Hasta que la Iglesia nos alcance

Antonio González vive barrio adentro. En El Observatorio. En la calle Andrés Eloy Blanco. Uno llega en carro hasta lo que llaman El Cañón, y de allí se va caminando.

Allí está él con su esposa y sus seis hijos. Dos varones y cuatro hembras. Es domingo y está leyendo Urbe y Orbe. Es un texto que Monseñor Baltasar Enrique Porras Cardozo escribió.

Me quiere leer en voz alta y dice:

- Escuche, sobrino: “Cuando se pierde el contacto con la realidad y con los pobres, cuando la dirigencia se aleja de la vida diaria y de las angustias de la gente, cuando se comparte sin manipulaciones y sin maquillaje la vida de los barrios, de los campos y de los marginados como lo hacemos los obispos y los evangelizadores, se percata uno del riesgo de querer hacer ver un mundo fantasioso y mediático que no existe sino en la pantalla”.

Sonríe primero y después se carcajea. Y luego llama a su esposa e hijos y les pregunta;

- ¿Alguno de ustedes ha visto a Monseñor Baltasar Enrique Porras Cardozo por este barrio?.

- ¿A quién? -dice el mayor.

- A Baltasar Porras Cardozo…

- ¿Ese no es uno que aparece siempre en Globovisión?

Después llama a sus vecinos. A Pedro Piñate. A Ringa. A Acasio. Y, una vez que realiza su propia encuesta Datantonio, vuelve y me dice:

- Tengo 20 años viviendo aquí, en El Observatorio, y un día me dije, aquí estaré hasta que la iglesia me alcance. La he estado esperando todos estos años, para escuchar su palabra, que una sola bastará para sanarme, y para contarle del abandono y la miseria que se ve por aquí, pero nunca ha venido.

También me recuerda que, cuando cayeron aquellas lluvias tan fuertes que produjeron la tragedia de Vargas, el Cardenal Ignacio Velasco dijo que aquello era un castigo de Dios por el lenguaje y la violencia del presidente.

Tiene buena memoria Antonio González, porque además siempre ha buscado información entre los medios y sus amigos.

Sí, parece que la iglesia quiere que Dios mire para otro lado.

- La iglesia no ha llegado por aquí, pero nunca nos falta Dios.- termina diciendo mi tío, Antonio González.

Robertomalaver@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3454 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Malaver

Roberto Malaver

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a4970.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO