La Tecla Fértil

Candidatos en desespero

La histeria política viene aconsejando de muy mala fe a una diversidad de candidatos opositores que en sus análisis de sentimiento popular buscan afanosamente ser concejales, alcaldes y gobernadores de alguna región venezolana. En una actitud por demás absurda buscan dispersar los objetivos del movimiento opositor para establecer vínculos de participación ciudadana con las personas que se quedan atrás de toda activación partidista por ignorancia o por carencia de una estructura ideológica bien revelada.

Estas candidaturas, resultan soberanamente aburridas e impertinentes porque todavía no existe una especificación política unitaria para delinear quienes serian los candidatos mas aceptados por el pueblo para constituirse en sus respectivos alcaldes. Estas viejas políticas son difíciles de cambiar y solo les interesa el movimiento económico de cada alcaldía. Acá en Carabobo (Venezuela), por un solo ayuntamiento hay como treinta candidatos, esto es un abuso, porque muchos no son conocidos en la parroquia y no aceptan los criterios de la opinión publica.

Simplemente, hay que tener una conciencia fría para actuar y decidir por alguien es muy delicado y se debe leer muy bien el documento publico que elogia una candidatura porque no es la primera vez que se elige a alguien y, luego de ser electo le da la espalda al pueblo, que, en una oportunidad confió en él.

La campaña pre- electoral viene dejando un sabor amargo, ya que muchos de estos pre- candidatos tuvieron un perfil político muy bajo en el pasado y todavía desean vivir en base al presupuesto estadal. Debemos reflexionar y actuar con eficiencia para lograr incentivar el camino político que nos llevaría a un verdadero cambio social.

La unidad opositora es necesaria porque incidiría sobre el clima de crisis económica que hoy tenemos por la acción corrupta de algunos personeros políticos que no cumplieron una gestión social cuando eran funcionarios públicos. Se debe cumplir con los compromisos adquiridos en un principio para luego actuar con precisión sobre las relaciones públicas nacionales.

Siempre el servicio publico ha tenido un perímetro legal y moral definido que todos debemos acatar a la luz de estas dos consideraciones. La dirigencia política opositora esta obligada a definir sus objetivos para reflejar un informe publico escrito con muchos despliegues.

Algunos dirigentes desean intercambiar opiniones y criterios para levantar un programa esquemático que sirva para avanzar en sus posiciones políticas. Resulta muy interesante que los sacerdotes participan de una manera directa en el descrédito del actual gobierno. Todos desean vincular la fe con los principios pragmáticos del ejercicio religioso. Aplicar las teorías sobre el fundamentalismo religioso al campo político era el fin de la gira en Estados Unidos del papa Benedicto XVI. Sus discursos solo llevan a ofertar la caprichosa idea de convivir en libertad. Pero, el problema es que la libertad cristiana solo nos llevara a las viejas herejías de siempre. Aquí, se debe actuar con la razón que nos da el juego democrático para ir tras la búsqueda del hombre nuevo que sea humanista y tecnólogo y con una fe, pero, decidida por él mismo y no una cofradía religiosa tal cual como esta organizada la oposición venezolana, todo de lo mismo.

*escritor/analista. Miembro de La Asociación Escritores de Venezuela. Capitulo Carabobo.


emvesua@cantv.net

emvesua@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1630 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a55903.htmlCd0NV CAC = Y co = US