Por conductores infractores

La semana de paz, muchas veces se convierte en semana de desgracias

Hoy, al igual que todos los años, se emprenden operativos de seguridad vial, a los fines de lograr bajar los índices de siniestralidad en estos días santos.

Lo cierto es que ya el Director Nacional de Protección Civil y Administración de Desastres, G/B Antonio Rivero, en vista de la Semana Mayor, informó que más de 122.000 funcionarios entre efectivos y voluntarios, protegerán a más de 14 Millones de vacacionistas.

Con la implementación de la fase ejecutora del Dispositivo Nacional Semana Santa 2008, se cumple con la norma constitucional articulada al derecho de las personas de contar con la protección de los organismos del Estado, ante situaciones que impliquen amenaza, vulnerabilidad o riesgo, según anunció el G/B (Ej) Antonio Rivero.

Según estimaciones de operadores turísticos y líneas de transporte, se movilizarán aproximadamente catorce millones ciento cuatro mil ciento cuatro personas, que estarán siendo protegidas por ciento veintidós mil funcionarios, entre voluntarios y efectivos.

Ahora bien, esto de igual manera se ha vendo haciendo en años anteriores, quizás no con el impulso del General Rivero, pero evidentemente que se ha tratado de darle forma a algo, de manera que bajen los accidentes en estos días.

No quiero ser pesimista pero nuestro territorio tiene una gran cantidad de kilómetros entre los cuales muchos, no podrán ser observados o cuidados, por estos abnegados funcionarios.

La cantidad de funcionarios que velaran por la seguridad es extraordinaria y plausible, pero Dios no me oiga, será igual que todos los años, un incremento en la siniestralidad.

Las medidas aplicadas en estos días son muy similares y los resultados en más de las veces son desastrosos.

Muertos en carreteras, que se elevan a cantidades asombrosas.

Estos elementos de seguridad, son evidentemente necesarios para de, alguna manera, tratar de frenar la velocidad en nuestras carreteras, pero no es suficiente.

Dirán ustedes entonces, si 122.000 personas trabajando por la seguridad no son suficientes, entonces que cantidad de personas tenemos que poner en las carreteras, para cumplir estas funciones de seguridad?

Pues yo les diría que es necesario complementar esas medidas, con dispositivos controladores de la velocidad.

Yo lo grito siempre, a ver si alguien me oye, al parecer se hacen los oídos sordos, pero puede ser que algún familiar de estos, ni Dios lo quiera, caiga en la desgracia de toparse con un loco de carretera incontrolado y los choque, no es mi deseo, pero todos estamos en riesgos cada vez que viajamos por una carretera, precisamente por la falta de estos controles de velocidad que siempre he tratado de que se implementen.

Lo cierto es que debemos complementar estas medidas, con las que yo siempre he abogado, los controles de velocidad y muy especialmente los controles de velocidad satelital, que tenemos en nuestro país y que yo siempre he presentado.

Esos distinguidos y preocupados funcionarios, podrán estar en secciones de carreteras, pero las secciones, donde no se encuentren, allí sucederán los accidentes.

Yo repito, no quiero ser pesimista, pero en Venezuela se ha incrementado, la cantidad de conductores, a los que debemos ponerle la lupa, pero electrònica.

Ni con un millón de personas controlando las carreteras podremos cubrirlas en su totalidad.

Debemos tomar la tecnología, para llevar a cabo estos mecanismos de seguridad vial.

Con estos mecanismos, tendremos la posibilidad cierta de detectar, en cualquier parte del país, a los conductores en exceso de velocidad y sancionarlos inmediatamente con una multa y con suspensión de licencia para conducir.

Ojala que el día siguiente de la Semana Santa, los partes sean aquellos que arrojen una significativa reducción de accidentes, pero lo cierto es que con estos mecanismos de seguridad, no podremos solucionar este grave problema que se transforma en un monstruo cada vez que hay vacaciones en nuestro país y en el mundo.

Colombia, tiene un sistema muy parecido a los que se aplicaron en Venezuela en los años 1.976 y 1983, por Resolución Ministerial aún Vigente, no se por qué, no se le quiere dar empuje a la tecnología venezolana, aplicada a la seguridad vial si lo tenemos aquí.

Deseo que esta semana Santa sea de Paz y no se convierta en desgracias para muchas familias y por ende para Venezuela. NO CORRAS!

reveron.jose@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1861 veces.



José Agustìn Reverón Orta


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a53102.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO