Ojo con nuestra economía ¿Qué pasa?....

Al cierre de Febrero la inflación acumulada en dos meses del año es del 5,3%, esto es grave y muy pero muy preocupante. Para el año 2.006 el mismo periodo la inflación fue del 0,4% para el 2.007 en el mismo periodo fue de 3,4% o sea que para el presente año se esta agravando la situación, creando un gran mal paso para el resto del año.

Soy el primero en comprender y apoyar los controles necesarios para mejorar nuestra economía, sin embargo hay que tener sumo cuidado en la aplicación de los procedimientos.

No podemos crear y crear instituciones de control, eso es estimular la burocracia. Debe dedicarse cada institución a lo que se establecido en su creación. Y al respecto el Seniat es el organismo ideal para el control aduanero y fiscal, no puede ser posible que se pretenda llevar a Cadivi a ser una súper intendencia de control fiscal y aduanero en paralelo. Cadivi debe cumplir con su rol en el proceso de controlar la entrega de divisas, pero no puede hacer un control o seguimiento paralelo al Seniat.

Hoy en día hay que reconocer Cadivi no es un apoyo y aporte a nuestra economía se ha convertido en nudo gordiano especialmente para las empresas nacionales. Fluyen las divisas en forma constante hacia las empresas trasnacionales relegando a las mediana empresas nacionales de sectores privados y públicos.

Así vemos con desolación que la fabrica de tractores Venezolana Irani, tiene problemas con divisas al igual que la fábrica de vehículos (Eso esta a la vista, solo se han podido fabricar 800 vehículos, no los 25.000 prometidos). Que las divisas para las empresas criollas del agro esta restringido, donde preferencia trasnacionales. Decisiones como limitar las importaciones de ALADI solo buscan darle oxigeno a las importaciones de países del primer mundo, especialmente del imperio, pues estos ha sido afectado por el creciente comercio de Venezuela con los países Latinoamericanos. Bloquear ALADI es nadar contra la corriente revolucionaria, es regresar al viejo esquema de la IV, donde todos los negocios eran hacia el norte y nunca hacia el sur.

Y es que lamentablemente la gerencia media del gobierno se esta burocratizando terriblemente y mientras muchas instituciones como MINAL y MILCO van hacia la taquilla única para aliviar los proceso, aquí otras instituciones siguen trabajando en listas (Terribles listas) de restricciones de productos en muchos casos esenciales para el país.

Ya en Octubre y Noviembre pasado Cadivi jugo al desabastecimiento reteniendo la entrega de dólares lo mismo que paso en Enero y Febrero, generando retraso en los embarques de productos esenciales desde su origen por la falta de pago de facturas anteriores.

Y aquí no podemos ser ciegos, ningún proveedor del exterior va a seguir despachando a Venezuela cuando no se cumplen los acuerdos de pago. Si lo pautado es 30 días no se puede esperar comprensión, cuando cancelamos a 120 días. Muchos proveedores han cerrado el crédito a Venezuela y en todo esto los únicos beneficiados son las trasnacionales las cuales esperan todo el tiempo del mundo para cobrar sus dólares. Muy diferente a nuestras pequeñas empresas que hacen negocio con otras pequeñas empresas en Latinoamérica y no podemos cumplir los pagos en divisas por que las cosas nunca salen en Cadivi.

Oigo los comentarios absurdos de los funcionarios de Cadivi en sentido que no se dan abasto en su trabajo, que deben crecer hasta cerca de 1.500 empleados, que deben mudarse a un nuevo edificio. Yo solo puedo decir, que Cadivi esta fiscalizando y haciendo seguimiento a aspecto que ya son cubiertos por otros organismos.

Por ejemplo, por que Cadivi debe tener un funcionario en los puertos para fiscalizar el arribo de las mercancías, inspección que genera un acta, la cual al final no sirve para validar la operación ya que de todos modos el proceso sigue lento y torpe. Cabe señalar, Cadivi no confía en el Seniat órgano rector de las aduanas ¿Por qué la desconfianza del trabajo del Seniat?

Lo que si debería hacerse es la revisión urgente de los procesos que maneja Cadivi y sobre todo la legalidad de esos procesos, yo siento y es la visión de los empresario, que Cadivi se ha convertido en una enorme burocracia dañina para el país.

Así que ojo con la inflación y sobre todo los intereses, no podemos desandar el camino andado, no podemos echar pa tras en el proceso de rescate del país no podemos volver a los intereses mercenarios del pasado.

Robertoperez57@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2317 veces.



Roberto Pérez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor