Comunista preocupado

Estoy trancado, con un poco de ideas revoloteándome en la cabeza, sin estabilizar ninguno de mis pensamientos.

Hasta hace poco era un comunista radical, en el mejor sentido de la palabra (de la raíz), pero de un tiempo para acá, una cantidad de confusiones se han metido en mi cabeza y no me dan tranquilidad, me reafirman que lo único que tengo claro en esta lucha, es que no quiero dejar de ser comunista.

En la disciplina comunista todo es menos complicado, un poco más claro, la unidad es el fundamento de nuestra fuerza, las contradicciones son muy difícil que salgan de casa, por las costumbres clandestinas que se quedaron arraigadas en nuestras conductas, las discusiones se hacen con menos publicidad, porque tenemos respeto por los camaradas y nos preocupamos por entender nuestras debilidades y estabilizar nuestra fortalezas, los gritos y contradicciones evitamos mostrárselos a los terroristas mediáticos, para que no saquen provecho a debilidades humanas que tenemos, porque nuestro ego amaneció un día diciéndonos en la vergüenza, que somos los mascaclavo de la partida.

Cuando pienso en ideología, no me cuadran posiciones individualistas, la unidad se me presenta por encima de cualquier interés y me hago débil en las reuniones, aceptando todo lo que signifique, solidaridad y compromiso.

La conducta y preparación necesaria en un comunista, no tiene que parecerse en nada a una conducta cuarta republicana, la herencia política que traemos de nuestros padres tienen que desaparecer en este proceso revolucionario, no es justo que nuestro máximo líder después de ser un militar formado en un cuerpo, donde se suponía no había posibilidad de cambiar, haya cambiado y a nosotros se nos haya quedado un adeco y un copeyano incrustado en los huesos, que no nos permite encontrar la unidad, porque somos verdes por fuera y blancos por dentro.

En los días por venir, voy a dedicarme a reforzar mis pensamientos, para evitar que mi cabeza me haga flaquear un día y esta cantidad de contradicciones que me producen mis compatriotas con sus divisiones, pueda clarificarlas antes que sea demasiado tarde para volver a la línea que nunca he podido dejar.

Se que por nuestro proceso somos capaces de cualquier sacrificio, la unidad exige que asentemos nuestros pensamientos, que nos demos cuenta que el futuro está en riesgo y que nuestro máximo líder el HOMBRE QUE EMPUJA, esta dejando la vida en el intento, porque no deslastra conductas del pasado y lo acompañamos en este camino que es el único y definitivo POR AHORA, por que PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

ENTRAR A LA GUERRA Y ABANDONAR LA LUCHA, ANTES DE CONCLUIDA LA ULTIMA BATALLA, ES UN DELITO DE ALTA TRAICIÒN HACIA UNA IDEA ENNOBLECEDORA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2040 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a40904.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO