¡Es hora de tomar conciencia!

Un hidrocidio dramático amenaza a Venezuela

¿Qué les podría importar a los pobladores españoles la suerte del territorio que en un principio ocuparon? Sólo se guiaron por la indicación del uso y aprovechamiento despiadado y desmesurado del medio ambiente y de su entorno natural así como la eliminación de la población aborigen. Nuestros pobladores ancestrales sí estuvieron ligados a esas prácticas que le eran totalmente ajenas al conquistador: respetaban los bosques, los cursos de las aguas, se aprovechaban racionalmente de la fauna y de la flora. En fin, vivían en armonía con el medio ambiente, eso que hoy se llama “ecología” 

La enseñanza que ha traído la invasión, la ocupación y la destrucción de Irak por parte del imperio gringo es una buena referencia de lo que aquí decimos. Así se comportaron los españoles, sólo que la memoria histórica por el paso de los años se torna difusa, pero los hechos concretos fueron la destrucción casi total de la población aborigen de Venezuela y del continente y la sobreexplotación inclemente de sus recursos naturales: oro, plata, diamantes, madera, etc., y las consecuencias que esto trajo para el equilibrio de nuestro ecosistema. 

Entre las víctimas de esa explotación insaciable, seguida después por los gobernantes de la tercera y cuarta república, estuvieron los ríos venezolanos: Los que surtían de agua a las ciudades venezolanas del eje Centro-Norte-Costero, están secos, no existen o están seriamente contaminados. Ni Coro ni Maracaibo tienen ríos; y los ríos Turbio (Barquisimeto), Cabriales (Valencia), Aragua (Maracay), Guaire (Caracas) y Tuy, son verdaderas cloacas. Justo es reconocer el esfuerzo que hace nuestro Gobierno Bolivariano por el saneamiento de estas vías fluviales. El lago de Valencia, gracias a los esfuerzos de nuestro gobierno está en pleno proceso de recuperación. Pero no es suficiente. [1] 

El río Guárico está represado en Camatagua para surtir de agua a Caracas y los Valles del Tuy. Los ríos Pao y Cachinche en el estado Cojedes, también están represados para abastecer a Valencia y Maracay. Barquisimeto se surte del agua de la represa Los Cerritos (quebrada de Guarico) a casi 100 Km. de distancia. Los costos del agua, por la distancia que tienen recorrer estos acueductos y por el alarde tecnológico que suponen, son bastante considerables. Los ríos que se desprenden de la cordillera de Los Andes y que surcan los llanos altos occidentales, si bien no están en terapia intensiva, corren riegos por la tala indiscriminada de sus fuentes. Lo mismo ocurre con los ríos que nacen en la Cordillera de la Costa y que confluyen en la cuenca del río Orinoco.  

En todo el mundo se consume un promedio de 250 litros de agua diarios por persona, tomando en cuenta el líquido que se bebe y el que se utiliza para otras labores. En Venezuela cada habitante consume un promedio de 400 litros por día y es 13º productor de agua en el mundo y el 6º en América, pero enfrentamos un inmenso desequilibrio, porque el 60% de la población se encuentra aglomerada en 4% del territorio nacional y lo dramático es que las principales fuentes de agua dulce no siempre están cerca de los centros urbanos, lo cual implica el transporte y la pérdida de un caudal considerable en el trayecto. [2]

 

El problema mas grave que enfrenta Venezuela y el mundo, es la forma cómo se ha encarado el problema del agua,  que es uno de los recursos potencialmente más susceptibles a los cambios climáticos. La tierra tiene un enorme volumen de agua, desproporcionado con el entorno físico, pero sólo el 2% es agua dulce, con el agravante de que la mayor parte (alrededor del 87%), se encuentra en capas de hielo, glaciares y aguas subterráneas, y un 13% (unos 2000 km3) es la cantidad de agua disponible, que se encuentra en los lagos, ríos y otros cuerpos de agua dulce, a ello le agregamos que en Venezuela la población está concentrada en el eje Centro-Norte-Costero y los recursos hídricos se encuentran en el eje Apurinoco (Apure y Orinoco), que incluye los ríos más caudalosos del país como el Aro, el Caura [3] y el Caroní.  

Buena parte de los afluentes de la margen izquierda del río Orinoco y de la vertiente occidental de la hoya del Lago de Maracaibo, no nacen en nuestro país. Por eso se nos considera un país de aguas abajo. Poéticos nombres de ríos como los de Táchira, Zulia, Escalante, Oro y Catatumbo, nacen en Colombia, así como también aquellos ríos que tienen sus fuentes en la zona que el gobierno colombiano llama “Orinoquia”, es decir la región de sabanas donde están los grandes ríos que desembocan en nuestro Orinoco, tales como: Arauca, Cinaruco, Capanaparo, Cunaviche, Meta [4], Guaviare, Vichada, Inírida y Guainía.  

Para darnos una idea de la desigual distribución de los recursos hídricos [5] en Venezuela, vasta decir que el 98.09% de los ríos venezolanos fluyen hacia las cuencas del río Orinoco (94,44) y del lago de Maracaibo (3,65%). [6] 

Notas: 

[1] Para mayor abundamiento, pueden consultar en:

a. “Proyecto del río Guaire promete un nuevo rostro para la ciudad capital”:

http://www.mci.gob.ve/reportajes/2/5776/promete_un_nuevo.html 

b. “Proyecto Saneamiento Río Turbio”

http://www.marn.gov.ve/default.asp?caso=11&idrev=21&idsec=215&idart=937 

c. “El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARN) inició los planes para la recolección de las aguas servidas y su tratamiento con la limpieza del lago de Valencia y de los ríos El Guaire y Turbio”.

http://www.abn.info.ve/go_news5.php?articulo=4742  

[2] Para mayor información sobre los recursos hídricos de Venezuela y el mundo, consultar la página Web de la FAO en “Summary table: Renewable water resources in the world by country”

http://www.fao.org/ag/agl/aglw/aquastat/water_res/waterres_tab.htm  

[3] Revista Digital del Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CENIAP), “Procesos relevantes de degradación de ecosistemas en la Guayana venezolana”, por Beatriz Graterol

http://www.ceniap.gov.ve/pbd/RevistasTecnicas/ceniaphoy/articulos/n12/arti/graterol_b.htm  

[4] El río Meta es considerado en Colombia como la segunda gran cloaca, después del río Magdalena. Ver en “Tierra América”, “Las aguas heridas del Magdalena”

http://www.tierramerica.net/2004/0202/acentos.shtml  

[5] Fuente: Revista “La Era Ecológica”, donde podrán consultar las estadísticas citadas y otras de interés

http://www.eraecologica.org/revista_04/era_ecologica_4.htm?futuro_del_agua.htm~mainFrame  

[6] Para información sobre la contaminación del Lago de Maracaibo, ver:

a. “Contaminación del Lago de Maracaibo”, por Nailid Molina.

http://www.monografias.com/trabajos16/lago-de-maracaibo/lago-de-maracaibo.shtml 

b. “Contaminación y salud en el Lago de Maracaibo. El agua esta enferma. Iniciativas no gubernamentales intentan contrarrestar la descarga de agentes contaminantes a las aguas de Sinamaica”

http://www.eraecologica.org/revista_16/era_agricola_16.htm?agua_enferma.htm~mainFrame 

c. “La Verdad de lo que Ocurre en el Lago Maracaibo” (22-07-2004)

http://www.ecoportal.net/content/view/full/32058  

Contacto con el autor:

Internet: “La Página de Omar Montilla”

http://lapaginademontilla.blogspot.com 

Correo:   omar1montilla@gmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 12117 veces.



Omar Montilla


Visite el perfil de Omar Montilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: