolución nos mostraron en el año 2002 cuán dispuestos están a apelar a la violencia si las condiciones se lo permiten y a llevar a los bolivarianos a las urnas pero no electorales sino preparados para enterrarnos y con nosotros a la Revolución Bolivariana.


carloslunarverlo@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1404 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: