Se busca golpista para trabajar YA

La oposición venezolana prepara nuevamente un nuevo asalto contra la constitucionalidad. Desde hace varios meses, el discurso repetido una y mil veces por todos y cada uno de los distintos representantes de partidos, grupos, minipartidos, sectas y demás especies de la Coordinadora Democrática, establece que si el Consejo Nacional Electoral no admite las firmas para el revocatorio, la alternativa será la insurrección de los militares.

Todos los días nos dicen que viene el coco. Que los militares “institucionalistas” no admitirán que el CNE diga no a las firmas y no al revocatorio. Que la negativa del CNE sería el paso hacia la guerra civil.

La idea de la oposición es crear una matriz de opinión que presione suficientemente al CNE para que admita lo inadmisible. Con tanta presión sobre Carrasquero y demás rectores electorales, pretenden evitar que se descubra públicamente que entregaron menos de tres millones de firmas, y que además, un millón de esas firmas entregadas son chimbas, son clonadas.

Si esa presión no es suficiente, y finalmente el CNE decide rechazar la validez de las firmas y no convocar al referéndum revocatorio presidencial, la oposición prepara un “Plan B”, que según sus propias palabras, consiste en promover un alzamiento militar con el objeto de derrocar por la vía de las armas al Presidente Chávez.

Para ese Plan B deben estar rodando millones de dólares, similares a los decomisados en diciembre en Maiquetía, con el fin de intentar comprar a los militares que ellos llaman “institucionalistas”. La oposición anda tras la búsqueda de los generales que necesitan para dar el golpe que les permita asaltar nuevamente el poder, tal como lo hicieron el 11 de abril de 2002. Buscan con urgencia a un golpista, que sacrifique su carrera militar para que los avispados de la Coordinadora Democrática puedan disfrutar nuevamente de los privilegios que esta revolución les ha ido arrancando progresivamente.

Llama la atención que a pesar de los continuos llamados a la violencia por parte de la oposición, ninguno de los dirigentes de la Coordinadora Democrática pareciera estar dispuesto a encabezar esa pretendida “guerra civil” con la que nos amenazan todos los días. Recordemos como Carlos Ortega llamó el 11 de abril en Chuao a marchar hasta Miraflores, pero se quedó convenientemente rezagado y no se apareció ni por casualidad en el centro de la masacre que ellos mismos habían planificado. Ahora ocurre lo mismo, todos llaman a la guerra, pero que la hagan otros.

Los gallos con espolones de la Coordinadora quieren que caiga del cielo un “tonto útil” que sea el que arriesgue y dé la cara al momento de las acciones violentas. Si falla, ellos no tendrán ninguna responsabilidad. Si aciertan en su objetivo criminal, serán ellos los que aparecerán como héroes. Pero el pueblo venezolano ya ha aprendido la lección de estos años de sabotaje y conspiración fascista. Si fueron derrotados el 13 de abril, si fueron derrotados en el paro petrolero, con más razón saldrán derrotados de este nuevo intento por evitar que la Revolución Bolivariana siga avanzando para beneficio de todo el pueblo de Venezuela.

(*) Historiador. Profesor de LUZ


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3429 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Historiador. Profesor Titular de la Universidad del Zulia (1994-2019). Magister en Historia de Venezuela y Doctor en Ciencias Políticas. Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integra el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia (organismo que sólo ha sido convocado en una oportunidad en cinco años). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, del Diplomado en Consejos Comunales (cinco cohortes graduadas) y el Diplomado en Formación Sindical con (cinco cohortes graduadas) en la Facultad Experimental de Ciencias (FEC). También ha coordinado la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo (2004). Ha publicado: El movimiento de trabajadores en Venezuela durante la revolución bolivariana: 1999-2012 (2017); Movimiento estudiantil y proceso político venezolano (2007); El protagonismo popular en la historia de Venezuela (2008-2015); Los Consejos Comunales y el Socialismo del Siglo XXI (2009); y Venezuela ante la globalización, la crisis mundial y los retos de su desarrollo (2012), además de 5 capítulos de libros científicos, 45 artículos científicos y 50 ponencias en eventos nacionales e internacionales. Es miembro del Programa de Estímulo a la Investigación (PEII), nivel C. Egresó en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Ha dirigido 10 proyectos de investigación en la FEC-LUZ. Actualmente dicta semestralmente las materias de Historia de Venezuela, Historia de América, Intercambios económicos y simbólicos, y Poder y Movimientos Sociales, en la Licenciatura en Antropología de LUZ. Ha dictado los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Maracaibo. En la División de Extensión de la FEC desarrolla anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial y su repercusión en la economía venezolana; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela (dictado también en el Centro Internacional Miranda -CIM- y en Fundacite-Mérida en 2016); y el seminario La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990, en el CIM (2017). Es coinvestigador en el Proyecto: “Historia de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva: 1966-1990”, Centro Nacional de Historia (2016-2017). Investigador principal en el proyecto “Identidades en el estudiantado de la Universidad del Zulia” y del programa de investigación “Universidad del Zulia: comunidad, organizaciones e identidades” (2017-2019).

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a6677.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO