El origen del odio

Hoy uno de los peligros que confrontan los países desarrollados, los que han predominado en el mundo y en todos los tiempos, los saqueadores de siempre, los que han dirigido la vida de los pueblos y usufructuado sus riquezas, lo constituye la Venezuela de Hugo Chávez Frías, capaz de romper con su política independiente, arrojada y soberana el equilibrio del orden constituido, del orden de la subordinación.

Retar a esos países, principalmente al país imperial; tener una concepción propia y creativa de la política; recuperar la industria petrolera; repartir la tierra entre los campesinos; rescatar empresas fundamentales como las eléctricas y las de telecomunicaciones; alfabetizar al pueblo; crear las misiones como medio idóneo para la distribución del ingreso; nacionalizar todos los campos petroleros; construir dispensarios para velar por la salud popular; curar a miles y miles de personas de ciertas enfermedades; subsidiar la alimentación de los pobres; generalizar y profundizar la educación; reducir la jornada diaria de trabajo; emprender la construcción de una infraestructura vial como no se veía desde los tiempos de Pérez Jiménez, dictador, duro, pero buen gerente; aumentar sustancialmente el salario del trabajador; reducir la pobreza y la economía informal; emprender un desarrollo industrial con nuestras materias primas y afianzar nuestra soberanía.

Son logros dirigidos principalmente al mejoramiento de la vida de los humildes, lo que explica el odio que algunos gobiernos, las oligarquías y sus medios de información, sienten hacia el proceso revolucionario venezolano. Y si añadimos los fracasos con que se ha lapidado a una oposición mediocre y sin rumbo, carente de talento, derrotada en todas las elecciones realizadas y en todas las fechorías emprendidas, como la huelga petrolera y el golpe de Estado, por dirigentes políticos fracasados y por quienes aspiran acariciar nuevamente el poder, como los argonautas, el vellocino de oro, se puede comprender, también, el odio enfermizo de esa facción oposicionista.

Abogado


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4251 veces.



Manuel Quijada


Visite el perfil de Manuel Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Quijada

Manuel Quijada

Más artículos de este autor