Información Veraz

24 HORAS: Un mañana con Napoleón








-¡Buenos Días, Venezuela! Amanecimos con nuevo presi… ¡Perdón!... todavía no me creo lo del 13 de abril… Este es su programa 24 Horas, información veraz, información sacadita del laboratorio que tenemos en nuestra sala de guerra mediática… Como las empanadas de cazón, pues…jajajajajaja (fresquitas y dan cagazón)… Hoy tenemos al ilustre invitado, valiente por demás y autor del libro que no se como se llama, pero lo importante es que habla mal del tirano que tenemos en Miraflores… El teniente coronel Luis Pineda Castellanos… Buenos días, Luis… Ya voy pa’ llá, todavía no opines, no hables, no digas nada, que primero están los comerciales… Vamos a un corte y ya regresamos…

Napoleón, el mismo de los trajes deformes y corbatas de seda color chillón, se mancha los dedos con la diarrea informativa del Nacional, del Universal, alguito de Globovisión y mucho de Venevisión… El olor a mierda le invade las manos, pero tiene una gripe que le tuesta las fosas nasales con cada cheque en dólares que recibe de la administración; en consecuencia, ya no huele, pero hiede… Al fondo, una musiquita de Pepsi Cola pegajosa; la tararea, pide se la graben para cargarla en su carro. El celular suena – “¿Ángela? Coño, estoy trabajando, chica… después, después… ¡¿Te llamó Carlos?! ¿Cuál de ellos?... jejejeje… Estoy jodiendo chica; ya sé cual… ¿Y el chequecito? ¿CÓMO? Ármale un peo, chica… Chaíto, pues… Nada de besitos. A esta hora no me atrevo; ya he visto como amaneces… y como permaneces… jejejeje” – El coordinador levanta la mano; treinta segundos y vuelve al aire… veintiocho, veintinueve…

-Estamos de nuevo con ustedes en 24 Horas… Como ustedes saben, el teniente coronel Luis Pineda Castellanos, fue guardaespalda del tirano que sostiene este régimen que atenta contra la libertad de expresión y no quiere permitir que el pueblo venezolano esté informado de-bi-da-men-te, por lo cual, creemos, asumimos, que este programa podría ser cancelado en cualquier momento… A ver, Luis… ¿Cuándo trabajaste a la orden del tirano y por que ahora decides sacar el libro este que me entregaste y que no tengo los lentes para saber cual es su nombre? Porque déjame acotarte que ustedes son los culpables de que el tirano esté vivito y coleando en Miraflores…

-Bueno, Napoleón… primero que nada un saludo a mi amá, a mi apá, a la gente de Altamira que son mi familia y a Urdaneta, hermano querido, y a todo esa gran Venezuela que conocí durante mi turbulenta vida en la…

-Concreta, Luis, concreta…

-Bueno… este… Yo fui guardaespalda de Chá…

-El tirano, Luis… el tirano. En este programa somos veraces y hay que decir las cosas por su nombre…

-Este, bueno, pues sí, el tirano... Fui guardaespal…

-Eso ya lo sabemos, Luis… Lo leí en este libro y no me lo vas a repetir de nuevo… ¿Por qué te traicionó el tirano y cuando empezaste a darte cuenta que era un maldito comunista, pro castrista, que quería instaurar una dictadura en el país? ¿Porque no me vas a negar que la instaló?

-Si, bueno. La dictadur…

-Tú debes saberte mejores cuentos que ese, Luis… Amigos venevidentes, como bien dice el teniente coronel Luis Pineda Castellanos, estamos en una dictadura ferrea, estalinista, de ñángaras trasnochados que pretenden comprar al pueblo con unos kilitos de caraotas de ese mamotreto que se llama Mercal… Tenemos que irnos al corte. Pero, antes, Luis… ve pensando esta pregunta que dejo en el aire para el próximo segmento del programa… ¿Por qué el tirano – porque es un tirano – empezó a desconfiar de tu trabajo en seguridad?... Ya volvemos…


“Coño, Luis, no dejas hablar a uno, chico… jejejejeje… tranquilo, el programa está arrechísimo hoy…” – Napoleón se toma un café, le empolvan la nariz, le abotonan el traje y la barriga no ayuda, se desabotona, toma aire, lo abotonan una vez más, se vuelve a desabotonar – “Deja esa vaina así… Ángela y sus benditos quinchonchos, nojoda” – La musiquita de Pepsi Cola de nuevo, se menea y tararea. Luis Pineda se pone nervioso; huele a mierda y no sabe de donde viene el olor y se intensifica cuando Napoleón revuelve los periódicos – (“¿Será que este hombre cagó esta mañana y no se lavó las manos?... Cochinito el Napoleón…”) – Luis le sonríe a los pensamientos. El olor se instala en su nariz y pierde la sonrisa. Se huele los sobacos disimuladamente. ¡Que va! No es él… Napoleón abre el cuerpo “D” del Nacional, lo eleva, el olor se expande, abarca diez metros, abraza a Luis y no se aparta ni conteniendo la respiración… El coordinador le tira un besito a Napoleón y…

-Otra vez en su programa 24 Horas con el teniente coronel Luis Pineda… Dejé una pregunta en el aire, Luis… Pero, ya no me gusta… Como todos saben, está plenamente confirmado por nuestro departamento de prensa en Venevisión, la relación del tirano con Marulanda el jefe máximo de las FARC… Se habla de un cafecito que se tomaron en el Cauca. También de su relación con Gadaffi, Husein y el campamento margariteño de Bin Laden que, por cierto, le regaló una mansión en Playa Varadero para disfrutar de su dulce exilio, cuando nuestro ejercito de motociclistas panas del country lo obliguen a hacer el referendo que, por cierto no deberíamos hacerlo, para evitarle la vergüenza al tirano y que se vaya en paz… Aunque Ángela opina que deberíamos fusilarlo… jajajajajaja… Bueno, Luis ¿Estuviste – eso está confirmado – con el tirano cuando se entrevistó con esos terroristas?

-No lo supe directamen…

-¿Pero, lo supiste por Chourio? ¿O lo vas a negar?

-Bueno, este… ¡Claro! Pero…

-Yo sé que tú eres valiente, eres una persona responsable, para eso te trajimos; acuérdate que luchamos para sacar al tirano ¿Cierto?

-¡Correcto!...

-¿Entonces conociste a Bin Laden?

-Bueno, tanto como conocer…

-¿Por eso es que aprendiste a esconder armas de destrucción masiva?

-Hay eviden…

-¡Claro que hay evidencias!... Amigos venevidentes… Luis Pineda… teniente coronel… conoció a Bin Laden, a Husein, a Gadaffi y Goveia… Vamos a un corte… ya regresamos después de estos interesantísimos mensajes…


“Te la estás comiendo, Luis… ¡Que arrecho eres!... No sé porque te viniste a involucrar con ese tirano… Hoy serías General del ejército glorioso de Altamira, chico. Ángela es una vaina seria; se puso a escribir el librito ese, La Rebelión de los Ángeles. Ahora anda como plancha e’ chino con el tirano…” – Otra vez la canción de Pepsi Cola. Napoleón recuerda su copia de la canción y pide una para tomársela en el desayuno. Eructa los gases. Toma el Universal y lo abre extendiéndolo en la mesa. El olor bailotea en la nariz de Luis, casi se hace costumbre – (“Definitvo… este carajo no se lavó las manos esta mañana”) – Le empolvan la nariz y la frente a los dos, les dan otro café. Napoleón se levanta, no puede respirar; la camisa perdió un botón y se lo tapa con la corbata. Echa un chiste de Carmona y termina arrecho porque “ese pendejo no mandó a fusilar al tirano”. El coordinador le pica el ojo y apunta, levanta la mano… cinco, cuatro, tres, dos…

-Ultima parte del programa más visto de la televisión venezolana, 24 Horas, expresión pura de la información más veraz… ¿Cierto que Dávila tuvo problemas con el tirano?

-Si, a Dávila lo apartaron porque…

-¿Por qué? ¿Por qué?

-Bueno, por un asunto un tanto escabro…

-¡¿SEXO?!

-Bueno, este… algo…

-¿Por qué no puedes decirlo? Aunque no lo creas, a mi me gusta el sexo y los chismes de sexo mucho más… Ángela, no te entusiasmes…

-Es que…

-¡Claro! Ya entiendo… Te tienen amenazado… A mí también me tienen amenazado… Es que hay que ser veraz y a este pueblo, que también lo tienen amenazado esos círculos del terror y las maestras de la escuelas bolivarianas que acuden con una 38 en la cartera y enseñan con un látigo en la mano… Y dígame el Plan Robinson que te enseña a leer y a escribir en idioma comunista… Bueno, Luis, tienes cinco segundos para despedirte…

-Bueno, un cordial sal…

-Se te acabó el tiempo, Luis… Nos impresionó toda esta información que nos has traído, espero se venda muy bien tu libro, nos ha ilustrado sobre ese tirano que está en Miraflores y al que pronto sacaremos de palacio, con o sin referendo… Bueno, amigos, esto fue todo… Será hasta mañana… ¡24 Horas! Información veraz…


Luis se para, se quita el micrófono, se despide con urgencia y sale volado perseguido por el olor a mierda. Napoleón recoge los periódicos, le dice algo al oído del coordinador, se carcajean – “Como me encanta este olor a noticia fresca…”

marioaporrea.org
msilvagayahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 7406 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas