¿Acaso vamos a acabar con el agua en el Zulia?

Una intensa forma de control del suministro de agua nos están sometiendo en Maracaibo y todo el Zulia. Es sabido los cambios climáticos inducidos por la civilización "humana" que han sido anunciados y registrados en toda la inmensidad del planeta. También conocemos los cambios que ofrece los cambios de temperatura del océano Pacífico conocido como el Niño y su allternacia con los períodos de sequías que se la nominado la Niña.

Venezuela y en especial el estado Zulia, no escapa a esos cambios climáticos. Empero su divulgación y la exposición de muchos grupos ambientalistas y ecologistas, la clase dirigente no parece entender el efecto sobre esta temática que tiene la explotación del carbón en nuestra Sierra de Perijá, agregando otro factor de riesgo para la sequía. Si acabáramos con el agua de los Municipios Mara, Páez y ahora Jesús Enrique Lossada, nos quedaría una opción cual es el lago del cual sentimos tanto orgullo los zulianos.

El Lago de Maracaibo, inmenso reservorio de agua, el cual consideramos como el río Catatumbo en forma escencial al cual le caen otras decenas de cauces embalzados en una depresión como lo conocemos. Este lago vulnerado por la actividad agrícola no sustentable, la explotación petrolera y su pasivo ambiental, el vertido no tratado de las aguas de cientos de ciudades y el efecto del jet de sal del canal de navegación, lo exoneran como fuente alternativa de agua.
En los medios escritos se ha reseñado que las represas que surten de agua a Maracaibo están "tocando fondo" y el Hospital Universitario de Maracaibo se quedó sin agua por seis horas. En mi casas recibimos agua cada tres días por doce horas y en casa de mi familia pasaron cuatro días sin agua y al llegar este fin de semana los camiones cisternas enviados por la gobernación del estado, los miembros de la perpetuada asociación de vecinos (representantes de Un Nuevo Tiempo) negaron la asistencia a las cuadras que se oponen a su gestión partidizada, por lo cual hubo enfrentamiento vecinales por el suministro de ese preciado líquido.

La estrategia de explotar el carbón (competencia mundial como combustible del petróleo) resulta en una supuesta ganancia en dólares para Venezuela, pero deja una estela de tristeza y pobreza, expuesta ante los venezolanos y divulgada incluso en los diferentes medios de comunicación. Los municipios Mara y Páez de nuestro estado, además de no tener agua, según la matriz de opinión y la demostración gráfica son los mas deprimidos del Zulia y compiten a nivel nacional y hemisférico. Nos recuerdan aquella canción "...y solo nos van dejando miseria y sudor de obrero...".

La vulneración de esta explotación no se define solo en esos términos. La geografía se mella desapareciendo montañas completas con sus bosques, con sus riachuelos, caños, manantiales u jagüeyes, con los ríos superficiales y subterráneos. Lamentablemente las cuencas afectadas son las que surten de agua a tres subregiones Capital (municipios Maracaibo, San Francisco, Jesús Enrrique Lossada y la Cañada de Urdaneta) y Guajira (Mara, Páez e Insular Padilla) y parte de la Costa Oriental del Lago (Miranda y Santa Rita).

Acaso vamos a seguir con la explotación del carbón que no nos deja ningún beneficio y nos dejará sin montañas, vegetación, fauna y agua?. Lamentablemente es una política de estado y arremeter contra personeros e instituciones no concluirá en una efectiva consideración en su justo peso a esta temática. Los ambientalistas nos hemos constituido en una especie de "piedra en el zapato" de los políticos de oficio, hasta el punto que colamos en la constitución el principio de sustentabilidad de nuestra república, lo cual se vulnera con esta explotación carbonifera por carecer de este principio ahora constitucional.

Además representamos para las autoridades y particulares quienes se benefician de nuestra desgracia de la explotación carboneras, una suerte de adivinos o Nostradamus. Siempre según ellos, vaticinamos "cosas malas", como eso que CORPOZULIA y las empresas carboneras iban a acabar con el agua del norte del estado Zulia. Quedamos señalados como saboteadores y enemigos del "desarrollo del estado". Nos graban y fotografía cuando protestamos frente a CORPOZULIA, nos divulgan como un grupo de zagaletones antigestión, enemigos del sistema, otros apelativos censurables y maledicencias de funcionarios medios y altos, incluso del mismo presidente de ese organismo, el ingeniero Santiago Bautista.

Nuestros votos son por la reconsideración de la política de estado respecto de la explotación de carbón. Ya se ven los efectos. Merecemos saber de qué nos estamos muriendo y en el ejercicio del principio de la participación, nos deben dejar decidir si nos que remos morir de eso, en este caso de sed.

(*)Presidente de "AZUL Ambientalistas del Zulia"


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4083 veces.



Dr. Elio Ríos S.(*)


Visite el perfil de Elio Ríos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas