Muy bien Presidente

Tenía tiempo que no oía una intervención del presidente Chávez que me recordara sus discursos iniciales, los de su primer gobierno en el período 1999 - mediados de 2004. Discursos centrados claramente en los problemas y dificultades existentes, en sus soluciones precisas y concretas, sin puntos débiles que pudieran volverse en su contra, llenos de argumentos imbatibles y demoledores, que dejaban prácticamente desnudos y mudos a sus críticos, donde la verdad brillaba transparentemente y las contradicciones de los enemigos les eran lanzadas certeramente, con una dosis de ironía que los ridiculizaba y terminaba por aplastar sus rebuscados argumentos.

Fue en la proclamación de los candidatos del PSUV, en la parte de su exposición sobre los ataques contra el Decreto-Ley Presidencial del Sistema Nacional de Inteligencia y Contrainteligencia reciente. El Presidente aceptó parte importante de las críticas al instrumento legal, iniciando su reflexión con la lectura del polémico artículo 16 y diciendo con transparencia y valentía que “(...) se nos pasó la mano”, “(...) nos equivocamos, yo me equivoqué”. Tomó como ejemplo su propia experiencia de conspirador de años dentro de las Fuerzas Armadas y sus múltiples negativas a declarar, a presentarse ante los tribunales, a incurrir en la delación de sus compañeros de aventuras. 

Suspendió la aplicación del instrumento y señaló su decisión de modificarlo, para no dejar dudas ni temores sobre su carácter democrático y respetuoso de las libertades individuales. Señaló la necesidad de tener un sistema de inteligencia legalmente constituido, que evite las violaciones de antaño con gente secuestrada, asesinada, torturada y desaparecida durante los gobiernos de AD y COPEI. Fustigó con mucha razón a aquellos críticos que, como la Iglesia y la oposición perversa, mienten y calumnian en su condena de la nueva legislación y callan con hipocresía ante la Ley Patriota de EEUU y las cárceles militares de ese país en Guantánamo y en Eurasia, en las que se violan salvajemente los derechos humanos de miles de personas, condenadas sin juicio ninguno y sin derecho de defensa.

La actitud de Chávez debe hacer reflexionar a sus aduladores de siempre, quienes ya condenaban cualquier crítica al decreto-ley en cuestión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3133 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a58769.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO