El internacionalismo de Cuba

Desde la instauración de la Revolución en Cuba (1959) una de las facetas que ha caracterizado a este país ha sido la solidaridad con los pueblos y naciones pobres del mundo, contribuyendo así a enfrentar las condiciones de desigualdad, pobreza y miseria que el imperialismo capitalista impone a la humanidad.

En los inicios de la Revolución fueron notables los aportes hechos por Cuba en la lucha de liberación llevada a cabo por Argelia, en contra del imperialismo francés, así como por las luchas anticolonialista de Angola y Guinea Bissau, contra los portugueses. En este mismo renglón se incluye los aportes y ayudas a Mozambique, el Zaire y el Congo. No fue ningún obstáculo los más de 10.000 kms. de distancia para que los cubanos extendieran su ayuda a los pueblos africanos que la demandaron.

En los tiempos que corren, cuando la Revolución está por alcanzar los cincuenta años, el internacionalismo cubano es uno de los valores irrefutables que la sociedad socialista cubana contrapone a las múltiples miserias que el capitalismo imperialista ofrece a la humanidad. Si no, veamos los alcances del internacionalismo de un pueblo que aún careciendo de riquezas materiales ofrece al mundo la riqueza espiritual y humana que ha conquistado con gran esfuerzo durante todos estos años.

Las misiones internacionales cubanas han recorrido y siguen recorriendo buena parte del mundo. Según declaraciones del Ministro de Salud de Cuba (2007) más de treinta mil médicos y paramédicos brindan ayuda solidaria en América Latina, Asia y Oceanía actualmente. Este funcionario señaló además que se contabilizan más de 130 mil cubanos que desde 1962 han cumplido misiones internacionalistas fuera de su país, especialmente en el área de la medicina.

En Venezuela además de contar actualmente con el apoyo de la experiencia y los alcances de la medicina cubana, hemos sido beneficiarios del “yo si puedo”, método de alfabetización cubano, gracias al cual hemos superado los altos índices de analfabetismo que existían antes del inicio de la Revolución Bolivariana.

En América países como Bolivia, Ecuador, Argentina, Nicaragua, México y Haití han adoptado el método de alfabetización cubano “yo si puedo”, método que hoy día tiene el reconocimiento de la UNESCO por la excelencia de los resultados obtenidos en distintas regiones donde se ha aplicado. Más allá de nuestro continente la experiencia se aplica en Nueva Zelanda, Mozambique y otros países pobres del mundo.

En una de las ya frecuentes reflexiones del Comandante, ha propósito de las devastaciones causadas por huracanes al pueblo cubano, Fidel reivindica el internacionalismo cubano como un “objetivo irrenunciable” que la Revolución mantendrá, calificándolo además como una deuda del pueblo cubano con la humanidad. El comandante comienza su reflexión dice “ Alrededor de 35 mil especialistas cubanos de la salud prestan servicios gratuitos o compensados en el mundo. Adicionalmente, un número de jóvenes médicos de países como Haití y otros de los más pobres del Tercer Mundo laboran en su patria por cuenta de Cuba. En el área latinoamericana fundamentalmente contribuimos con operaciones oftalmológicas que preservarán la vista a millones de personas. Estamos, por otra parte, contribuyendo a la formación de decenas de miles de jóvenes estudiantes de medicina de otras naciones, en Cuba o fuera de Cuba”.

Lecciones que un pueblo con dificultades económicas y muchas carencias deja a un mundo en crisis financiera que se empeña en financiar la quiebra de los bancos privados para salvar un sistema que depreda a la naturaleza y a la humanidad.


carloslunarvelo@hotmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3403 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Luna Arvelo

Carlos Luna Arvelo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a66469.htmlCd0NV CAC = Y co = US