¿Cómo será el año 2008?

Los astrólogos y los videntes se rebanan los sesos para concluir que será un año de cambios. Otros recurren a la suma de sus dígitos para anunciar que será tiempo para recomenzar. Un año para lo nuevo. Bisiesto y difícil. Las aristas del análisis político nos permiten vislumbrar un año de muchos retos y profundas exigencias. Se nos presenta como tiempo imprescindible para la oportuna REVISIÓN, RECTIFICACIÓN y REIMPULSO.

En el contexto internacional EEUU comenzará a sentir los efectos de su crisis política y social interna. Aumentará la preocupación de la hegemonía Norteamericana por problemas como: 1.- La transición en Cuba con sus matices e implicaciones, 2.- La influencia China en el mundo y particularmente sus alianzas en América latina, 3.- El poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia –FARC- que se han convertido en un obstáculo para sus objetivos en Sur América, por algo Colombia es el tercer país con mayor inversión Norteamericana en asuntos militares y 4.- El liderazgo de Chávez y la influencia de la Revolución Bolivariana como nuevo paradigma de cambio social, político, económico y cultural en un contexto profundamente democrático.

En el 2.008 la influencia y la hegemonía de EEUU se seguirá desvaneciendo en la misma proporción que crece la presencia y la integración de los pueblos de América Latina y El Caribe.

En el país la dinámica socio-política seguirá siendo la misma: movilización intensa de distintos sectores sociales y conflictividad prefabricada. La oposición seguirá buscando atajos antidemocráticos. Insistirán en estimular el caos callejero con la esperanza de provocar saqueos y violencia social como mecanismo de presión al Gobierno.

No hay reconciliación posible porque no ha habido, ni habrá conciliación. Las contradicciones son históricas y estructurales. Se trata de una batalla entre dos proyectos políticos antagónicos, entre dos formas de interpretar la sociedad. Se trata de necesaria confrontación entre socialismo y capitalismo. “Socialismo o barbarie” como lo planteó Rosa Luexemburgo.

Lo que si resulta posible y necesario es el dialogo para la convivencia y la tolerancia. Ese dialogo puede darse para atender problemas específicos como la inseguridad ciudadana, los servicios públicos y el desabastecimiento. Allí se puede experimentar el dialogo, la convivencia y la tolerancia.

La revisión, la rectificación y el reimpulso que planteó el Presidente Chávez solo tiene sentido si su objetivo fundamental es profundizar la Revolución Socialista y propiciar la unidad de los revolucionarios.

La revisión, la rectificación y el reimpulso solo tienen sentido si sirven para rescatar e impulsar elementos de la Reforma Constitucional como: La Nueva geometría del Poder, el Reordenamiento Territorial y el Poder Popular.

La revisión, la rectificación y el reimpulso solo tienen sentido si sirven para redimensionar la propuesta del PSUV como instrumento para organizar a las masas, el desarrollo de cuadros políticos, garantizar la intermediación social con criterio socialista y convertirse en el canal fundamental para la educación y movilización permanente de las masas.

Desde esta perspectiva el 2.008 se nos presenta como un año de grandes retos, necesarias reflexiones y profundos desafíos. Un año para sobreponernos al marasmo electoral y dejar a un lado intereses particulares por un cargo a Diputado, Gobernador o Alcalde. Un año para revisarnos, rectificar y darle a un reimpulso a nuestro compromiso militante y revitalizar nuestras convicciones revolucionarias.

Constituiría un error garrafal enfrascarnos en un debate intrascendente sobre las candidaturas. Es necesario tener claro que el objetivo estratégico no está en el reparto de cargos para las elecciones y eso nos exige darle un reimpulso a nuestra madurez política y comprender la necesidad de algunas alianzas circunstanciales con sectores y personalidades.

En definitiva el 2.008 se nos presenta como un año difícil y al mismo tiempo muy interesante para las revisiones, las rectificaciones y el necesario reimpulso del Proceso de Cambios y Transformación Social… Un año que nos exige eficiencia política y eficacia revolucionaria…


dariomorandy@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3048 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: