LA COLUMNácida

DESDE EL TÁCHIRA 

Ustedes, mis queridos lectores, saben hace tiempo, que soy andino y de San Cristóbal. Por eso desde hace algunas columnas atrás, les había advertido que me venía a mi estado Táchira, no solamente porque estoy inscrito aquí en el REP, sino que voto aquí, y de paso, pertenezco al Comando Político del candidato del PSUV y otras importantes organizaciones políticas, abogado Leonardo Salcedo. Salcedo fue fundador del MBR-200 en el Táchira y luego director principal, conjuntamente conmigo, del Directorio Regional del imbatible MVR. Fue el candidato que en las primarias internas del PSUV en Táchira, venció por una holgada mayoría de votos a sus contendores, entre quienes se encontraron, el ex Seniat Vielma Mora y el ex gobernador del Zulia Arias Cárdenas, entre otros.  

ENCUESTAS EN RISTRE 

Desde que comenzamos a hacer encuestas en este estado, Salcedo se ha mostrado abrumadoramente vencedor. Y de aquellas primeras encuestas, hasta en las penúltimas y en las últimas que hicimos, resultó vencedor. En aquella contienda interna, en la que se escogieron los candidatos unitarios del PSUV, también salió airoso, incluso enfrentando al aparato gubernamental del actual gobernador Blanco La Cruz. Y después de haber sido seleccionado por el pueblo chavista como su único abanderado, las encuestas lo siguen mostrando –ahora con más fuerza- como ganador seguro. Las encuestas “hechas en casa” coinciden con las de afuera, con otras, llevadas a cabo por empresas contratadas en Caracas tanto por gente afecta al gobierno, como por personas afectas a la oposición, por organizaciones políticas y por una que otra organización bancaria. Y todas lo dan como seguro ganador. Ha resultado bastante significativo que incluso en las columnas de opinión política de todos los medios impresos del país, le otorgan el triunfo al chavismo en el Táchira. Y, hasta Luis Vicente León, de Datanálisis, escuálido pero cuidador de la imagen de su importante empresa encuestadora, si bien decía la semana pasada que el Táchira lo ganaba el chavismo, y en esta última “da tablas” (luego de que lo llamaran al botón, para que “ayudara” en el caso del Táchira), eso dice mucho de lo que viene ocurriendo en este estado fronterizo con la candidatura de Leonardo Salcedo. Que se ha venido consolidando, avalada por su trabajo político-social de más de ocho años continuos. Las encuestas en San Cristóbal, la capital, donde está el municipio que ha sido en anteriores oportunidades el más difícil para el chavismo, vamos ganando por 6,5 puntos. Otras encuestadoras que le sirven a la oposición, dicen que vamos ganando por 4 puntos. Y Luis Vicente León (Datanálisis), dijo que estábamos “tablas”. Pero donde aparece más-que-derrotado el candidato de la oposición en el Táchira, o mejor dicho, de Copei, es en el promedio consolidado de los 14 municipios con mayor población electoral, donde la diferencia a favor de Leonardo Salcedo, alcanza los 25 puntos. Y el candidato de Copei, y sus más allegados, lo saben. Uno les ve el drama en la cara. Ya hasta los periodistas de oposición (los más seriecitos) quieren entrevistar a Salcedo, antes del 23-N. 

¿Y LA OFERTA DE LA OPOSICIÓN ? 

Por el lado contrario, los de la oposición se medio-pusieron de acuerdo para escoger a un candidato más que trillado en la Cuarta República, y, como tal, típico representante de aquellos tiempos y aquellas maneras que no deben volver a gobernar a Venezuela. Y por esa simple razón, la tal unidad de la oposición en el Táchira es una unidad de la boca pa’fuera. Porque los actuales disidentes de Copei, quienes no están contentos porque a pesar de que Caldera hizo mutis por el foro de la política, no les dieron paso… y escogieron a uno de los dinosaurios más escamado de la política tachirense. Y por eso sé y conozco a muchos “copeyanos” que no le van a dar el voto al candidato de la oposición, porque precisamente pertenece al Copei más cómplice. Igualmente pasa con el sector estudiantil, donde sus voceros se cansaron de llenarse la boca diciendo que no aceptarían viejos liderazgos de la Cuarta, por verlos siempre como culpables de la debacle del país que agotó sin piedad a ese modelo de disfraz democrático, y sin embargo de allí viene, justamente, el candidato de esa forzada y escorada unidad. Por los lados de AD, aunque algunos connotados adecos dicen que apoyan al candidato de la oposición, que es copeyano, gran parte de su escuálida militancia, le dice a uno que ni de vaina le van a dar el voto a alguien de Copei… Y así, desandan. 

EL CENTRO DEL ATAQUE 

El candidato del PSUV en el Táchira, ha resultado tan buen candidato, que no solamente se ha convertido en portaviones de algunos candidatos a Alcalde de los veintinueve municipios del Táchira, que no cuentan con fuerte pegada electoral, sino que a la hora de atacarlo, al momento de inventarse las estrategias para enfrentarlo, la motivación central de la publicidad o propaganda política, propuesta (y vista y sentida), en contra del candidato chavista es decir que “Salcedo es el candidato de Ronald Blanco La Cruz” (gobernador actual), y que su gobierno “va a ser una continuación del mal gobierno de Blanco La Cruz”. Es decir, que ni siquiera cuentan con una debilidad para atacarlo. Y la verdad verdadera es que Leonardo Salcedo no es el candidato de ninguna individualidad, sino que es el candidato escogido por la mayoría abrumadora del pueblo chavista del Táchira. Y a pesar de que la estrategia de los voceros de la oposición quiera igualarlo a Blanco La Cruz, lo cierto es que no se parecen en nada. Ni siquiera en el lugar de nacimiento, ya que mientras Blanco La Cruz es caraqueño, Salcedo es tachirense. Por otra parte, Leonardo Salcedo (lo saben los tachirenses y quienes lo conocen) no es responsable ni cómplice de los aciertos (que son poquísimos), o los desaciertos y las estupideces (que se han visto en forma notoria) del gobierno de Blanco La Cruz. Es más, pueden tener ustedes la seguridad de que si Leonardo y Ronald se parecieran, o el gobierno de Salcedo se planteara como una continuidad del de Ronald Blanco, yo no estaría apoyándolo.  

EL NUEVO AMANECER REVOLUCIONARIO 

Por el contrario, la llegada al gobierno del chavismo tachirense, de la mano de Salcedo, marcará la más grande reivindicación revolucionaria de todo un pueblo, para avanzar hacia un futuro provisor, signado por la participación popular, y la sinergia total de la actuación entre un pueblo y el gobierno que se ha dado. Y no como ha venido sucediendo hasta el momento, que el gobierno, en mala-hora instalado en el Táchira, no se conduce por los senderos de la revolución bolivariana, ni con los revolucionarios que formaron filas desde los primeros momentos de la creación del MVR, sino que por el contrario ha co-gobernado excluyentemente con grupúsculos fundamentalistas religiosos (aprovechadores de los dinero públicos y de los dineros de nuestra gente crédula), con arribistas y gestores como operadores políticos y hasta con adecos y copeyanos. Con Salcedo, el pueblo del Táchira arribará al poder, y comenzará a recibir resueltamente las bondades que la revolución bolivariana le ha otorgado a otras comunidades a lo largo y ancho de nuestro país. Es decir, llegará la Revolución al Táchira. Y comenzará a producirse el empoderamiento del pueblo para ir con fuerza hacia la creación del Poder Popular y, en consecuencia, hacia el Socialismo. 

Y YA PASANDO A LA OTRA PATRIA 

Hemos alcanzado los veinte (20) trimestres continuos, creciendo económicamente. Y lo más seguro es que cerremos este 2008 con un crecimiento consolidado del 6,5 %, que será el más alto de todos los países latinoamericanos. Las reservas internacionales han sobrepasado los 41 mil millones de dólares. Las reservas petroleras probadas han aumentado y nos han llevado a ostentar el título de segundo país con mayores reservas del mundo. Y la inflación que ha mostrado sus fauces tal y como lo hemos venido diciendo a través de esta columna, sigue aumentando su índice, y vaticino que cerrará en 29,5 %. Pero por otro lado, las cifras nos muestran que la pobreza crítica disminuyó en nueve años, de 42,5 % a 9,4 % y la pobreza general bajó de 80 % a 33,07 %. Y esto, medido hasta principios del 2008. Lo que nos induce a pensar que estos índices deben ser hoy, menores. En 1988 la mortalidad infantil alcanzaba a 21 por cada mil nacidos, para pasar en el 2008 a 13 por cada mil. Y en la actualidad, 92 de cada 100 venezolanos tienen acceso al agua potable. En 1988 sólo el 80 % contaban con este saneado líquido. Y, en líneas generales, nos encaminamos a cumplir con las metas propuestas para el milenio, de combate drástico a la pobreza, casi con exclusividad en la América Latina, donde por cierto seremos el país al cual con menos fuerza tocará la crisis global del capitalismo chacumbele, que de tanto joder y joderse en la gente, rompió el saco de la avaricia y se mató. Pero por todas estas cosas que hemos señalado, por muchas otras más que no registramos aquí, y hasta por el triunfo de Obama (ya que la oposición recalcitrante iba por MacCain), es que no estamos lejos de ganar todas las gobernaciones del país, como lo viene anunciando el Presidente.  

Y DIRIGIÉNDOSE A OBAMA 

Se  pregunta  el  escritor  uruguayo  Eduardo  Galeano :    Obama, primer presidente negro de la  historia de los EEUU. ¿ llevará a la práctica el sueño de Martin Luther King, o la pesadilla de Condoleezza Rice ?  La Casa Blanca, que ahora es su casa, fue construida por esclavos negros. Ojalá no lo olvide, nunca… 

Y FIDEL, SIEMPRE FIDEL

Extractos del Concepto de Batalla de Ideas, de Fidel. "Pudiéramos llamarla de una forma más sencilla: la batalla de la verdad contra la mentira; la batalla del humanismo contra la deshumanización; la batalla de la hermandad y la fraternidad contra el más grosero egoísmo; la batalla de la libertad contra la tiranía; la batalla de la cultura contra la ignorancia; la batalla de la igualdad contra la más infame desigualdad; la batalla de la justicia contra la más brutal injusticia; la batalla por nuestro pueblo y la batalla por otros pueblos, porque si vamos a su esencia, es la batalla de nuestro pequeño país y de nuestro heroico pueblo    por la humanidad." "Batalla de Ideas no significa sólo principios, teoría, conocimientos,  cultura,  argumentos,  réplica y contra-réplica, destruir mentiras y sembrar verdades... significa hechos y realizaciones concretas."

"... la batalla de ideas siempre ha estado                                          en las batallas de nuestro pueblo, por liberarse de quien lo oprime. ... a nosotros más que nada nos interesa la conciencia del pueblo ... mientras mayor sea la conciencia del pueblo,  menos vale una mentira ...”.     Fidel Castro.

manuelrugeles@hotmail.com / manuelrugeles@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2642 veces.



Manuel Rugeles A.


Visite el perfil de Manuel Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: