Metanse a guerrilleros

Guerrilla Semiológica

Militancia agazapada

Aparece este martes 19 de agosto en El Nacional (página B/16) una nota firmada por Yelitza Izalla Yánez, de la que vale destacar un pequeño detalle que, puesto bajo la lupa, pudiera ser revelador de una oculta militancia política.

El título dice: “Ejército reforzó guardia en sede de PM en Cotiza’’. El segundo párrafo tiene la siguiente introducción de la reportera: “Aproximadamente a las 11: 30 pm llegaron 15 efectivos más por la puerta trasera, con la misma excusa de reforzar la guardia’’. Nos vamos a detener en la expresión “la misma excusa’’. La periodista asume que los militares llegaron con una excusa.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (Drae) dice así de la palabra excusa: “Motivo o pretexto que se invoca para eludir una obligación o disculpar una omisión’’. O sea, que los militares se presentaron a reforzar la guardia, pero eso era un pretexto, que según el Drae significa esto: “Motivo o causa simulada o aparente que se alega para hacer algo o para excusarse de no haberlo ejecutado’’. En resumen, al emplear la palabra “excusa’’, la periodista no está haciendo sino poner en duda, por sí misma, los alegatos de los militares.


Al extremo

En su página A/2 del 17 de agosto El Nacional abre con la titulación: “Súmate está lista para entregar las actas con las firmas necesarias’’. Una primera nadería a subrayar es: ¿Necesarias para qué?

El primer párrafo, donde se supone viene la arrancada de la noticia, abre con una oración lacónica (en tanto, anti periodística): “Las medidas de ingreso al búnker son extremas’’. ¿Apoya esa expresión al título? ¿Es relevante por sí misma? El segundo párrafo peca de redundante: “Unas bóvedas gruesas y sólidas…’’. Pero además, ¿qué le agrega esa descripción tempranera a la información ofertada? La nota, en verdad, es deficiente desde casi todos los puntos de vista, y en aras de aprovechar el espacio para otros casos, preferimos dejarla así.

De la misma periodista, aparece un texto el lunes 18 en la misma página (A/2), cuyo primer párrafo vamos a deconstruir para reconstruirlo. Ella escribió: “Con el nombre de Unidad se inauguró la quinta que a partir de ayer se convirtió en sede de los partidos opositores al Gobierno y, además, centro de operaciones para afinar los requisitos necesarios que lleven a buen término la celebración del referéndum revocatorio’’. ¿No constituye eso, incluso por descuido, un pronunciamiento de Weffer Cifuentes a favor del referéndum? ¿Acaso no deja ver sus costuras la forma en que redactó su nota?

Qué tal así: “Con el nombre de Unidad (…) y, además, centro de operaciones desde donde los promotores de la consulta afinan los requisitos…’’.
Lo peor de la semana de Weffer Cifuentes, sin embargo, se encuentra en la página B/18 del 16 de agosto: “Se duplicaron denuncias por abusos policiales durante este Gobierno’’. Un titular que tiene un agobio: ¿Quién afirma eso?

El sumario de la nota contiene el pecado de utilizar dos veces la palabra “casos’’. En el tercer párrafo la periodista habla de un “dramático ascenso’’. ¿La expresión “ascenso’’ no se defiende sola? ¿Qué necesidad del adjetivo “dramático’’?

En el séptimo párrafo (Alejandro Ruiz, coordinador de la red expresa su… –sin meternos con la necesidad de una coma-) la reportera se manda nuevamente dos veces con la palabra “casos’’, incluso en cada uno de los dos párrafos finales la vuelve a usar. ¡Qué caso!

Pero hay una casi de antología en la cuarta oración de este séptimo párrafo: “También la situación es crítica en lugares como Anzoátegui, Aragua y Portuguesa, pero la Red de Apoyo no trabaja en esas zonas’’. Vaya, vaya.


Sobre la parcialidad de Ana Díaz

El 16 de agosto, en la página B/3 de El Nacional se inserta una noticia firmada por Ana Díaz con el siguiente título: “Oficialistas toman Ministerio del Trabajo’’. ¿Tiene piquete la frase?

No la tuviera si adentro consiguiéramos un sostén, que no aparece sino a modo de chisme al final de la nota, en el cuarto y último párrafo. “Rondón sostiene que la nueva federación no está con el Gobierno ni la oposición. Sin embargo, el presidente de Fedeunep, Antonio Suárez, insiste en que Fetraunep es oficialista’’. Es decir, la reportera priorizó a una de las fuentes de su breve texto. ¿Parcialidad?

guerrillasemiologica@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3121 veces.



Marco Aurelio Manzano

Periodista, Politólogo, poeta, escritor, humorista y ensayista. Columnista en varios medios, digitales e impresos.

 elmacaurelio@yahoo.es

Visite el perfil de Marco Aurelio Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a4411.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO