LA COLUMNácida

Inflación, referendos revocatorios, Sicko para Chávez y Misión Medicamentos

ESTO SÍ QUE COMBATIRÍA A LA INFLACIÓN

Una verdadera medida anti-inflacionaria, que nos daría protagonismo y participación directa en el manejo de nuestra economía, en vista de que la tal reducción de sueldos (propuesta por el Presidente) se quedó en puro cuento y lo que están esperando los burocratistas es que se les reduzcan únicamente los tres ceros por obra y gracia de la conversión monetaria, para mostrarlo como “aporte”, sería que los trabajadores revolucionarios -comenzando por los de la administración pública- aportemos al menos un diez por ciento (10 %) de nuestros sueldos y salarios, y que estos montos re-ingresen a las Finanzas Públicas de nuestro país, para incrementar los planes de desarrollo y de sustento social, y de ir hacia la equidad planteada ya en los asomos del Socialismo del Siglo XXI. Eso sí que verdaderamente incidiría sustancialmente en la reducción de la inflación, al reducirse la capacidad adquisitiva de cada quien, en proporción de lo que gana. Y, de paso, compensaría de alguna forma, el que no hayamos implantado -todavía- el trabajo voluntario que hasta por razones de salud (física y mental) pudiésemos hacer, para también convertirnos en protagonistas reales de nuestra Revolución, al contribuir directamente, con nuestras manos y cerebro, a tanta obra que está por hacerse y que tiene carácter de “urgente”. Por lo pronto, pongo a la orden mi diez por ciento (10 %) inicial. Solamente díganme en cuál cuenta del Erario Nacional debo depositarlo. Ah! y cuando llamen a trabajo voluntario, me gustaría trabajar de ayudante de carpintería o de albañilería.

FIRMAR DESDE EL PRINCIPIO DEL MANDATO

En el ante-proyecto de Ley que regirá los Referendos Revocatorios deberían incluir algo que vengo planteando desde que estaba Jorge Rodríguez al frente del ente comicial, y es que debería abrírsele a cada funcionario electo, un portal en Internet y -a la vez- un apartado en el CNE, para que desde el mismísimo momento en que asuma su cargo, podamos los electores recoger(le) las firmas que irían sumándose para convertirse en Solicitud de Remoción, llegado el momento que especifique la Ley, y que casi todos creen que debe ser en el momento justo en que llegue a la mitad cronológica de su período. De esta forma, cada vez que un ciudadano se sienta afectado por cualquier actuación que considere mediocre, irregular, ineficaz, ineficiente, atropellante o burladora de sus expectativas o de las expectativas de la comunidad a la que sirve directamente ese funcionario, podrá -a través de Internet o de la carpeta de firmas que a la par se le abra en el CNE- consignar su firma para en llegado el momento, llenar(se) la Solicitud de Convocar un Referéndum que como ya sabemos por experiencia, podrá ser Revocatorio o Confirmatorio.

¿ QUIEN DIJO MIEDO ?

Por el lado del funcionario, éste tendrá -o no- en cuenta, que esa posibilidad, de que firmen en su contra, estará abierta desde el mismísimo momento en que comience su gestión, para la cual sus electores han depositado en él su credibilidad, y -por tanto- tratará de tener un mejor desempeño de su gobierno y/o de sus funciones. Al cumplirse la mitad del período para el cual fue electo, se anunciaría públicamente el número de firmas que hasta ese momento se han recabado, el número de las que faltarían para hacer la solicitud formal y se fijaría el término de tiempo que tendríamos los ciudadanos para recoger las necesarias en función de solicitar el mecanismo. Si llegada la fecha estipulada no se han recabado las suficientes firmas, pues no se lleva a cabo el referendo. Que seguramente será lo que ocurrirá más a menudo. Pero no hay derecho a que tengamos que calarnos a funcionarios incompetentes que hasta se jactan de trabajar en contra del gobierno nacional, y no podamos salir de ellos porque los requisitos de rigor están diseñados para que los funcionarios se conviertan en “inamovibles”. Eso de tener que “mostrarse” públicamente en contra de un funcionario ostentador de poder, a través de unas firmas que tienen que recogerse en un tiempo mínimo (de tres días, por ejemplo) y en poquísimos centros de recolección de firmas…, o de verse los ciudadanos “obligados” a montar casi una campaña electoral pública en contra de un funcionario supuestamente revocable, no facilita ni hace viable, ni “democratiza” este novedoso derecho civil plasmado en la Constitución. Hasta ahora la tal posibilidad de Referendo es un Derecho Civil castrado. En un futuro, el poder del pueblo estará encarnado en los Consejos Comunales, y un mecanismo como el que estamos planteando debería funcionar para la remoción de los “consejeros”, voceros y representantes, con un instructivo apropiado. Sería la magna esencia de la democracia y de la eficiencia revolucionaria.

SICKO PARA CHÁVEZ

Sicko se llama el último film de Michael Moore, y en él hay una escena que no tiene pérdida: Moore coloca en una embarcación a un grupo de trabajadores gringos (con enfermedades como fibrosis pulmonar y hasta cáncer, sumadas al estrés post-traumático) y los transporta hasta la Base Guantánamo en Cuba, porque le escuchó decir -públicamente- a unos congresantes republicanos y a unos generales del ejército de su país, que el servicio de atención médica en esa instalación (donde mantienen injustamente retenidos a más de 500 ciudadanos de origen árabe, sin fórmula de juicio y hasta bajo tortura), era de primera categoría. Y porque además estos trabajadores no conseguían atención médica en su propio país. Unos porque no tenían “seguro” y otros porque sus “seguros” resultaron insuficientes. Al acercarse al muelle de la base, Moore -megáfono en mano- preguntó que si podían atender a un grupo de trabajadores que habían realizado labores de rescate el 11 de septiembre de 2001, cuando se vinieron abajo las famosas torres gemelas de New York, y habían desarrollado diversas enfermedades “laborales” y otras más graves, a raíz de su exposición al polvillo, al humo y a toda la contaminación que produjo aquel hecho, además del terror que enfrentaron. En la Base se negaron a recibirlos. Moore decide entonces dirigirse a La Habana, donde los enfermos viajeros fueron atendidos a cuerpo de rey en centros médicos de esa ciudad por un grupo de especialistas, quienes les proporcionan los tratamientos necesarios. Pero hay un caso que destaca y es el de Reggie Cervantes, una paramédico, quien desde el incidente de las torres, utiliza inhaladores para facilitarse la respiración (viene tosiendo durante todo el trayecto), que en su país le cuestan 120 dólares (alrededor de Bs. 260.000,oo), y en La Habana consiguió por 5 centavos de dólar (un poquito más de 100 bolívares), cada una…!

¡ MISION MEDICAMENTOS POR PIEDAD !

El Presidente Chávez debería pedir rápidamente una copia de esta película para ver si se convence de una buena vez, de que es urgente crear una nueva Misión que a lo mejor se llame “Medicamentos”, para que en términos perentorios se instalen en Venezuela laboratorios que produzcan medicamentos a precios razonables, solidarios para el pueblo y además cónsonos con la red de instalaciones de salud que viene montando con enorme éxito. Porque el precio de las medicinas no detiene su andar. La inflación en el servicio de servicios médicos privados se disparó en el mes de junio de 1 % a 9,5 % …! Y eso que tenemos dólar controlado para importar, Cadivi entrega las divisas a tiempo y los medicamentos no pagan IVA…! Y por más que se compren medicinas para regalar y revender subsidiadas, la mayoría de los medicamentos que nos hacen falta, en nuestra realidad de país, para curar las enfermedades que sufrimos, pues no las tenemos. Existe una lista de 510 productos, (fármacos) que necesitamos para curar las enfermedades que encontramos en Venezuela, y sencillamente no los tenemos. Menos mal que contamos con los “Barrio Adentro”, pero hasta en esos sitios hacen falta las medicinas. Hace como dos años escuché decir que este gobierno estaba financiando dos plantas productoras de sueros fisiológicos (que evitan principalmente muertes de niños y de ancianos), a dos transnacionales. No sé si las están construyendo. Hasta ahora no aparecen y los sueros tampoco. Mientras sigan creyendo en el alto gobierno que esa instancia llamada Sefar-Sumed nos va a resolver el problema, estamos pelando bolas. Eso es una hormiga, al lado del elefante que tiene que montar Venezuela para atender sus problemas de salud. Tampoco sé si es que esa mafia de laboratorios transnacionales productores y comercializadores de medicinas ya le “llegó” a nuestros revolucionarios, “tocándolos” con la varita mágica del vil dinero, que en otros tiempos tocó sutilmente a Blanca Ibáñez por estos lares y en otro momento a Hillary Clinton en los EEUU. ¿Qué será? ¿Qué pasara? Lo otro que podrá estudiarse, viendo la película, es la conveniencia de esos “Seguros Médicos o HCM” que pagan tanto el gobierno como los particulares para esquilmar a la gente…

CADA VEZ MAS CERCA EL JUICIO A BUSH

Después de que el Senado del Estado de Vermont, se convirtiera en la primera cámara legislativa estadal de los Estados Unidos que votara y aprobara por mayoría, someter a juicio político al Presidente Bush y al Vicepresidente Dick Cheney, este juicio se acerca cada vez más. Ya una importante y mayoritaria representación de la Cámara Baja del parlamento estadounidense votó por el regreso de las tropas norteamericanas de Irak, proponiendo un término de 120 días para ello, en vista de que esa guerra ya se perdió (a pesar de que Bush no quiera verlo así) y ahora van por la inhabilitación de este genocida, para sacarlo del juego político de por vida, y, si es posible, ponerlo a buen recaudo por las atrocidades cometidas bajo su directa responsabilidad. Hasta el requeteleído diario New York Times, que apoyara en su momento inicial la participación del ejército de los EEUU en esa guerra en el Medio Oriente, ahora dicen estar más que convencidos de que esa guerra ya se perdió. Tanto moralmente (perdida desde los inicios), como materialmente, por lo incontrolable que se les volvió ese territorio ocupado ilegalmente. Y además está contribuyendo a la quiebra total del país, porque si el año pasado costaba un poco más de 6 mil millones de dólares mensuales, ya les está costando más de 12 mil millones de dólares mensuales y se les volvió insostenible.

¿REGULAR A LOS MÉDICOS O A LAS CLINICAS ?

¿O a ambos? Me comenta una amiga, escuálida por cierto, que ella está de acuerdo con que Chávez meta en cintura los precios por la atención privada en salud, del país. Pero sobre todo a las clínicas… “imagínate -me cuenta- que hace poco a mi marido le extirparon un pequeño quiste sebáceo en la espalda. El médico cobró 650 mil bolívares, lo cual no nos pareció ni muy-muy ni tan-tan, por el término de menos de una hora que trabajó en la cirugía que realizó. Pero cuando nos entregaron la cuenta por dos días que estuvo mi marido en la Clínica, ésta ascendió a un poco más de 5 millones de bolívares…!

NUESTRO FUTBOL DE SIEMPRE

Creo que la Copa América corroboró -una vez más- quiénes son los grandes del Fútbol en este Continente. Yo, no muy ganado para estos circos y bululúes, predije que quedaríamos como quedamos. Nosotros, bien atrás. En mi columna pasada elogié el comportamiento -novedoso para mí- de México lindo y querido. Y fue casi la única sorpresa en el marcador de lo que ha venido sucediendo en los últimos 30-40 años. Porque siempre (o casi siempre) dirimen la final quienes llegaron a ella. Y de tercero, también casi siempre llegaba Uruguay, que en esta oportunidad le cedió el campo a los manitos.

LA IMPELABLE COPA AMÉRICA

Con este evento, ganamos una inmensidad, sobre todo en imagen. A pesar de no colarse en tantos canales de TV internacionales como sucede en campeonatos mundiales, muchas imágenes de nuestro país se vieron en numerosos rincones de todo el planeta, y por más que imagino que en algunos casos, algunos “anima(l)dores” presentaron ediciones segmentadas para tratar de mostrar las escasas expresiones de inconformidad con nuestra Revolución, éstas resultaron apabulladas por la realidad: La gente fue a los juegos plenando los estadios, gritó lo que se le antojó sin restricción alguna y todos los escenarios desbordaron civilidad a montones. Lo que echa por tierra (y todas esas imágenes valen por las miles o millones de palabras que se orquesten en contra de Venezuela y su gobierno, a través de las transnacionales de la desinformación), la idea que los apátridas han venido vendiendo afuera desde que llegó Chávez al poder, en cuanto a que lo que tenemos en Venezuela es una dictadura militar y una guerra civil en la que nos matamos unos y otros. Dañando al país, espantando al turismo que pudiera venir y a algunos inversionistas comedores de televisión perversa. Todos esos pendejos perdieron una vez más la partida que ganó Venezuela. La visión que se llevan tantos periodistas extranjeros de nuestro país, se impondrá afuera, porque en la mayoría de países que conocemos, se hace periodismo. No se confunde al periodismo con expresiones político-partidistas que confunden la gimnasia con la magnesia.

EL FUTURO DE ESTA DISCIPLINA

Creo que también demostramos que podemos hacer cosas muy buenas en tiempo récord como sucedió con el nuevo viaducto y las 10 super-instalaciones deportivas, unas creadas y otras refaccionadas y agrandadas. Ahora lo que debemos hacer, aprovechando la fiebre que nos ha dejado la “Mejor Copa América” que haya tenido lugar en el tiempo, es crear clínicas serias de enseñanza futbolística para incentivar a los nuevos prospectos, niños y jóvenes, de manera que para dentro de unos 10 a 20 años podamos codearnos con los grandes del fútbol americano y mundial. Y al abuelo Richard, deberían nombrarlo santo patrono de este deporte, pero que ya -¡por favor!- le dé paso a otros…

manuelrugeles@gmail.com

manuelrugeles@walla.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2967 veces.



Manuel Rugeles A.


Visite el perfil de Manuel Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: