El próximo gobierno también será de Chávez


Recientemente leí una entrevista a Diego Bautista Urbaneja en Últimas Noticias, en la que “dictaba cátedra” sobre las características del próximo gobierno, en esa suerte de trance de los iluminados, que se creen escogidos por el destino para hacernos conocer a los pecadores, en este caso los chavecistas, el camino celestial del perdón y de nuestra redención. En actitud de “perdona vidas”, este nuevo profeta sentencia que el “nuevo” gobierno deberá poner el acento en lo social, por lo que aquellos programas que funcionen se mantendrán; no impulsará reformas constitucionales ni se le pedirá más sacrificios a la gente, aunque no dice si se trata de la “gente de petróleo”. “No habrá revancha ni se hará caída y mesa limpia”, por lo que William Ojeda se quedará con las ganas y quienes hemos sido gobierno no seremos tratados como delincuentes. No supe a cuál próximo gobierno se refería Urbaneja, pues no dio fecha de toma de posesión, aunque ya tienen adelantado un primer borrador de programa alternativo de 10 páginas, en el cual colaboraron unas 20 personas; es decir a media página por persona, pues tampoco se trata de quemarse los sesos.

Nos promete un gobierno “tipo Lula” de Brasil: solución del desempleo, fuerte acento social, gestión de centroizquierda, reconciliación nacional, sin prejuicios, sin revanchismos, aumento de la recaudación del SENIAT pero sin nuevos impuestos, desmontaje paulatino del control de cambios como vía hacia un mercado controlado y paralelo, reconstrucción del Estado de derecho, eficiencia en el gasto público, reinstitucionalización de la Fuerza Armada y algunas cosas más. Bienvenida esta primera aproximación a una propuesta de gobierno, que tendrá sentido en el 2006, cuando se realicen las elecciones que, no me queda ninguna duda, volverá a ganar Hugo Chávez Frías, quien ya tiene un programa de gobierno andando y produciendo beneficios a la población venezolana.

Llama la atención de la propuesta del coordinador de la Comisión “Consenso de País” de la Coordinadora Golpista, pues lo de democrática va a tener que demostrarlo muchos años seguidos para creerlo, que la Constitución Bolivariana no hay que modificarla, por lo menos de inmediato. O sea que no era tan mala. Es más, les ha servido bastante a quienes hacen oposición, pues otorga todas las garantías posibles a quienes disienten. Claaaro... Una cosa es cuando se es oposición y se quiere conspirar abiertamente, como lo han hecho todos ellos, y otra es pensar en ser gobierno y tratar de prevenir desde ya la libertad de los futuros opositores. Estos lobos, disfrazados de ovejitas, quieren en el fondo cambiar la Constitución, para no permitirle tantos privilegios a la oposición.

Otra cosa que llama la atención es que mantendrán los programas sociales que funcionen. O sea que hay algunas cosas del gobierno de Chávez que funcionan. Vaya buena noticia porque hasta ahora nada positivo había hecho el Gobierno, según los buitres de la Coordinadora Golpista. Pareciera que el lema popular “No dejes que te quiten tus logros” ha pegado tan profundamente que la oposición menos bruta, representada por Bautista Urbaneja, quiere enviar el mensaje que lo que sirve seguirá. Lamentablemente no dice cuáles programas quedarán: ¿Barrio adentro?, ¿Misión Róbinson?, ¿La nueva reforma agraria?, ¿Misión Ribas?, ¿Los programas de vivienda?, ¿El envío de pacientes a Cuba?, ¿Los mercados populares?, ¿El Plan Bolívar?, ¿Misión Sucre?, ¿Las Escuelas Bolivarianas?, ¿Los proyectos del MES? ¿El Proyecto Alma Mater y el Programa de Infraestructura y Equipamiento de la OPSU?, ¿Misión Marte?

Hablan de oponerse claramente al narcotráfico y al terrorismo, pero no dicen en qué se diferencia eso de lo que el gobierno de Chávez está haciendo, sin violentar los derechos humanos y sin intervenir en los asuntos de países vecinos. Tampoco explican que significa recuperar PDVSA: ¿Es volver a la PDVSA de numerosa, costosa e ineficiente burocracia? ¿Habrá que devolverle los edificios de las Universidades Bolivariana de Venezuela y de la Fuerza Armada Nacional? ¿Será que volverán los planes privatizadores? Realmente se limitan a enumerar líneas de acción y a mencionar las políticas sin explicar en absoluto su contenido; pareciera que no saben realmente qué harán. Urbaneja dice “me gustaría ir al ocho a hablar del tema”. Eso no es nada difícil. A mí me gustaría ir al dos, al cuatro y al diez, a hablar durante una hora sobre todo lo que se ha hecho y se está haciendo y espero la respuesta positiva y rápida de esos canales, pues creo en hechos concretos y no en quienes prometen sin estar en condiciones de cumplir su compromiso.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3177 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a6497.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO