La contradicción eclesial

En declaraciones del cardenal católico de Caracas, Jorge Urosa Sabino, en prensa del 25-06-08; se notan claras incoherencias entre figuras literarias (adornos) que no dicen nada y el choque evidente con los principios cristianos (los enseñados por Jesús de Nazareth El Cristo, o Jesucristo)

Hay una principal, el Ex - Obispo de Paraguay Fernando Lugo, actualmente Presidente electo de la República mencionada, renunció voluntaria y públicamente al ejercicio del ministerio episcopal para dedicarse a la vida social y política, por esa razón, la Iglesia Católica lo sancionó con la pena de suspensión eclesiástica como así lo afirma el cardenal inquisidor antes mencionado. Si Dios no hubiese querido, abraza con fuerte amor a Fernando Lugo, para que hubiese sido casi imposible al Sr. Lugo, dejar los hábitos del sacerdocio católico.

Lo contradictorio es que aún hay obispos denunciados en la Fiscalía de Estados Unidos de Norteamérica, que han violado a niños y niñas, y aún están activos ejerciendo su ministerio sacerdotal; ¿eso no se vé? ¿dónde está el ejemplo? El Papa Benedicto XVI pidió perdón en ese país norteamericano por las consecuencias que generaron esos delincuentes pedófilos anticristianos, mas no están suspendidos en su gran mayoría. ¿Ellos si tienen derecho de recibir la comunión? ¿Será que ganarán la Vida Eterna manchando el sígno del pan y el vino del memorial de la nueva alianza de Dios con los hombres, con manos indignas y pervertidas, con templos inmundos como el de sus cuerpos? ¿Acaso el Espíritu Santo mora allí? ¿Ellos si tienen autoridad para celebrar la Santa Misa?

Dios concedió el libre albedrío al hombre para escoger y le da las Santas Escrituras para que se oriente a tomar el buen camino. Fernando Lugo, hizo lo correcto, o se es sacerdote o se es político; las dos cosas son incompatibles. Él consideró que era más útil en ayudar a los pobres y su Patria buscando otra alternativa; ¿por eso ya no es hijo de Dios? ¿El que viola a niños está más cerca de Dios? ¿A caso es un pecado bendecir a una persona? ¿Es que Dios se olvida del hijo pródigo? ¿Echa fuera al pecador y no lo ayuda a que se convierta?

Algunos sacerdotes, que en realidad sólo llegan a dudas penas a curas (disfraces), están metidos de lleno en temas políticos; dedican la mayor parte de su tiempo en hacer escritos antidemocráticos, pero no escriben casi nada para motivar a los pobres y elevar los valores morales del pueblo, que es la fortaleza real de una potencia emergente y la esencia de su sustento.

Exceso de conocimiento no aplicado es fruto seco que se convierte en arma de confusión utilizada por el maligno en contra de la persona que posee dicho talento.

Al que mucho se le da, mucho se le exige, dicen las Escrituras. Pero la gran mayoría de los sacerdotes católicos que ocupan grandes cargos jerárquicos, son los mismos descendientes culturales de escribas y fariseos que crucificaron a Jesús y lo siguen crucificando hasta el día de hoy mientras sigan despreciando al ser humano, no haciendo absolutamente nada por los pobres; sino en continuar coleccionando tesoros inútiles en el Vaticano, degustando de grandes mesas llenas de manjares en colegios católicos para niños pobres y conservar el poder de la nobleza y la echonería hacia el que menos tiene, costumbre que tiene su origen desde la decadencia del extinto imperio romano.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1432 veces.



Alberto Prada Miranda


Visite el perfil de Alberto Prada Miranda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: