¡Cómo les ha dolido!


A raíz de la creación de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), unos cuantos resentidos políticos han mostrado su reconcomio, sus frustraciones y sus miserias, en declaraciones lastimosas que demuestran el desespero ante una medida que saben muy bien agigantará la imagen pública del presidente Chávez. Un cadáver como Freddy Malpica, quien secuestró la autonomía y democracia en la Simón Bolívar por más de una década, se atreve a decir que se trata de una universidad tutelar por el Gobierno, como si la USB no estuvo tutelada por el Gobierno durante su rectorado vitalicio y hoy no la tutelara la Coordinadora Golpista, la cual decide si hay o no actividades en la misma.

Critica a Cuba, pero en el pasado disfrutó dela hospitalidad cubana y bastante viajó a la isla caribeña, con gastos pagos, para asistir a “encuentros” de rectores venezolanos y cubanos.

Allá no decía lo que ahora dice: se “deslumbraba” ante los avances cubanos en salud, educación e investigación científica de punta.

Otro fracasado, un ex rector que permitió que la UCV fuese tutelada por los terroristas de Bandera Roja, balbuceando dice que la UBV nace “sin que se haya hecho un estudio de las necesidades”.

¿Necesidades de qué? ¿De universidades?
Por favor. Si la UCV año a año reduce sus plazas de nuevos ingresos, a pesar de recibir cada vez mayor presupuesto y de crecer la población de aspirantes. Y dígame lo declarado por el otrora serio profesor Mayz Vallenilla, para quien el nombre de la Universidad es un homenaje al MVR y no al Libertador.

Pareciera que la mezcla de años y odios es mortal para las neuronas... Este no es el caso del eterno presidente de Fapuv, quien pudiera ser un ejemplo de ausencia congénita de las neuronas de la vergüenza.

Con su típico descaro dice que los profesores deben ser escogidos por concursos de oposición y de acuerdo a la Ley. Él, que ingresó sin concurso de oposición a la Unellez; que ascendió en el escalafón sin trabajo de ascenso; que su único mérito para ello es ser adeco, pretende darnos lecciones de ética universitaria.

¿Por qué no le exigió a Caldera, cuando dos días antes de terminar su gobierno creó la Universidad del Yaracuy, que antes de crearla ha debido pagar la inmensa deuda que tenía con los profesores universitarios del país, como hoy exige?

Director de Opsu-CNU


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3684 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a4775.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO