Chávez, las FARC y Uribe

Extraordinario momento para Indoamérica! En solidaridad humana, caminamos juntos hacia el progreso, si Dios quiere!. Una lección que será registrada por la Historia a pesar de los contratiempos, sinsabores, amarguras y desprecios recibidos por los afectados y aquellos que somos solidarios del respeto de los Derechos Humanos, la Paz y el Progreso humano de nuestros nacionales. Como cristianos, no miramos atrás sino para aprender. Como cristianos, estamos dispuestos a luchar por el ser creado. Como cristianos y en base a las enseñanzas de Dios Hijo, somos perseverantes en lo positivo. ¿Cuál, sino, ha sido la constante actitud de Hugo Rafael Chávez Frías? Obediente a las solicitudes de los adoloridos familiares de ambas partes, retenidos y secuestrados, bajo la praxis del pensamiento humanista, como hijo, padre y abuelo, se ha comprometido y nos ha comprometido, a todas y todos, a sumarnos a lo positivo, a lograr alcanzar la felicidad para los demás y a ser comprensivos con los necesitados hermanos colombianas y colombianos. Es un compromiso revolucionario como hacia tiempo, excepto por Cuba, que no se veía en estas tierras. Las FARC han dado muestra, política y humanista, de su capacidad de “torcer la Historia” en pro de alcanzar la ansiada paz en su “hermoso terruño” que es Colombia. Seguramente, ha sido extremadamente difícil para el Secretariado de las FARC. Pero la “razón y el humanismo” se ha impuesto a los avatares de la “guerra civil”. Es muy probable que para el señor Marulanda, después de tantos años en “las montañas”, la decisión, probablemente discutida y aprobada en forma colegiada por el Secretariado, después de tantos “altibajos”, haya sido mas un gesto de “profunda humanidad” que de “ganancia política” que si la hay. Pero aceptar esa actitud, es aceptar la necesidad de “sentarse a negociar” TODO!! Para eso se necesita, no solo humildad, sino capacidad de decisión independiente de los factores influyentes e interesados que presionan a quien, constitucionalmente, debe y toma las decisiones de Estado. Recordemos algo de la Historia. Ha sido una constante histórica, las actitudes políticas de los monárquicos y los capitalistas de calificar a los revolucionarios con epítetos, ideológicamente, que busquen “descalificarlos” para justificar sus decisiones de “no reconocerlos” como actores políticos y de “no dialogar” para evitar “compartir” el poder. A la final, terminan sentándose en una mesa de negociaciones para discutir los términos políticos que busquen las soluciones necesarias para la paz y el progreso. Por aquellos tiempos post-1917, tuvieron que aceptar a Vladimir Ilich Lenín así tuvieran que meterlo en un tren clausurado. Tuvieron que aceptar conversar con aquel revolucionario vietnamita que comenzó su carrera política en el sur de China y terminó logrando la “libertad” de todo su pueblo, Ho Chimin. Como aquel Presidente de los Estados Unidos de América que declaró, públicamente, que nunca-jamás le daría la mano a Zhou Enlai para terminar aceptando que su enemigo de vida era el mismo, el propio Richard Nixon y que Zhou Enlai le extendía la mano para alcanzar acuerdos para la convivencia. ¿Por qué no se ha logrado un acuerdo con Fidel Castro en éste, supuesto, “patio trasero”? Inteligente la decisión colegiada de los países latinoamericanos de participar en la “lógica de la política humanista” propuesta por las FARC, en decisión unilateral. Con ello, pareciera que en la mesa de negociaciones están YA sentados dos de los tres actores en escena. Las FARC y los ¿mediadores?.Falta el actor principal, el señor Presidente Álvaro Uribe Vélez. En este segundo acto de esta trági-comedia latinoamericana, hay y es necesario reconocerlo, el Presidente Uribe Vélez ha ganado. ¿Por qué? Inteligentemente, se retiró a una finca y desde haya dirigió la decisión constitucional de “dar luz verde” a la propuesta del Presidente Chávez para proceder a recoger y traer con vida a los retenidos que las FARC decidió dar en libertad. El Presidente Uribe Vélez evitó, así lo consideramos, mirar a la cara a aquellos “duros halcones” que se oponen a cualquier tipo de aceptación de propuesta que provenga de las FARC. Esta vez el “juego jugado” le proporcionó un triunfo personal. Ahora, si la comunidad latinoamericana, centroamericana y caribeña junto con la solidaridad europea, mantienen su “presencia”, Álvaro Uribe Vélez se va a sentir apoyado como para continuar con un proceso que nunca debió suspenderse. ¿Qué opina el Imperio? Por curioso que parezca, la entrevista presentada por Telesur a la hermana de Ingrid B., cuales preguntas no fueron por nada inocentes, y las “muy valientes” respuestas dadas por la señora Betancourt, son un claro mensaje para los órganos del poder en los Estados Unidos de América. Pareciera que George W. Bush tiene demasiados problemas internacionales como para, con sus actitudes, “nuclear” una acción política de los latinoamericanos a favor de la paz en Colombia. Una vista panorámica de la escena internacional nos da un resultado poco halagador para el Gobierno “green go”. Paquistán, Afganistán, el protagonismo de Sarkosy, el rechazo popular a las derechas europeas, particular, al ¿periodista? Aznar, una “derecha latinoamericana” que se va agotando en sus medios de comunicación, una falta de “propuesta política” social de las derechas, la decisión de la República Popular China sobre la compra de bonos norteamericanos, las crisis financieras internas con repercusión al exterior, etc. ¿Debemos dejar solos a los “altos representantes” latinoamericanos en este provisor proceso? Debemos “tomar la calle” a nivel latinoamericano y, de ser posible, llevarlo hasta Europa y sensibilizar a cierta opinión pública norteamericana. Gracias a los actuales medios de comunicación, hay que hacer conocer todo el proceso que se ha venido llevando a cabo. Debemos lograr que los sectores estudiantiles del continente, se manifiesten a favor de la completa liberación de los “retenidos y de los presos políticos” en Colombia, presionar para que se alcance una decisión de liberar a todos los “secuestrados”, presionar ante los órganos internacionales en representación en todos y cada uno de los países latinoamericanos, centroamericanos, caribeños y europeos, lograr que los partidos políticos de izquierda se adhieran a las propuestas de negociación por la Paz en Colombia, que los burguesías nacionalistas se pronuncien. Que las Conferencias Episcopales del continente se pronuncien como cristianos y obedientes a las nuevas directrices del Santo Padre, Benedicto XVI, evangelizar!! No es una “lucha” de unos pocos, es una movilización de todas y todos.


delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1706 veces.



Miguel Angel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a48196.htmlCd0NV CAC = Y co = US